Bienes raíces

Los bienes raíces son aquellos que no pueden ser trasladados o movidos de su lugar, y por ello también se denominan inmuebles.

Definición de bienes raíces.

Los bienes raíces son aquellas propiedades, construcciones o terrenos que no se pueden mover del lugar donde se encuentran.

Se trata de un bien, que al «echar raíces» en un lugar no se puede mover, y de allí el nombre de bienes inmuebles y de bien raíz.

Los bienes raíces con los terrenos, edificios, casas, bodegas, almacenes, fábricas, etc.

Bienes raíces en la estructura financiera de una empresa.

Los bienes raíces, por regla general, hacen parte de los activos fijos de una empresa, no por su calidad de bien inmueble, sino por destinación.

Un bien raíz por lo general es utilizado para generar renta, para producir, como la bodega donde se almacenan las mercancías, el edificio donde están las oficinas de la empresa, o el lugar donde fabrican los productos, e incluso el apartamento que una persona tienen para rentar o arrendar.

Excepcionalmente los bienes raíces pueden tener la connotación de bienes movibles o inventarios, como el caso de las constructoras que construyen edificios para ser vendidos. En tal caso no es un activo fijo sino uno movible que hace parte del inventario.

Bienes raíces como inversión.

Históricamente los bienes raíces han sido utilizados como un mecanismo de inversión o de preservación de capital.

Una casa, apartamento, finca o cualquier construcción, puede ser arrendado y obtener un ingreso periódico constante.

Además, los bienes raíces no solo conservan su valor con el paso del tiempo, sino que se valoriza, por lo que son un excelente activo de refugio y protección contra la inflación.

Difícilmente una propiedad raíz pierde su valor, y si llegara a perderlo en una crisis económica, por ejemplo, será una disminución temporal del valor.

Aspectos legales en la comercialización de bienes raíces.

Los bienes raíces están sujetos a registro público como una medida de control, perdiendo tener un registro histórico sobre su estatus jurídico, como los propietarios que ha tenido a lo largo de su vida, así como los gravámenes y limitaciones a la propiedad que puedan tener.

La compraventa de los bienes raíces se debe realizar mediante escritura pública que debe ser inscrita en el registro público.

El registro público expide un certificado con el historial jurídico del bien raíz, que al ser público cualquier persona puede solicitarlo, que todo potencial comprador debe obtener para conocer el estatus jurídico del bien raíz que pretende comprar.

Ese ese certificado el que indica quién es el dueño actual del bien raíz, si tiene algún gravamen como hipoteca, o alguna medida cautelar como un embargo, o alguna limitación al dominio como un usufructo, derecho de habitación o servidumbre, etc.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter Compártalo en Whatsapp

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.