¿Qué es la subrogación hipotecaria?

Por

La subrogación hipotecaria es una figura utilizada para cambiar tanto el deudor como el acreedor existiendo una hipoteca de por medio.

La subrogación hipotecaria es de común utilización en el sistema financiero en la financiación de vivienda garantizada por hipoteca.

En ese caso, un banco puede comprar la cartera hipotecaria a otro banco, o un banco puede consentir que el deudor de una vivienda hipotecada  sea cambiado por otro que asume la deuda, caso típico cuando se compra una casa mediante una hipoteca a una constructora.

También se utiliza se utiliza cuando entre particulares se negocian propiedades afectadas con hipotecas.

Recordemos que por definición técnica la subrogación puede ser legal o convencional.

Es legal cuando la ley así lo dispone, como lo señala el artículo 1668 del código civil cuando dice:

«SUBROGACION LEGAL. Se efectúa la subrogación por el ministerio de la ley, y aún contra la voluntad del acreedor, en todos los casos señalados por las leyes y especialmente a beneficio:

1o.) Del acreedor que paga a otro acreedor de mejor derecho en razón de un privilegio o hipoteca.

2o.) Del que habiendo comprado un inmueble, es obligado a pagar a los acreedores a quienes el inmueble está hipotecado.

3o.) Del que paga una deuda a que se halla obligado solidaria o subsidiariamente.

4o.) Del heredero beneficiario que paga con su propio dinero las deudas de la herencia.

5o.) Del que paga una deuda ajena, consintiéndolo expresa o tácitamente el deudor.

6o.) Del que ha prestado dinero al deudor para el pago, constando así en escritura pública del préstamo, y constando además en escritura pública del pago, haberse satisfecho la deuda con el mismo dinero.»

La subrogación es convencional cuando el acreedor conviene el pago de la deuda en los términos del artículo 1669 del código civil:

«SUBROGACION CONVENCIONAL. Se efectúa la subrogación, en virtud de una convención del acreedor, cuando éste, recibiendo de un tercero el pago de la deuda, le subroga voluntariamente en todos los derechos y acciones que le corresponden como tal acreedor; la subrogación en este caso está sujeta a la regla de la cesión de derechos, y debe hacerse en la carta de pago.»

Por su parte el artículo 1670 del código civil señala que la que con la subrogación, tanto legal como convencional, se «traspasa al nuevo acreedor todos los derechos, acciones y privilegios, prendas e hipotecas del antiguo».

En algunos casos no es la subrogación sin la novación lo que se configura, tema del que nos ocuparemos en un próximo editorial.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

2 Opiniones
  1. Elena Dice:

    Gracias por toda la información, ha sido de gran ayuda para mis funciones como jurídica de una entidad de estado, me ayudan a resolver muchas dudas que se van olvidando por el paso del tiempo. es una pagina de mucha actualidad jurídica.

    Responder
  2. sandra Dice:

    Gracias es una pagina que me a ayudado mucho para mis estudios

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.