¿Cuándo el allanamiento de la demanda se considera ineficaz?

Siendo el allanamiento la aceptación que hace el demandado respecto a los hechos y las pretensiones de una demanda y generando este como consecuencia la terminación del  litigio,  es indispensable que para su procedencia se den una serie de presupuestos,  tales como la manifestación expresa de allanarse que debe ser efectuada por quien tenga la facultad para hacerlo.

El allanamiento es una forma anormal de terminación de un proceso judicial, pues antes de que se dicte sentencia por el juez, el conflicto termina por el asentimiento del demandado en cuanto a lo que pretende el demandante, hay que aclarar que cuando hay allanamiento parcial el proceso continúa respecto a lo no allanado.

En cualquier momento del proceso antes de dictarse sentencia de primera instancia el demandado puede allanarse a la demanda, sin embargo aunque de manera expresa se efectué el allanamiento, este será ineficaz en los siguientes casos, de conformidad con lo señalado en el artículo 94 del código de procedimiento civil:

  • Cuando el demandado no tenga capacidad dispositiva, es decir, cuando este no tenga la disposición del derecho; es indispensable para que el allanamiento produzca sus efectos que quien lo efectué tenga la disposición del derecho en litigio.
  • Cuando el derecho no es susceptible de disposición de las partes.
  • Cuando los hechos admitidos no puedan probarse por confesión.
  • Cuando habiendo litisconsorcio necesario el allanamiento no provenga de todos los demandados, dado que el fallo les atañe a todos por igual, es necesario para que el proceso termine por el allanamiento que todos lo efectúen.
  • Cuando la sentencia deba producir efectos de cosa juzgada respecto de terceros.
  • Cuando se haga por medio de apoderado y este carezca de la facultad para confesar; las facultades del apoderado deben estar contenidas en el poder, ya que de lo contrario no podrán presumirse, en este caso pese a que el código establece que será ineficaz el allanamiento cuando el apoderado que lo efectué no tenga  facultad para confesar se debe entender facultad para allanarse.

Respecto a esta ultima causal de ineficacia del allanamiento el código general del proceso en el numeral 4° del artículo 99 el cual comienza a regir a partir del primero de enero de 2014 establece que será ineficaz el allanamiento efectuado por el apoderado cuando este carezca de la facultad para realizarlo, el código general del proceso ya no se refiere a la facultad de confesar del apoderado, sino a la de allanarse, como debió señalarse desde un principio en el C.P.C.; por último hay que señalar que las causales de ineficacia del allanamiento son las mismas en ambos códigos.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.