Nulidad y cuando se puede decir que un contrato es nulo

Para que un contrato sea valido de reunir los siguientes requisitos según lo preceptuado por el artículo 1502 del código civil,

  1. Que las partes contratantes sean legalmente capaces.
  2. Que se exprese el consentimiento y este sea exento de todo vicio, los vicios del consentimiento son error, fuerza y dolo.
  3. Que el objeto del contrato sea lícito, es decir que el fin perseguido sea permitido por las normas.
  4. Y por ultimo causa licita que no es más, motivo que impulsa a las partes a suscribir un contrato.

Entonces, si un contrato no cumple estos requisitos, está viciado de nulidad ya sea relativa o absoluta; la nulidad absoluta es aquella que no puede ser saneada por ejemplo Andrés y Miguel suscriben un contrato de compraventa de unas armas de Fuego, este contrato está viciado de nulidad absoluta pues la venta libre de estas armas no está permitida, es decir, hay un objeto ilícito.

Por otra parte la nulidad relativa solo puede ser declarada judicialmente  a petición de parte,  a diferencia de la nulidad absoluta esta si puede sanearse ya sea por el lapso del tiempo o por ratificación de las partes.

Al respecto la Corte Constitucional sea pronunciado sobre la nulidad en su sentencia de constitucionalidad  C – 597 de 1998 de la siguiente manera:

La nulidad, según la doctrina prevalente, constituye un castigo o sanción civil que se impone por la omisión de los requisitos que la ley considera indispensables para la validez de los actos o contratos. La nulidad se identifica con la invalidez del acto o contrato.

La nulidad puede ser absoluta o relativa. La primera se dirige a proteger el interés público o general de la sociedad, pues está destinada a castigar lo ilícito, es decir, lo contrario a la ley, las buenas costumbres y el orden público. La segunda protege el interés privado o particular. Sin embargo, es posible encontrar casos en los que los dos intereses -privado y público- se encuentran comprometidos, vr.gr. Cuando se trata de la defensa de los incapaces”.

Según lo expresado por la corte se considera que un contrato está viciado de nulidad cuando faltan los requisitos que la ley exige para su validez, los cuales anteriormente se enumeraron y que  la declaratoria de nulidad es la sanción que se imputa por omitir  dichos requisitos. La declaratoria de nulidad de un contrato restituye  al mismo estado en que estaban las partes antes de celebrar el contrato, es decir, al estar el este  viciado de invalidez por la declaratoria de nulidad,  las cosas se retrotraen a como estaban antes de la celebración del mismo.

Recomiéndanos en

Google+ Facebook Twitter
Gerencie.com en su correo
(Gratis - Reciba diariamente nuestras novedades en su correo)

Siéntase libre de opinar

56 Opiniones
  1. myriam gongora dice:

    myriam gongora dice:
    26 abril, 2015 a las 8:35 am
    Que pasa si en el contrato de arrendamiento de un apartamento que se efectuó a dos personas muere uno de los dos arrendatarios, debe continuar este contrato y si es así los herederos del muerto deben continuar pagando la mensualidad del muerto o que se debe hacer si ningún heredero quiere seguir pagando esta responsabilidad que ellos no efectuaron? gracias.

    Responder

  2. myriam gongora dice:

    Que pasa si en el contrato de arrendamiento de un apartamento que se efectuó a dos personas muere uno de los dos arrendatarios, debe continuar este contrato y si es así los herederos del muerto deben continuar pagando la mensualidad del muerto o que se debe hacer si ningún heredero quiere seguir pagando esta responsabilidad que ellos no efectuaron? gracias.

  3. ROSALET dice:

    ¿Quienes son las personas que pueden demandar una anulacion de contrato?.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.