¿Qué son las restituciones mutuas?

Cuando se hace un negocio y este fracasa, o se deshace ya sea por acuerdo entre las partes intervinientes o por sentencia judicial, proceden las llamadas restituciones mutuas que consiste en que cada parte devuelve lo que ha recibido de la otra.

Es el caso de un contrato de compraventa de una casa, donde el vendedor entrega la casa y el comprador paga parte del precio, o el precio completo. Si en el futuro el negocio se deshace por la razón que sea, entonces cada parte restituye a la otra lo que es suyo.

Naturalmente que si el negocio no prosperó, el que fungió  como comprador debe devolver la casa a quien se la vendió, y quien la vendió debe reintegrar el pago que el comprador le hiciera por ese negocio, de manera que ninguno resulte perjudicado, pues cada quien restituye lo que no es suyo y es del otro, y de allí la expresión “mutua”.

Si miramos por ejemplo el caso de las restituciones por la declaratoria de nulidad de un contrato, dice el artículo 1746 del código civil colombiano:

«La nulidad pronunciada en sentencia que tiene la fuerza de cosa juzgada, da a las partes derecho para ser restituidas al mismo estado en que se hallarían si no hubiese existido el acto o contrato nulo; sin perjuicio de lo prevenido sobre el objeto o causa ilícita.

(…)»

Igual efecto tiene la resolución de un contrato, donde las cosas deben volver a como estaban antes de existir jurídicamente el contrato resuelto, y ello se consigue mediante las restituciones mutuas.

En algunos casos, incluso se deben restituir los frutos que produjeron los bienes objetos de restitución.

Por ejemplo, si una persona poseyó una bodega durante varios años por la que cobraba un determinado canon de arrendamiento, debe restituir también esos frutos al verdadero dueño de la bodega, pues este dejó de percibirlos debido que otra persona poseía el bien y lo aprovechaba en su propio beneficio.

Igualmente, quien restituye un pago recibido, debe restituirlo junto con la corrección monetaria, puesto que se debe reconocer el efecto que la inflación produce sobre el dinero.

Supongamos que en el 2010 se negoció una casa, donde el comprador o promitente comprador entregó al promitente vendedor la suma de $100.000.000,  y finalmente la promesa de compraventa fue resuelta por un juez,  debiendo una parte devolver la casa y otra devolver el dinero.

No es justo que quien entregó 100 millones de pesos reciba los mismos 100 millones 7 años después cuando el dinero ha perdido casi el 40% del poder adquisitivo  por cuenta de la inflación, situación que justifica al ajuste respectivo y así lo ha considerado la sala civil de la corte suprema de justicia en reciente y reiterada jurisprudencia.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. LUELRURO dice:

    si se compra una finca y en el momento que se suponía hacer la escritura no se pudo hacer porque el comprador no podía ese día y el vendedor no tenia todo a paz y salvo, la firma ya estaba entregada y pasado un tiempo después que la finca esta pagada en su totalidad y con muchas mejoras por problemas entre el vendedor y el comprador el vendedor dice que no hace la escritura que le paguen una cantidad de un 50% mas de lo pagado y pactado así ya han pasado 9 anos y el vendedor no quiere hacer la escritura que se puede hacer en ese caso

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.