Contabilización de una tarjeta de crédito

Cuando la empresa o el comerciante adquieren una tarjeta de crédito, ¿cuál debe ser la contabilización a realizar?

Contabilizar una compra con una tarjeta de crédito no representa ningún problema, por cuanto se está causando un pasivo, contra un gasto, inventario o lo que corresponda según el tipo de compra realizada.

Pero el simple otorgamiento de la tarjeta de crédito sí representa cierta dificultad, puesto que aún no se tiene un pasivo y tampoco se tiene un activo, debido a que la tarjeta de crédito sólo representa un cupo de endeudamiento, una disponibilidad de dinero, que al momento de otorgarse no se ha utilizado, por tanto no hay ni pasivo ni activo hasta tanto no se haga uso la tarjeta de crédito.

A manera de ejemplo supongamos que una empresa adquiere una tarjeta de crédito por $10.000.000. En el momento de la adquisición de la tarjeta, la empresa no la ha utilizado aún, luego a ese momento no tiene ninguna obligación financiera.

Supongamos que al día siguiente la empresa hace un avance en efectivo por $5.000.000. En ese momento se configura un pasivo por los $5.000.000 a la vez que se tiene un activo por cuanto se tiene en caja la suma de $5.000.000 que se avanzaron con la tarjeta.

Bien, como el simple otorgamiento de la tarjeta de crédito no constituyen un pasivo y menos un activo, debemos buscar por el lado de las cuentas de orden, donde efectivamente encontramos una cuenta para este tipo de hechos económicos.

Dentro de las cuentas deudoras de control, hay una cuenta llamada “Créditos a favor no utilizados”, código 8320 del PUC para comerciantes, cuenta que consideramos es la correcta para estos casos.

Una tarjeta de crédito es precisamente un cupo de crédito aprobado por un banco, el cual sólo se hará efectivo en el momento futuro en que el propietario de la tarjeta haga uso de ella, mientras, sólo será un crédito no utilizado, y por tanto no se convertirá en pasivo efectivo hasta que sea utilizado, ya sea haciendo comprar con la tarjeta o haciendo avances en efectivo.

Diferente es el caso cuando el banco aprueba un crédito a la empresa, desembolsa el dinero y lo consigna en la cuenta de ahorros o corriente de la empresa. En este caso como el dinero ya está en poder de la empresa, hay que contabilizar el pasivo y el respectivo pasivo, lo que no sucede con el otorgamiento de una tarjeta de crédito.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.