Diagrama de Pareto

El diagrama de Pareto, basado en la regla del 80/20, ayuda a priorizar y, por tanto, a identificar más fácilmente los errores en las empresas o incluso en las estrategias de marketing.

Origen del diagrama de Pareto.

Fue formulado por primera vez por el ingeniero, sociólogo, economista y filósofo italiano Vilfredo Pareto 1848-1923.

Vilfredo, estudiando la distribución de la riqueza en Italia en aquella época, llegó a la conclusión de que el 80% de la riqueza estaba en manos del 20% de la población y el 20% restante en manos del otro 80%. Una vez establecido esto, lo publicó por primera vez en 1896 en su «Cours d’économie politique»  Curso de economía política.

El diagrama de Pareto puede utilizarse para identificar las deficiencias de una organización, determinar las áreas de mejora y establecer un plan de acción necesario para eliminar las pérdidas.

¿Qué es el diagrama de Pareto?

El diagrama de Pareto puede ser muy útil para la toma de decisiones en una organización, ya que ayuda a priorizar las acciones que hay que realizar para conseguir los resultados deseados. Si aún no estás familiarizado con esta técnica y no sabes cómo utilizarla, este artículo te proporcionará todo lo que necesita saber.

El diagrama de Pareto es una técnica para clasificar gráficamente la información de más a menos importante con el fin de identificar los problemas más importantes que hay que abordar y resolver.

La técnica se basa en el principio de Pareto, o la regla del 80/20, según la cual el 80% de los efectos se deben al 20% de las causas.

Un diagrama de Pareto, también conocido como curva de distribución ABC, es un gráfico que clasifica los aspectos asociados a un problema y los coloca en orden de mayor y menor frecuencia, de modo que quede claro cuál es la causa principal de un efecto concreto.

Muchas empresas no se dan cuenta de que la forma de aumentar los beneficios no es siempre aumentar la variedad de productos. A veces nosotros mismos somos el peor enemigo de nuestros productos, quitándoles ventas y ofreciéndoselas a otros.

La función del diagrama de Pareto es, por tanto, ayudar a las empresas a identificar las necesidades más importantes que hay que atender y no desperdiciar recursos en cuestiones irrelevantes.

¿Cómo se hace un diagrama de Pareto?

Para crear un diagrama de Pareto, siga los siguientes pasos:

  • Investigar el problema, recoger los datos y seleccionarlos para su análisis.
  • Priorizar la información de mayor a menor.
  • Ordenar los datos de la tabla de mayor a menor y calcula el porcentaje de cada uno.
  • Dibujar un diagrama. Primero dibujar los ejes vertical y horizontal y luego la línea vertical izquierda para la frecuencia.
  • Dibujar una cifra para cada grupo, de mayor a menor.
  • Dibujar la línea de la derecha que representa el porcentaje acumulado.
  • Dibujar una curva que conecte los puntos para representar la suma de cada grupo.
  • Añade datos relevantes al gráfico: nombre, fecha, periodo de referencia, fuente de información, etc.
  • Analizar el gráfico e identificar los puntos clave a los que hay que dar prioridad.

¿Para qué sirve el diagrama de Pareto?

Un diagrama de Pareto puede utilizarse para:

  • Analizar los diferentes productos y servicios ofrecidos y mejorar su calidad.
  • Considerar la producción de productos en términos de tiempo y cantidad.
  • Identificar qué productos generan más ventas y cuáles tardan más.
  • Buscar formas de mejorar el negocio.
  • Identificar por qué se producen determinados problemas y priorizar las soluciones.

Características de un diagrama de Pareto

Las características más importantes del diagrama de Pareto son:

  • Es una técnica de cálculo sencilla.
  • Analiza las características de un grupo y determina qué es lo más importante dentro de él.
  • Examina todos los elementos y se centra en un único objetivo.
  • Toma decisiones objetivas basadas en datos y no en opiniones personales.
  • Analiza los elementos y la frecuencia de cada elemento.
  • Elementos de un diagrama de Pareto

Elementos de un diagrama de Pareto

Eje Y izquierdo: Es la frecuencia con la que se produce el problema o la situación analizada.

Eje Y derecho: Se refiere al porcentaje que resulta del número total de emisiones.

Eje X: En la parte inferior se describen las categorías de problemas o situaciones que deben evaluarse.

Ventajas del diagrama de Pareto

Las ventajas de utilizar un diagrama de Pareto en el proceso de toma de decisiones son las siguientes:

  • Permite centrar sus esfuerzos en las mejoras que le serán más útiles.
  • Ofrece una visión sencilla y eficaz de cómo priorizar los problemas.
  • Evita que los problemas se agraven.
  • Es una herramienta fácil de entender que fomenta el deseo de resolver problemas dentro de la organización.

Entonces, el diagrama de Pareto permite priorizar y centrarse en las causas fundamentales para resolver eficazmente los problemas. Con esta herramienta, se podrá tomar decisiones objetivas que aportarán más valor a la organización.

¿En qué ámbitos puede utilizarse en la empresa el diagrama de Pareto?

El diagrama de Pareto puede aplicarse por igual a todas las áreas de la empresa. Los siguientes son algunos de ellos:

Zona de producción.

El 20% de los procesos de una empresa producen el 80% de sus productos o servicios.

Área de ventas

El 80% de los casos atendidos por los vendedores representan el 20% de los productos y el 20% de los clientes generan el 80% de la facturación.

Área administrativa

El 80% del éxito de una empresa lo crea el 20% de sus empleados.

Reclamaciones y ofertas

El 20% de las reclamaciones sobre productos representan el 80% de las quejas de los clientes.

Gestión de inventarios

El 80% de los costes de inventario corresponden al 20% de los productos.

Control de calidad

El 20% de los defectos corresponde al 80% de los procesos.

¿Cómo interpretar el diagrama de Pareto?

Como se ha mencionado Wilfredo Pareto “1848-1923” estudió detalladamente la distribución de la riqueza en Europa. Existen otros tipos de estudios para examinar la desigualdad en la población, como la curva de Lorenz. Pero los estudios de esta época muestran una distribución desigual de la riqueza: había personas que acumulaban mucha riqueza y muchas que acumulaban poca. Esta desigualdad, por la que ciertos segmentos de la población acumulan mucha riqueza, es universal y puede aplicarse a muchos sectores. Por ejemplo, para clasificar los clientes más importantes, las tareas, la calidad, etc. de una organización. Este concepto se conoce como el principio de Pareto.

El principio de Pareto, formulado posteriormente por J.M. Juran, establece en relación con los costes empresariales que "un gran porcentaje de los costes está causado por un pequeño porcentaje de factores de coste".

Este pequeño porcentaje de factores relevantes debe ser identificado para que los recursos de mejora de la calidad puedan concentrarse en estas áreas.

Esta herramienta, también conocida como descomposición ABC, diagrama de Pareto o curva 80-20, nos permite separar los problemas más importantes de los menos importantes, utilizando el principio 80-20 o de Pareto, que generalmente es así

"El 20% de las causas causa el 80% de los efectos".

Este concepto, como ya se ha mencionado, se utiliza para clasificar las principales causas de análisis en una organización. Esta clasificación nos permitirá mejorar la eficacia de la organización. Teniendo en cuenta sus principales características:

El análisis de Pareto es muy útil para identificar y evaluar posibles problemas en una organización. Un ejemplo es la clasificación de las principales actividades de una empresa que opera en Internet y la posterior automatización de estos procesos.

Ejemplos para entender su interpretación:

Para realizar un análisis de datos por grupos y búsqueda de comportamientos desconocidos.  Una vez clasificados los grupos, podemos ponderarlos y extraer los grupos de interés. Por ejemplo, si analizamos los "tipos de clientes por estancia en el hotel", podemos clasificarlos según el tipo de hotel que visitan.

Análisis con otras variables, como la estacionalidad. Ejemplo: El problema que hay que analizar en un negocio de alquiler de tablas de surf no es el mismo en las distintas épocas del año.

Una vez analizadas las causas fundamentales, es posible actuar en ambas direcciones. Actuar sobre las causas para "explotarlas", por ejemplo, para identificar a los clientes clave, no es lo mismo que "intervenir", por ejemplo, para mejorar las ineficiencias de la empresa.

La unidad de medida “unidades de producción, horas de trabajo, unidades monetarias, %, etc.” debe estar claramente definida en cada caso. Dos escalas de medición comúnmente utilizadas son la escala de frecuencia y la escala de porcentaje.

El mejor diagrama de Pareto, si lo utiliza una organización para seleccionar los problemas a resolver en el futuro, es aquel que utiliza una medida que refleja el coste de los problemas para la organización. Hay dos formas de clasificar a los clientes: los que realizan más ventas o los que utilizan más a menudo los servicios de la empresa.

Formalmente, un diagrama de Pareto es un gráfico de barras en el que los rangos individuales se ordenan de mayor a menor frecuencia, de izquierda a derecha. La longitud de las barras representa la frecuencia absoluta, es decir, el número de casos expresados en unidades monetarias, el número de visitas, etc. De este modo, presentamos las actividades más importantes y significativas que hay que investigar.

Según el principio de Pareto, el 80% de los resultados se deben al 20% de los elementos. Cuanta más información haya, más probable será que se cumpla este principio.

Supongamos que queremos analizar el mercado de "alojamiento en hoteles en España entre enero de 1999 y noviembre de 2017".

Un diagrama de Pareto puede ser muy útil para tomar decisiones y desarrollar estrategias eficaces para alcanzar los objetivos prioritarios de una organización. El uso de una herramienta de encuesta en línea es una de las formas más prácticas de lograrlo.

Nos interesa clasificar los tipos de clientes que se alojan en los hoteles de España según una determinada clasificación. El método más común es clasificar a los clientes por ubicación, basándose en el número de estrellas de los hoteles.

Como puede verse, los huéspedes de cuatro y tres estrellas de oro son los que más noches pasan en los hoteles clasificados. Estos dos tipos de alojamiento representan el 28% del total de establecimientos clasificados, y este 28% de establecimientos generó el 80% de las pernoctaciones hoteleras analizadas en el periodo de referencia. Como ya se ha dicho, cuanto mayor sea el número de elementos, mayor será la probabilidad de cumplir la "regla del 80-20".

El mismo análisis puede generalizarse a infinidad de campos de la economía, la bioestadística, las finanzas, la gestión de la calidad, etc. Los elementos pueden clasificarse de mayor a menor frecuencia; en algunos casos, los elementos con una frecuencia muy baja pueden añadirse a la sección "Otros".

Recuerda, además, que puedes utilizar un diagrama de Pareto para priorizar y concentrar esfuerzos y tiempo en el 20% de las causas que resuelven el 80% de los problemas de la empresa. Esto te ayudará a ser más proactivo y eficiente, centrándose en las actividades que realmente producen resultados.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.