Networking

El término «networking» se utiliza a menudo en el mundo de los negocios para referirse a las actividades socioeconómicas en las que profesionales y empresarios se reúnen o interactúan para establecer relaciones comerciales, crear y desarrollar oportunidades de negocio, intercambiar información y encontrar clientes potenciales.

Lo que comprende el Networking.

El término Networking, «red» es mucho más amplio, ya que se refiere a la red en general, es decir, a las relaciones entre personas, profesionales o no, es decir, la red personal puede producirse sin transacciones profesionales o comerciales, por ejemplo, en el ámbito personal, deportivo, intelectual y muchos otros.

En este campo se utilizan términos como marketing multinivel, marketing relacional, marketing de red o red de negocios. En el caso del marketing multinivel (MLM), se utiliza el término marketing de red, es decir, la construcción de redes de contactos utilizando el marketing de red como medio para desarrollar estas redes.

Los clubes de contactos empresariales suelen ser empresas que ayudan a los empresarios a hacer nuevos contactos y a crecer profesionalmente. Algunos se centran más en la creación de redes que en la socialización, mientras que otros se especializan en la creación de redes rápidas.

Orígenes del Networking.

Los orígenes del networking se remontan a 1861, cuando aparecieron los primeros representantes en Estados Unidos, y comenzó a extenderse en el sector del MLM en el siglo XX.

En la segunda mitad del siglo XX se introdujo el concepto de networking para ayudar a los empresarios y profesionales a adquirir y construir capital social. Más tarde, en Estados Unidos, los defensores de la igualdad de oportunidades fomentaron la creación de redes profesionales entre los miembros de los grupos de riesgo para identificar y analizar las barreras que les impiden alcanzar el éxito profesional.

El declive de la confianza en la publicidad es una de las razones por las que, en el siglo XXI, las empresas han vuelto a una estrategia de venta directa basada en la confianza, la personalización y la intimidad, como el networking.

En las últimas décadas del siglo XX, el concepto de red se asociaba a herramientas que facilitaban el camino hacia el éxito profesional, pero hoy su significado ha superado sus raíces originales como práctica empresarial para extenderse a otros ámbitos como el aprendizaje o el hogar.

La creación de redes, por ejemplo, puede tener lugar a diferentes niveles. El networking es un tipo de red social profesional que ayuda a los profesionales a ponerse en contacto con otros directivos, ejecutivos y responsables de la toma de decisiones o empresarios para promover sus intereses comerciales mediante la creación de relaciones beneficiosas.

Hay organizaciones que facilitan la creación de redes profesionales mediante la organización de eventos que permiten a los participantes establecer nuevas relaciones profesionales y empresariales y explorar nuevas oportunidades de negocio. Las cámaras de comercio y muchas otras asociaciones también organizan eventos para establecer contactos.

Muchos profesionales afirman que la creación de redes es un método más eficaz para desarrollar oportunidades de negocio que la publicidad o las relaciones públicas.

Esto se debe a que es una actividad de bajo coste, que implica relaciones personales y cualitativas más que esfuerzos cuantitativos, y a que hay reuniones más específicas que son ejemplos de redes informales, como el Guanxi en China, el Blat en Rusia y la Old Boy Network en el Reino Unido.

En las redes formales, los miembros se reúnen semanal, mensualmente o con menor frecuencia para intercambiar información, establecer contactos comerciales y recomendar a otros posibles miembros de la red.

Además de estos eventos, los miembros también se reúnen en persona para profundizar en sus relaciones profesionales. La creación de redes puede tener lugar a nivel local, regional e incluso internacional a través de reuniones, desayunos, eventos, congresos o conferencias.

Con la difusión de Internet a finales de la década de 1990, la creación de redes también puede tener lugar de forma virtual, a través de videoconferencias u otros métodos como el correo electrónico o la mensajería instantánea, que facilitan los contactos comerciales internacionales.

Como cualquier otra habilidad, el trabajo en red puede aprenderse, practicarse y dominarse en cualquier campo en el que se aplique.

¿Qué es el networking?

El trabajo en red es una forma de crear alianzas y organizar proyectos de grupo. Se trata de fomentar la participación y el trabajo en equipo para lograr objetivos comunes.

Es una práctica muy importante en el mundo de los negocios, donde las alianzas y colaboraciones son esenciales para mejorar los contactos entre profesionales. Además, es un término que probablemente haya escuchado en reuniones de negocios, encuentros profesionales, conferencias, seminarios web, cursos en línea y más.

Entonces, el networking es el proceso de creación de redes profesionales para mejorar la credibilidad y/o la reputación de una empresa. Se trata de utilizar las plataformas digitales y los eventos presenciales, como las conferencias tecnológicas, para compartir conocimientos y desarrollar oportunidades de negocio.

Por lo tanto, el trabajo en red es tanto online como offline. Las actividades complementarias de creación de redes incluyen

  • Escuchar y aprender de los demás.
  • Encontrar posibles empleados, socios o inversores.
  • Fortalecer las relaciones comerciales.

Si queremos fijarnos en lugares concretos donde se produce el networking, podemos mencionar las redes sociales con fines profesionales “como LinkedIn, Womenalia o Yammer”, así como las ferias, eventos, conferencias o reuniones de negocios de cualquier tipo.

Las estadísticas muestran que el 65% de los profesionales prefieren los eventos corporativos para hacer networking. Por ello, los lugares donde se comparten conocimientos valiosos y se imparte formación, en lugar de venderla, son lugares ideales para establecer redes.

Es importante tener en cuenta que la creación de redes no es sólo para empresarios o gente de negocios. También puede ser útil para quienes buscan un empleo o piensan en cambiar de trabajo.

El trabajo en red ayuda a los profesionales a conectar con otros directivos, ejecutivos y empresarios para promover sus intereses empresariales creando relaciones y alianzas beneficiosas.

La creación de redes en el ámbito digital: el ejemplo de LinkedIn

LinkedIn es hoy en día una de las redes sociales más importantes para la búsqueda de empleo y el networking. Gracias a su sistema de clasificación de datos y a las solicitudes de empleo, millones de usuarios de diferentes países han podido recibir ofertas de trabajo y encontrar nuevos empleados para sus empresas.

La plataforma LinkedIn permite que otros evalúen tu trabajo, legitimen tus habilidades profesionales y vean tus logros académicos.

También es una forma interesante de presentar tu CV y de entrar en contacto con nuevos profesionales. Al igual que Facebook e Instagram, LinkedIn también ha decidido añadir nuevas herramientas para las empresas que quieran mejorar su presencia online.

Por ello, la red lanzó una actualización para empresas llamada LinkedIn for Brands, dirigida a potenciales profesionales del marketing que quieran hacer más visibles sus proyectos y/o empresas en la red.

Así, LinkedIn se ha convertido en una de las mejores plataformas para las estrategias de networking y marketing relacional.

Hoy en día, es muy importante tener un perfil en esta red profesional, no sólo para mostrar a sus empleados que son parte de su equipo sino también para encontrar simultáneamente oportunidades de negocio con otras organizaciones que comparten su propuesta de valor y quieren establecer alianzas estratégicas con su marca.

Pero cuidado: los directores generales de las grandes empresas destacan lo ineficaz que puede ser añadir a alguien a LinkedIn sin conocerlo primero. Sin embargo, sostienen que una reunión cara a cara puede reforzar la relación y generar confianza.

Tipos de networking

Hay diferentes formas de clasificar las redes. Es importante saber que el concepto de red es siempre el mismo, sólo la forma de aplicarlo es diferente. Estas son algunas de las categorías que se suelen utilizar cuando se habla de redes:

Redes sin conexión

Este es el modelo de red tradicional. Es decir, asistir a eventos en lugares físicos para entrar en contacto con personas con las que hacer networking.

Redes en línea

También se conoce como red digital. El objetivo es, por supuesto, el mismo que en el caso anterior: conocer a posibles inversores, socios comerciales, prospectos o mentores que coincidan con nuestros objetivos. Sólo que en este caso la interacción tiene lugar a través de las redes sociales.

Red de negocios

Esta forma de creación de redes está estrechamente relacionada con la descrita en los dos casos anteriores, ya que tiene lugar en un entorno explícitamente orientado a la interacción empresarial. Puede tener lugar en escenarios físicos o virtuales.

Redes informales

Hacemos este tipo de red todos los días, a veces sin darnos cuenta, en las interacciones sociales fuera del entorno laboral. La escucha activa es esencial: puedes ofrecer tus productos o servicios -sin ser intrusivo o inapropiado, por supuesto- o recomendar otro proveedor de confianza.

Crear redes personales

Esto puede hacerse en cualquier ámbito, pero no suele estar vinculado a una estrategia corporativa global. Por el contrario, pretende promover el desarrollo personal y profesional sin un objetivo claro.

Red operativa

Se centra en las necesidades prácticas e inmediatas y trata de conseguir eficacia, objetivos y/o resultados en un área concreta.

Red estratégica

De los tres tipos, como su nombre indica, es el que tiene una visión más a largo plazo. Corresponde a los principales objetivos que pretende alcanzar el plan de negocio o de carrera.

Aunque cada método tiene sus propias características, la realidad es que, a medida que los límites entre el marketing tradicional y el digital se vuelven cada vez más difusos, lo ideal es una combinación de ambos. Por ejemplo, una relación comercial puede establecerse mediante una reunión cara a cara, ya sea profesional o informal. Pero luego es aconsejable continuar y reforzarlo a través de plataformas online (o viceversa).

Objetivos del networking

La creación de redes aporta una serie de beneficios y ventajas, entre los que destacan, el objetivo del networking.

Fortalecer las relaciones profesionales

La creación de redes te permite establecer relaciones individuales con posibles clientes, proveedores, instituciones financieras e inversores. Mantienes el contacto personal o virtual con estos actores, demostrando tu capacidad para negociar y generar confianza. Sin duda, esto te ayudará a fortalecer las relaciones y a crear redes que le beneficiarán a corto y largo plazo.

Promociona tu producto o servicio de forma eficaz

En las redes profesionales influyentes es mucho más fácil promover tu propuesta de negocio, hablar de sus beneficios y justificar por qué se debe comprar o invertir en ella. Es un entorno en el que la negociación y la presentación de ideas están a la orden del día.

Adquirir un mayor nivel de conocimientos

Cuando se crea una red de contactos, uno es un libro abierto en busca de nuevos conocimientos para hacer crecer su negocio. En este sentido, el trabajo en red te permite familiarizarse con tu entorno de trabajo y evaluar mejor tus riesgos y oportunidades.

Recuerda que tu red de contactos es crucial para el desarrollo de tu carrera profesional y empresarial.

Adquisición de nuevos clientes o socios

Ya sea a través de plataformas digitales o de eventos presenciales, ampliar la red de contactos y aliados es uno de los beneficios del networking para conseguir nuevos clientes o socios para tu negocio.

Cuando presentas los valores de tu marca a un público interesado en tu sector, es mucho más probable que otros se identifiquen con tus valores y se comprometan contigo, ya sea como aliados o como clientes.

¿Por qué es tan importante el networking?

El networking es importante porque crea redes profesionales que te permiten ejercitar tus habilidades sociales, escuchar y aprender de los demás, conectar con posibles empleados, socios o inversores, obtener consejos de personas con éxito en los negocios y, lo más importante, conseguir clientes potenciales interesados en comprar tus productos y/o servicios.

El trabajo en red te permite aplicar su inteligencia emocional a situaciones empresariales competitivas y desafiantes. Esta habilidad, que incluye el control de las emociones y la capacidad de relacionarse con los demás de forma empática, marca una enorme diferencia entre las personas que consiguen buenos trabajos y oportunidades profesionales y el resto de nosotros que no lo hacemos.

La creación de redes no consiste únicamente en hacer contactos, sino en establecer relaciones sólidas con personas y organizaciones que puedan contribuir a tu carrera. En pocas palabras, el networking es un conjunto de actividades que tiene en cuenta el valor de la negociación, la inteligencia emocional y el desarrollo de habilidades.

Al mismo tiempo, es una estrategia que ofrece muchas ventajas a los empresarios y dueños de negocios que quieren aumentar sus oportunidades de mercado. Una persona que trabaja en red conoce la importancia de establecer redes, compartir valores, intercambiar conocimientos y establecer relaciones a largo plazo.

El trabajo en red es la solución para las empresas que quieren convertirse en aliados importantes en el posicionamiento del mercado.

Beneficios del networking

Según la experiencia de los profesionales de RRHH, el trabajo en red se entiende como la construcción de relaciones y redes de apoyo que dan a los profesionales una buena reputación dentro de la empresa y del entorno laboral y les ayudan a desarrollar sus carreras. Esta red incluye principalmente a los compañeros de trabajo, pero también a muchas otras personas, como amigos y familiares. Ser activo en la red de contactos es crucial para el desarrollo profesional. Estos son algunos de los principales beneficios que puede aportar el trabajo en red:

Fortalecer las relaciones

El trabajo en red consiste en compartir, no en recibir. Se trata de fomentar la confianza y ayudar a los demás y a sus contactos a alcanzar sus objetivos. Ponerse en contacto con ellos regularmente y buscar oportunidades para fortalecer las relaciones sentará las bases del apoyo mutuo.

Ideas frescas

Tu red puede ser una gran fuente de nuevas perspectivas e ideas que te ayuden en tu trabajo. Compartir problemas, experiencias y objetivos es un beneficio importante del trabajo en red, ya que ofrece nuevas perspectivas y amplía los horizontes. Del mismo modo, ofrecer ideas útiles a tu interlocutor es una gran manera de construir tu reputación como pensador e innovador.

Aumenta tu credibilidad y descubre nuevas oportunidades

A lo largo de los años, las nuevas formas de trabajar, como las organizaciones planas, los horarios flexibles, la gestión de los empleados o los nuevos líderes dispuestos a "ensuciarse las manos", han demostrado que vivimos en una época de jerarquías muy reducidas. Mejorar tu perfil o reputación es un gran reto porque tienes que destacar en un mar de perfiles que están al mismo nivel que tú.

Si quieres mejorar tu reputación, credibilidad y capacidad de liderazgo, te recomendamos que asistas regularmente a eventos profesionales y sociales fuera del trabajo. Esto te ayudará a conocer a más gente del sector, a encontrar nuevas ideas y a aprender más sobre tu trabajo a partir de las experiencias de los demás. No olvides que esto también puede abrirte nuevas oportunidades laborales y profesionales.

Nueva información

La creación de redes es una excelente manera de compartir las últimas prácticas profesionales de ventas y negocios en la economía actual, a menudo volátil. Si te mantienes al día de las últimas novedades del sector, tendrás un mejor acceso a la nueva información.

Asesoramiento y apoyo

Una ventaja importante de la creación de redes es el asesoramiento que se recibe de colegas con experiencia. Al hablar de problemas y oportunidades comunes, se obtienen valiosas aportaciones y consejos. Al ofrecer ayuda concreta a tus contactos, también crearás una sólida base de apoyo cuando la necesites.

Herramienta del networking

Como se ha mencionado al principio de este artículo, el networking es una herramienta que nos permite construir una red de contactos que nos ayudarán a conseguir nuestros objetivos profesionales. En general, se utiliza principalmente para los siguientes fines:

  • Para dar a conocer nuestro negocio.
  • Para encontrar y mantener clientes.
  • Mantener alianzas y contactos.
  • Encontrar proveedores, establecer asociaciones y crear sinergias.
  • Buscar trabajo o nuevas oportunidades profesionales.

Resumen de los principales beneficios del networking

  • Acceder a personas a las que, de otro modo, sería muy difícil.
  • Fortalecer las relaciones profesionales con los colegas.
  • Crear oportunidades de negocio formando alianzas o ayudándote a identificar necesidades insatisfechas que podría satisfacer.
  • Promocionar tus productos o servicios de forma no invasiva.
  • Mejorar tu reputación en la región donde opera. En otras palabras, refuerza tu marca personal.
  • Aprovecha una de las mayores oportunidades del marketing digital. Esto significa aprovechar el potencial de las redes sociales para crear conexiones de alta calidad y muy específicas.
  • Estar atento a las ofertas de empleo no publicadas o limitadas.

Además, y esta es una de sus características más importantes, el networking puede adaptarse a cualquier tipo de negocio y estrategia de marketing. La clave es desarrollar por adelantado un plan personalizado para los objetivos que quieres alcanzar, teniendo en cuenta tus puntos fuertes y los recursos disponibles.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.