Fuentes de las obligaciones

Una fuente es una vertiente de donde fluye agua, podríamos decir, pero en derecho civil fuente es  origen;  en el caso de las obligaciones es el surgimiento de estas. El diccionario de la Real Academia Española define fuente como, principio, fundamento u origen de algo.

La fuente de las obligaciones en derecho civil son:

  • Los Contratos
  • Los Cuasicontratos
  • El Delito
  • La ley

Las obligaciones pueden surgir por actos voluntarios de la personas como la celebración de un contrato, por ejemplo que Esteban y Sergio celebren un contrato de compraventa, este contrato celebrado entre las partes es un acto voluntario y del el nace la obligación de esteban que es el comprador de pagar un precio y la obligación de Sergio que es el vendedor, de entregar la cosa vendida al comprador.

Otras obligaciones nacen de conductas delictuales, es decir, cuando una persona comete un delito nace  la obligación de pagar una pena, una multa o de indemnizar a la victima dependiendo del ilícito que se cometa.

Mientras que hay otras obligaciones que nacen de la ley como por ejemplo la obligación de los padres de suministrarles los alimentos a sus hijos.

En cuanto  a los cuasicontratos el código en su artículo 2302, que fui sustituido por la ley 57 de 1887 artículo 34  se refiere de la siguiente manera:

“Las obligaciones que se contraen sin convención, nacen o de la ley o del hecho voluntario de las partes. Las que nacen de la ley se expresan en ella.

Si el hecho de que nacen es lícito, constituye un cuasicontrato.

Si el hecho es ilícito, y cometido con intención de dañar, constituye un delito.

Si el hecho es culpable, pero cometido sin intención de dañar, constituye un cuasidelito o culpa.”

Un ejemplo de cuasicontrato es el pago de lo no debido.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. Tania dice:

    GRACIAS POR EXISTIR!!!!

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.