Propensión marginal al consumo

La propensión marginal al consumo es un valor que indica la propensión de las personas a incrementar su consumo en caso de tener un incremento en sus ingresos.

Importancia de la propensión marginal al consumo.

La economía se mueve básicamente por el consumo de las personas, así que medir cuánto consumirán si se incrementan sus ingresos es una variable que los gobiernos consideran para tomar algunas decisiones económicas, como por ejemplo el incremento del salario mínimo, o incluso la reducción de impuestos para incrementar la capacidad de consumo de las personas.

El consumo medio de cualquier persona está supeditado a su capacidad económica. Lo que mide la propensión marginal al consumo (PCM), es el crecimiento de este consumo cuando incrementa la renta. O lo que es lo mismo, mide empíricamente el consumismo inducido por los ingresos adicionales (marginales).

Esta relación entre consumo e ingresos se puede extrapolar en macroeconomía a conceptos de ahorro, importaciones y exportaciones, inversiones, etc.

Cómo calcular la propensión marginal al consumo.

La Proporción Margina al Consumo se calcula mediante derivadas, con la siguiente fórmula matemática:

PMC = dC/dYD

De donde:

  • PCM = Propensión marginal al consumo (fluctúa entre 1 y 0)
  • C = Consumo
  • YD = Ingreso disponible

El análisis keynesiano formula la PCM de la siguiente manera:

C = CO + cYD

De donde:

  • CO = Consumo autónomo o fijo.
  • c= Propensión marginal a consumir

Ejemplo de la propensión marginal al consumo.

Situémonos en la hipótesis de una persona que ingresa 2000€, consume 1800€ y ahorra 200€. Si esta misma persona aumenta sus ingresos en 1€ (una unidad), podremos empezar a calcular la PCM.

De este modo, el importe de ingresos incrementaría, siendo el total 2001€. La cantidad destinada al consumo sería de 0,7€ y se ahorrarían 0,3€ más, pasando a ser los totales de 1800,7€ y 200,3€ respectivamente.

Lo que se pretende demostrar con este concepto es que, en el caso de que esos ingresos iniciales siguieran aumentando, cada vez se destinaría más al ahorro y menos al consumo, debido a que la capacidad económica del individuo aumentaría y las necesidades básicas de consumo estarían cubiertas, permitiendo un mayor ahorro.

De este modo podemos deducir con toda probabilidad, que si se ingresara 1€ más, la relación consumo/ahorro podría ser de 0,6/0,4.

De esta relación entre consumo e ingresos se puede sacar la siguiente conclusión:

A medida que aumenta el nivel de ingresos, la PCM es menor. Dicho de otro modo, el aumento de ingresos es inversamente proporcional a la propensión marginal al consumo.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y enviaremos a su correo nuestra información mas reciente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.