¿Qué es la indemnización sustitutiva en el sistema pensional?

La indemnización sustitutiva es un pago o prestación económica  a la que tiene derecho la persona que cumplió con el requisito de edad para pensionarse por vejez pero que no cumplió con el requisito de las semanas mínimas requeridas, o que en caso de invalidez, esta sobrevenga sin que se hayan cumplido los requisitos para tener derecho a la pensión de invalidez.

Indemnización sustitutiva por vejez

Recordemos que en el régimen de prima media con prestación definida se deben cumplir dos requisitos para alcanzar la pensión de vejez:

  1. Edad
  2. Semanas cotizadas

Y respecto a la indemnización sustitutiva dice el artículo 37 de la ley 100 de 1993:

Indemnización sustitutiva de la pensión de vejez. Las personas que habiendo cumplido la edad para obtener la pensión de vejez no hayan cotizado el mínimo de semanas exigidas, y declaren su imposibilidad de continuar cotizando, tendrán derecho a recibir, en sustitución, una indemnización equivalente a un salario base de liquidación promedio semanal multiplicado por el número de semanas cotizadas; al resultado así obtenido se le aplica el promedio ponderado de los porcentajes sobre los cuales haya cotizado el afiliado.

Así, cumplida la edad mínima para tener derecho a la pensión sin haber cumplido el requisito de las semanas mínimas cotizadas, la persona tiene dos opciones:

  1. Seguir cotizando hasta completar las semanas que le hagan falta para tener derecho a la pensión.
  2. Solicitar la indemnización sustitutiva

Cada persona, según su edad, tiempo faltante, capacidad económica y objetivos personales tomará la decisión que más le conviene.

Indemnización sustitutiva por invalidez

En el caso de la pensión por invalidez, la indemnización sustitutiva aplica cuando el estado de invalidez se causa o se configura cuando sin que el afiliado haya cumplido con los requisitos para tener derecho a la pensión de invalidez.

Respecto a la indemnización sustitutiva por invalidez dice el artículo 45 de la ley 100 de 1993:

Indemnización sustitutiva de la pensión de invalidez. El afiliado que al momento de invalidarse no hubiere reunido los requisitos exigidos para la pensión de invalidez, tendrá derecho a recibir, en sustitución, una indemnización equivalente a la que le hubiere correspondido en el caso de la indemnización sustitutiva de la pensión de vejez, prevista en el artículo 37 de la presente ley.

En este caso no hay alternativas para la persona que sufre la invalidez sin haber cumplido los requisitos para tener derecho a la pensión. En el caso de la pensión de vejez la persona tiene la opción de completar las semanas de cotización faltantes, pero en el caso de la invalidez esa opción no existe.

La indemnización sustitutiva fue reglamentada por el artículo 1 decreto  1730 de 2001 modificado por el decreto 4640 de 2005.

Dos aspectos adicionales a precisar:

  1. El derecho a la indemnización sustitutiva no prescribe.
  2. Si la persona fallece sin que se le haya reconocido la indemnización sustantiva, ese derecho le corresponde a quien le sobrevive.

Lo anterior aplica para los afiliados al régimen de prima media. ¿Qué sucede con los afiliados al régimen de ahorro individual?

Indemnización sustitutiva en los fondos privados de pensión

En el régimen de ahorro individual que es gestionado por los fondos privados de pensión no existe la indemnización sustitutiva sino la devolución de saldos conforme lo establece el artículo 66 de la ley 100 de 1993:

Devolución de saldos. Quienes a las edades previstas en el artículo anterior no hayan cotizado el número mínimo de semanas exigidas, y no hayan acumulado el capital necesario para financiar una pensión por lo menos igual al salario mínimo, tendrán derecho a la devolución del capital acumulado en su cuenta de ahorro individual, incluidos los rendimientos financieros y el valor del bono pensional, si a éste hubiere lugar, o a continuar cotizando hasta alcanzar el derecho.

Aquí también la persona tiene la posibilidad de seguir cotizando hasta completar el capital que le haga falta para acceder a la pensión.

Recordemos que en los fondos privados no se requieren semanas mínimas cotizadas, sino que se requiere acumular un capital suficiente para financiar la pensión, pues en este sistema cada quien se “paga” su propia pensión.

Se precisa que las semanas cotizadas a las que hace alusión  el artículo 66 de la ley 100, se refiere a las semanas cotizadas que dan derecho a la garantía de pensión mínima (de un salario mínimo mensual) en los fondos privados, de manera que si el cotizante alcanza la edad contenida en el artículo 65 de la ley 100 sin haber acumulado el capital necesario para pensionarse, el estado le completará lo faltante siempre que haya cotizado a esa fecha 1.150 semanas.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

2 Opiniones
  1. Jose Villa dice:

    Una pregunta:
    No existe la opción para el caso de la persona que cumple con el requisito de edad y que le faltan algunas pocas semanas por cotizar en pensión, de que le otorguen la pensión y siga cotizando a pensión hasta completar el requisito de semanas cotizadas?
    En este caso, de su mesada mensual le descontarían tanto los aportes obligatorios para salud como los aportes obligatorios para pensión.

    • Alonso Riobó Rubio dice:

      No señor, esa posibilidad todavía no existe en nuestro ordenamiento jurídico. Es cierto que de eso se estuvo hablando hace un tiempo, pero de ahí no pasó.

      Saludos,

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.