Responsabilidad del mandatario en el contrato de mandato

El contrato de mandato se firma para encomendar ciertas tareas o funciones al mandatario, y este debe cumplirlas, y, además, no debe extralimitarse en las facultades otorgadas, pues de hacerlo debe asumir las responsabilidades del caso.

Consecuencias por extralimitarse en el mandato.

Cuando el mandatario se extralimita en sus funciones es responsable respecto al mandante, debiendo el mandatario responder por las consecuencias que le genere al mandante el hecho de haberse excedido en sus funciones.

Contrato de mandato.Las reglas que regulan el contrato de mandato; obligaciones, facultades, requisitos y formalidades.

Pero, además, el mandatario res responsable ante terceros distintos al mandante, en los siguientes casos:

  • Cuando no ha manifestado con claridad que está actuando en calidad de mandatario
  • Cuando el mandatario se obliga de forma personal.

Cuando el mandato es remunerado el mandatario será responsable hasta de la culpa leve en el cumplimiento del contrato, las reglas que señala artículo 2155 del código civil el cual dice lo siguiente:

  • El mandatario responde hasta de la culpa leve en el cumplimiento de su encargo.
  • Esta responsabilidad recae más estrictamente sobre el mandatario remunerado.
  • Si el mandatario ha manifestado repugnancia al encargo, y se ha visto en cierto modo forzado a aceptarlo, cediendo a las instancias del mandante, será menos estricta la responsabilidad que sobre él recaiga.

Puede darse el caso que en el contrato de mandato se establezca la libre administración para el mandatario.

La libre administración en el mandato es una cláusula que permite al mandatario proceder de la forma en que mejor considera para conseguir el objetivo del mandato, sin que ello le permita al mandatario cambiar el objeto del mandato.

Cuando se otorga mandato a una persona sin que se haya establecido cláusula de libre administración, el mandatario solo puede ejecutar los actos propios del encargo, pues todo aquello que se salga de estas funciones ordinarias o naturales requiere que se otorgue poder especial, conforme lo establece el código civil en el inciso final del artículo 2158.

Por lo anterior, cuando se otorgue un mandato o un poder, este debe ser lo suficientemente claro y preciso para evitar que el mandatario se extralimite o abuse de su condición para perjudicar al mandante y/o para beneficio propio.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.