Teorías X y Y de McGregor

Las teorías de McGregor, X y Y, son dos teorías que describen el pensamiento de los directos de una organización o empresa, sobre cómo abordar a los trabajadores frente a su dirección y manejo.

Teorías de la dirección.

Las organizaciones empresariales deben ser dirigida por personas o directores, que imparten ordenes e instrucciones a los trabajadores a fin de lograr un objetivo específico.

McGregor, en su obra El lado humano de las organizaciones, describe dos formas distintas en que los directivos perciben a los trabajadores, y que definen la forma en que se estos procederán.

Las teorías X y Y son excluyentes entre sí, por cuanto se trata de concepciones distintas o contrapuestas respecto a cómo se ve el directivo en relación con los demás miembros de la organización.

Teoría X.

La teoría X representa la concepción más tradicional del papel del trabajador en la organización, según la cual, el trabajador sólo responde ante amenazas y el poder de subordinación de su jefe o directivo.

La teoría X presume que el trabajador es mediocre y necesita ser controlado; se presume que el trabajador es vago y hará apenas lo necesario y necesita ser presionado y castigado para lograr la productividad esperada de él.

Esta teoría supone que el ser humano por naturaleza no tiene iniciativa propia, y prefiere ser dirigido y que otros asuman las responsabilidades, de manera que el trabajador se siente cómo haciendo lo que le dicen que debe hacer.

Teoría Y.

La teoría Y asume que el trabajador está allí porque el trabajo le satisface y lo considera como un medio de realización y superación personal.

El trabajador necesita del trabajo y le satisface tenerlo, por lo tanto, no hay un conflicto entre los intereses del trabajador y de la empresa, sino que existe una sinergia que ofrece utilidad a ambos.

El trabajo genera tanta satisfacción como el descanso, en razón a que al trabajador por lo general no le disgusta trabajar.

Bajo esta concepción el control y el castigo pasan a un segundo plano, por lo que la motivación y el compromiso de los trabajadores con los objetivos de la empresa llevan resultan en la herramienta predilecta.

Para el trabajador la empresa es un instrumento para la consecución de sus objetivos, como lo es el trabajador para la empresa.

Comparativa entre la teoría X y la teoría Y.

Teoría X Teoría Y.
Al ser humano no le gusta trabajar. El ser humano quiere y le gusta trabajar.
El trabajador debe ser controlado y castigado. El trabajador no necesita ser controlado sino motivado.
El trabajador evade las responsabilidades por comodidad y seguridad. Asume responsabilidades al tener un objetivo común con la organización y sentirse a gusto en ella.
La empresa es una obligación, una carga. La empresa es una herramienta para el cumplimiento de sus objetivos.
Existen obligaciones Existen compromisos.

De la manera como el directivo conciba al trabajador, así será su política de recursos humanos, y así será el clima organizacional que se respire en la empresa.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.