Inicio » Otros. » (24 / 08 / 2009 )

Derecho de petición contra particulares

El derecho de petición, por excelencia es una figura que opera para entidades de derecho público, para empresas estatales; pero excepcionalmente puede operar contra entidades particulares, contra empresas privadas.

Debido a esta situación, sólo de forma excepcional, y en la medida en que se violen derechos fundamentales, el derecho de petición obliga a los particulares.

La Corte Constitucional en varias de sus sentencias [Sentencias C-134/94, T-105/96, T-738/98, T-789/98, T-131/98, T-131/98], ha considerado que el derecho de petición vincula a los particulares en la medida en que ese particular preste servicios públicos o de interés general, o que aunque no se trate de ningún servicio de los anteriores, se viole algún derecho fundamental por la no atención del derecho de petición.

Para el caso de las empresas privadas que prestan servicios públicos o de interés general, para que el derecho de petición las vincule, además de la naturaleza de los servicios prestados, debe existir una afectación del algún derecho fundamental de quien invoca el derecho de petición.

La corte ha considerado que en estos casos, procede la acción de tutela para exigir al particular la atención del derecho de petición, en la medida en que se presenten los supuestos de que trata el artículo 86 de la constitución nacional.

Precisamente el artículo 86 de la constitución es quien concibió la acción de tutela, y en cuanto a la procedencia de la tutela contra particulares, dice este artículo:

(…)

La ley establecerá los casos en los que la acción de tutela procede contra particulares encargados de la prestación de un servicio público o cuya conducta afecte grave y directamente el interés colectivo, o respecto de quienes el solicitante se halle en estado de subordinación o indefensión.

(…)

La vinculación de los particulares frente al derecho de petición, está sujeto al marco contemplado en el artículo 86 de la constitución nacional, y en este se pueden identificar claramente las siguientes situaciones:

  1. El particular presta un servicio público o de interés general
  2. Que se afecte gravemente el interés general o colectivo, y
  3. Que se afecte gravemente algún derecho fundamental como consecuencia del estado de subordinación o indefensión.

Es así como por ejemplo se puede recurrir a la acción de tutela cuando un empleador no certifica a un ex empleado suyo, lo que le afecta su derecho al trabajo; por lo que se colige que en el derecho de petición vincula al empleador particular respecto a la expedición de certificados o documentos que garanticen el derecho del trabajador al trabajo, a la salud o a la pensión.

Para complementar:

Opinar o comentar (Recuerda que somos de Colombia)

290 Opiniones en “Derecho de petición contra particulares”
  1. Farida Perea dice:

    Por favor pueden decirme si existe alguna norma que obligue a las aseguradoras a devolver el dinero cuando voluntariamente se deja de cancelar la prima de un seguro de vida

    • FERANDANTE dice:

      Farida

      Cuando se firma un contrato de seguro, cada parte adquiere una obligación, la Aseguradora de amparar un riesgo y el tomador de pagar la prima, de tal forma que, aunque sea dificil de entender, los seguros que se toman a plazos, se cubren a plazos, es decir, mes pagado, mes cubierto, con lo que, en el momento que se deja de pagar la prima, el seguro automaticamente se termina, y el dinero que se pagó previamente cubrió la prima de los meses que pagaba, por lo que no existe ninguna posibilidad que sea "devuelto".

  2. Liliana Ortega dice:

    Buenos días.
    En la actualidad soy copropietaria de una casa en unidad cerrada, regida por reglamento de propiedad horizontal. Desde hace 8 meses mi vecina tiene un perro que al quedar solo, ladra constantemente interrumpiendo las actividades de descanso, lectura, estudio, ver televisión, entre otras. He dialogado con la señora, sin solución. Quiero saber que acciones legales puedo emprender en busca de solucionar esta situación.
    Mil gracias.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.