Inicio » . » (28 / 03 / 2014 )

Régimen de transición pensional

El señor Alonso Riobó Rubio, en respuesta a una inquietud planteada por uno de nuestros lectores en nuestro sistema de comentarios, ha realizado un excelente resumen del régimen de transición pensional contemplado en  el artículo 36 de la ley 100 de 1.993.

Ha expuesto el señor Alonso:

“Como es bien sabido, la ley 100 de 1993 creó el Sistema General de Pensiones el cual entró en vigencia el 1º de abril de 1994 para los trabajadores del sector privado. Como en ese momento había personas que se encontraban próximas a cumplir los requisitos para pensionarse, la ley quiso proteger sus expectativas legítimas, y en tal virtud señaló que dichas personas conservaban el derecho a pensionarse con el régimen anterior, el cual seguramente les resultaba más favorable, siempre y cuando a esa fecha su edad fuera de 40 o más años de edad en el caso de los hombres y de 35 años o más en tratándose de las mujeres; o tuvieran 15 o más años de servicios cotizados. Pero el legislador limitó el tiempo durante el cual se puede hacer uso de ese derecho y señaló como tal el año 2014.

O sea, que para poder pensionarse con el régimen de transición la ley impuso dos condiciones: a) que a 1º de abril de 1994 la persona tuviera la edad allí señalada, o 15 años o más de servicios cotizados, y b) que esa persona complete los requisitos de edad y volumen de cotizaciones previstos por la ley, antes del 31 de diciembre de 2014.

De conformidad con lo anterior, si a 1º de abril de 1994 el afiliado tenía 40 o más años de edad o 15 o más años de servicios, quedó amparado por el régimen de transición, pero esa sola circunstancia no le basta para pensionarse con dicho régimen, pues debe además completar la edad de pensión y el número de semanas requeridas por la misma, antes de que finalice el año 2014. Y si al momento de entrar en vigencia la reforma constitucional de 2005, el afiliado no tenía 750 semanas cotizadas al sistema, la posibilidad de pensionarse con el régimen de transición sólo va hasta julio de 2010.

Finalmente vale la pena anotar que la edad de pensión para los beneficiarios del régimen de transición es la consagrada en el régimen pensional anterior a la ley 100 de 1993, así: para los trabajadores del sector privado 60 años de edad, para los servidores públicos 55 años. Y para las servidoras públicas que al momento de entrar en vigencia la ley 33 de 1985 tenían 15 o más años de servicios: 50 años. Finalmente, quienes antes de la ley 100 habían cotizado como servidores públicos y como trabajadores privados pueden acumular tiempos y pensionarse con la ley 71 de 1988 (pensión por aportes) con 20 años de servicios”.

Sin duda un gran resumen en el que se han sintetizado los aspectos más relevantes del régimen de transición, suficientes para que cualquier persona pueda concluir si eventualmente se puede acoger a dicho régimen o no.

Temas relacionados

Siéntase libre de opinar


2.172 Opiniones
  1. Fernando dice:

    Tengo 62 años y aproximadamente 900 semanas cotizadas.Laboro hace 4 años con el magisterio. Tengo derecho a algún tipo de pensión? gracias.

  2. Julio Cesar dice:

    Dt. Rubio buenas tardes:

    Mi madre tiene 52 años y ella empezó a cotizar en 1986 durante un año. Posteriormente dejo de cotizar desde 1987 hasta 1995 donde en este ultimo año continuo cotizando hasta la fecha. Hace poco solicitamos un estado de las semanas cotizadas y Colpensiones nos informo que mi Madre solo tiene 791 semanas cotizadas, pero al verificar por que arrojo tan pocas semanas nos dimos cuenta que los años comprendidos entre 1995 al 2000 no aparecen reflejados como periodos cotizados, lo cual representa 240 semanas que si estuviesen registradas como cotizadas arrojaría un total de 1031 semanas cotizadas y no 791 como dice Colpensiones.

    Tras preguntar que paso con dichas semanas, Colpensiones informo que muy posiblemente se cotizaron en otro fondo de pensiones, que en verdad no es Colpensiones sino Provenir (Hoy en día Horizonte)- Confirmo mi Madre.

    Mis preguntas:

    ¿ Como podemos hacer reclamo de esas semanas que no registran como cotizadas?, si mi Sra. Madre no tiene ningún documento que soporte esos pagos. A pesar de que la empresa que cotizo esos años que no registran aún existe, pero la administracion de la misma cambio y no responden.

    ¿Ella puede solicitar ya su pensión, solucionen o no las semanas que están emboladas?

    ¿Hay alguna manera de estipular o radicar una solicitud de Pension por vejez?, pues tenemos entendido que a ella la acobija la ley 100, pero dicho régimen solo va hasta el 31 de Diciembre de 2014.

    Gracias..

  3. Alejandro dice:

    Doctor Riobó buen día:
    ¿Todavía no se sabe nada de lo que pasará con las personas que como yo, teníamos más de 15 años cotizados a 1 de abril de 1994, más de 20 años cotizados cuando se expidió el Acto Legislativo 1 de 2005, más de 1800 semanas cotizadas a hoy y cumplimos los 55 (Ley 33/1985) o 60 años de edad después del 31 de diciembre de 2014?

    Si bien somos consientes que no nos debemos crear falsas expectativas, agradeceríamos mucho nos indicara qué posibles acciones podemos tomar cuando cumplamos los 55 o 60 años de edad y, cuál es su punto de vista sobre los posibles resultados teniendo en cuenta la jurisprudencia y tendencia en los fallos de las altas cortes.

  4. Gladys dice:

    Es triste , tener que enterarse uno que las megapensiones volvieron y nosotros los del las minipensiones o sea un salario mínimo y que cumplimos todos los requisitos o sea 55 años y mas de 1000 semanas no nos podemos pensionar a pesar de que a Julio del 2005 teníamos mas de 750 semanas el solo pecado es que a abril del /94 no contábamos con 15 años de servicio ni 35 años de edad, que injusticia y nadie habla nada sobre esto .

  5. Alfredo dice:

    Recibir indemnización sustitutiva no elimina el derecho a pensión de vejez

    Publicado: octubre 28, 2014
    Última Actualización: octubre 28, 2014

    Muchas personas han recibido la devolución de sus aportes a pensiones por parte de su Fondo Pensional, por no tener todas las semanas mínimas de cotización y no poder seguir cotizando. Pero si en realidad tenían las cotizaciones, tienen el derecho a pedir la pensión de vejez y que lo ya recibido, se tome como un anticipos de las mesadas retroactivas.
    Miles de personas por desconocimiento, por desespero, por falta de una asesoría jurídica o por el contrario, una mala asesoría jurídica, prefieren recibir la devolución de sus aportes de toda una vida al Fondo de Pensiones, que se conoce como Indemnización Sustitutiva (en Colpensiones, antes ISS) o Devolución de Saldos (en los Fondos Privados), antes de analizar y consultar con abogados especializados, si tienen derecho a una Pensión de Vejez o incluso, a una Garantía de Pensión Mínima de Vejez que señala los Art. 65 y 66 de la Ley 100/93.

    Primero: ¿Qué es la indemnización sustitutiva o devolución de saldos?

    Los dos términos son lo mismo, simplemente que en Colpensiones se le denomina Indemnización Sustitutiva mientras que en los Fondos Privados se les conoce como Devolución de Aportes.

    La finalidad es simplemente que si el hombre cumple 62 años, la mujer a los 57 y no tienen las semanas mínimas (Colpensiones, antes ISS) para acceder a la Pensión de Vejez, mientras que en los Fondos Privados, las mismas edades, pero no acumulan el capital mínimo requerido y ante ambos fondos se manifiesta no estar en capacidad de seguir cotizando para su pensión de vejez, se les puede reclamar a estos fondos, público y privado, la devolución de los aportes.

    Veamos la Ley 100 de 1993:

    “Artículo 37. INDEMNIZACIÓN SUSTITUTIVA DE LA PENSIÓN DE VEJEZ. Las personas que habiendo cumplido la edad para obtener la pensión de vejez no hayan cotizado el mínimo de semanas exigidas, y declaren su imposibilidad de continuar cotizando, tendrán derecho a recibir, en sustitución, una indemnización equivalente a un salario base de liquidación promedio semanal multiplicado por el número de semanas cotizadas; al resultado así obtenido se le aplica el promedio ponderado de los porcentajes sobre los cuales haya cotizado el afiliado.”

    “Artículo 66. DEVOLUCIÓN DE SALDOS. Quienes a las edades previstas en el artículo anterior no hayan cotizado el número mínimo de semanas exigidas, y no hayan acumulado el capital necesario para financiar una pensión por lo menos igual al salario mínimo, tendrán derecho a la devolución del capital acumulado en su cuenta de ahorro individual, incluidos los rendimientos financieros y el valor del bono pensional, si a éste hubiere lugar, o a continuar cotizando hasta alcanzar el derecho.”

    De tal manera que una vez la persona reciba la devolución de sus aportes históricos a pensiones, está terminando el contrato pensional que suscribió varios años atrás, cuando firmó el formulario de afiliación al Fondo de Pensiones.

    Por excepción, se puede declarar ineficaz dicha terminación y reversar y pedir la pensión de vejez, como más adelante se explica.

    Segundo: Antes de pedir la devolución de los aportes, ¡asesórese bien!

    “muchas veces el desespero económico nos lleva a aceptar la devolución de los aportes, por ser un cheque de un par de millones de pesos, pero no analizamos que es mucho mejor un pequeño pago por el resto de la vida”
    Como lo dijimos al principio de éste editorial, muchas veces el desespero económico nos lleva a aceptar la devolución de los aportes, por ser un cheque de un par de millones de pesos, pero no analizamos que es mucho mejor un pequeño pago por el resto de la vida (pensión de vejez), que incluso puede ser transferido a ciertos familiares (pensión de sobrevivencia).

    De tal manera que si usted considera que sí tiene las semanas que no le aparecen en el historial pensional o simplemente que los argumentos jurídicos del Fondo de Pensiones son contrarios a sus verdaderos derechos, haga revisar su caso de abogados especialistas en pensiones (muchos abogados especializados hacen una revisión preliminar a un precio muy bajo o favorable), pues si le dan certeza de que si tiene derecho a una pensión de vejez vitalicia, es mejor esperar y dar la pelea jurídica, incluso, en contra del Fondo de Pensiones, si su empleador estuvo en mora de los aportes y el Fondo no inició acciones de cobro, como lo explicamos en el editorial: “Mora en los pagos a cotizaciones a pensión: El Fondo Pensional debe cobrar, no el trabajador”

    Tercero: Si no tiene derecho a pensión

  6. Alfredo dice:

    Tercero: Si no tiene derecho a pensión de vejez, podría tener derecho o estar cerca, de la garantía de pensión mínima de vejez (Art. 65 y 66 de la Ley 100/93)

    “antes de reclamar la Indemnización Sustitutiva o Devolución de Saldos revise si no le queda la última oportunidad de acceder a pensión vitalicia, se llama Garantía de Pensión Mínima de Vejez”
    Si finalmente y tras estar muy seguro de no tener derecho a la pensión de vejez, antes de reclamar la Indemnización Sustitutiva o Devolución de Saldos revise si no le queda la última oportunidad de acceder a pensión vitalicia, se llama Garantía de Pensión Mínima de Vejez.

    Veamos lo que señala la Ley 100 de 1993

    “ARTÍCULO 65. GARANTÍA DE PENSIÓN MÍNIMA DE VEJEZ. Los afiliados que a los 62 años de edad si son hombres y 57 si son mujeres, no hayan alcanzado a generar la pensión mínima de que trata el artículo 35 de la presente Ley, y hubiesen cotizado por lo menos 1.150, tendrán derecho a que el Gobierno Nacional, en desarrollo del principio de solidaridad, les complete la parte que haga falta para obtener dicha pensión.

    PARÁGRAFO. Para efectos del cómputo de las semanas a que se refiere el presente artículo se tendrá en cuenta lo previsto en los parágrafos del artículo 33 de la presente Ley.”

    “ARTÍCULO 66. DEVOLUCIÓN DE SALDOS. Quienes a las edades previstas en el artículo anterior no hayan cotizado el número mínimo de semanas exigidas, y no hayan acumulado el capital necesario para financiar una pensión por lo menos igual al salario mínimo, tendrán derecho a la devolución del capital acumulado en su cuenta de ahorro individual, incluidos los rendimientos financieros y el valor del bono pensional, si a éste hubiere lugar, o a continuar cotizando hasta alcanzar el derecho.”

    Obsérvese que la norma está creada para aquellas personas que no alcanzaron las semanas o capital necesario, según el régimen en el que se encuentren, de tal manera que es el Gobierno quien lo completará (gracias al aporte adicional de quienes tienen un Ingreso Base de Cotización –IBC- superior a 4 s.m.m.l.v. –Fondo de Solidaridad pensional).

    De tal manera que si usted tiene 62 hombre, 57 mujer y está muy cerca a las 1.150 semanas, complételas y tendrá derecho a una pensión vitalicia denominada Garantía de Pensión Mínima de Vejez, antes de pensar en reclamar la devolución de aportes.

    Cuarto: Si rec

  7. Alfredo dice:

    Cuarto: Si recibió la devolución, pero tenía derecho a la pensión de vejez o la garantía de pensión mínima de vejez, ¡se puede reversar todo!

    La Corte, tanto la Suprema de Justicia como la Constitucional, han señalado que la Indemnización Sustitutiva o la Devolución de Saldos, es algo subsidiario o residual, eso significa que siempre será mejor derecho la pensión de vejez, que la devolución de los aportes, incluso, si se han recibido éstos últimos, teniendo el mejor derecho pensional, se puede reclamar, primero por la vía administrativa (ante el mismo Fondo), y luego ante un Juez Laboral, para que declare el mejor derecho (Pensión de Vejez o Garantía de Pensión Mínima de Vejez –Subsidiada-) y lo que recibió como devolución, se abona a las mesadas pensionales retroactivas a las que tenga derecho.

    “…se impone recordar que conforme al criterio de esta Corporación, el reconocimiento de la indemnización sustitutiva de vejez, no impide la reclamación judicial de la pensión de vejez cuando el derecho pensional se había consolidado en fecha anterior a la solicitud pensional, habida cuenta que (i) la indemnización sustitutiva es una prestación subsidiaria o residual respecto de la pensión de vejez, es decir, solo procede el reconocimiento de aquella cuando la persona a pesar de tener la edad, no ha cumplido con el número mínimo de semanas y no tiene la posibilidad de seguir cotizando para el riesgo de vejez; (ii) cuando el trabajador cumple con los requisitos mínimos para acceder a la pensión de vejez, ya tiene un derecho adquirido; y (iii) el error de la administradora de pensiones que niega el derecho pensional a pesar de que el peticionario cumple con los requisitos mínimos, no puede generar beneficio alguno en su favor.

    Así, por ejemplo, en sentencia CSJ SL, 31 ene. 2012, rad. 36637, la Sala apuntó:

    `No sobra destacar que el hecho de que el Instituto demandado le hubiera reconocido y pagado equivocadamente a la demandante la indemnización sustitutiva de la pensión de vejez no tiene incidencia alguna en frente de la constitución del derecho pensional con anterioridad a ese momento, dado que la pérdida de eficacia de las cotizaciones por vía del reconocimiento de esta clase de prerrogativas se produce siempre y cuando no se tenga el de la pensión, que es un derecho principal, pues, aparte de que éste ipso facto al cumplimiento de sus exigencias tendrá la connotación de derecho adquirido, lo cierto es que el error del administrador del sistema de riesgos no puede ser fuente de derecho alguno a su favor como para sustraerse al reconocimiento de la prestación y, obviamente, en modo alguno en desmedro del derecho pensional del cotizante o trabajador´.” (Corte Suprema de Justicia, Sala Laboral SL11042-2014 Radicación n.° 56331 Acta 29, del 12 de agosto de 2014)

    Y por último, si no tiene derecho a la pensión de vejez o a la de vejez subsidiada, antes de pensar en la devolución de sus aportes, incluso analice la última opción que entró en vigencia éste año, que son los BEPS (Beneficios Económicos Periódicos), que consiste en seguir ahorrando, en no retirar la devolución de aportes y empezar a ahorrar el dinero que pueda en los meses en que esté cesante o en la informalidad, de tal manera que cuando llegue a los 65 años, el Estado colombiano le sumará un 20% al dinero que haya ahorrado (aportes obligatorios, ahorros voluntarios, bonos pensionales, rendimientos), y le entregará un Beneficio Económico de manera vitalicia.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.