Carta de renuncia del trabajador – ¿Cómo debe hacerse?

Por 6 abril, 2019

El trabajador puede renunciar a su trabajo en cualquier momento y por cualquier razón, y la carta de renuncia es el mecanismo mediante el cual le comunica su decisión el empleador.

¿Es obligatorio presentar la carta de renuncia del trabajo?

La ley no exige a que el trabajador comunique al empleador su decisión de renunciar al contrato de trabajo, por tanto no es obligación hacerlo.

No obstante, si en el contrato de trabajo se pactó la obligación de comunicar al empleador la renuncia con la anticipación acordada, debe hacerlo en honor al compromiso adquirido so pena de asumir las consecuencias pactadas si tal cosa se hubiere pactado.

En todo caso, así no exista la obligación de pasar la carta de renuncia, es de caballeros hacerlo y siempre es positivo terminar las relaciones laborales de buena forma, porque el camino es largo…

Requisitos que debe cumplir la carta de renuncia.

Igual que sucede con la carta de despido al trabajador, en la carta de renuncia el trabajador debe indicar las razones por las que renuncia, en cumplimiento del parágrafo único del artículo 62 del código sustantivo del trabajo.

Carta de despido al trabajador – Requisitos que debe cumplir

Es así porque no se puede alegar ninguna causa o razón que no se haya incluido en la carta de renuncia.

El deber del trabajador de motivar la renuncia.

No es que la ley exija incluir en la carta de renuncia las causa o razones o causas de la renuncia, de hecho ni siquiera exige que se presente la carta de renuncia; lo que la ley dispone es que no se pueden alegar razones o causa distintas a las comunicadas en la carta de renuncia, de manera que si no hay una carta de renuncia, o hay una pero sin contener las causas de esa renuncia, simplemente estamos frente a una renuncia voluntaria.

La sala laboral de la Corte suprema de justicia señala en la sentencia 64659 del 3 de mayo de 2018 con ponencia de la magistrada Clara Cecilia Dueñas Quevedo:

«En tal sentido, esta Corte ha señalado que quien dimite de un empleo tiene pleno derecho para redactar a su albedrío la comunicación correspondiente. También tiene adoctrinado que la carta de terminación debe contener las razones o motivos aducidos por el empleador o trabajador para dar por terminado el contrato de trabajo, lo cual no significa que los hechos en ella expuestos hayan ocurrido de esa manera. Entonces, el escrito prueba la terminación unilateral del contrato de trabajo, pero no la justificación del mismo y es el juez, por el sendero procesal, quien determina si los supuestos fácticos en que se funda la decisión constituyen o no justa causa.

(…)

Así, dado que el vínculo laboral terminó por iniciativa del promotor del proceso, y como se observó en precedencia, este no cumplió con el deber o la carga procesal de acreditar las supuestas causas que le endilgó a la empleadora demandada, necesariamente ha de concluirse que el contrato de trabajo feneció por renuncia voluntaria.»

De acuerdo a lo anterior se puede afirmar que la renuncia voluntaria se da en los siguientes casos:

  1. Cuando no se indican las razones o causas de la renuncia (por que no existen o porque se olvidó incluirlas).
  2. Porque no se probaron las causas alegadas en la carta de renuncia.

La renuncia voluntaria es una de las formas de terminar un contrato de trabajo, y en tal situación no hay necesidad de motivar la carta de renuncia, excepto por deferencia para con el empleador que le brindó la oportunidad laboral a la que renuncia.

Se deben probar las motivaciones de la carta de renuncia.

En la sentencia previamente referida queda claro que el trabajador puede incluir cualquier cosa que se le ocurra para motivar la carta de renuncia, pero ello no significa que lo consignado allí sea cierto, de manera que le corresponde al trabajador demostrar en juicio que lo dicho en la carta de renuncia es cierto, y en la misma sentencia afirma la corte:

«En efecto, cabe recordar que si es el trabajador quien finaliza el nexo causal con fundamento en el incumplimiento de las obligaciones del empleador, es a este a quien le atañe demostrar ante la autoridad laboral la ocurrencia de los hechos que motivaron la finalización del vínculo, y si los acredita, aquel debe asumir las consecuencias pertinentes, empero si aquel no logra probar tal incumplimiento, necesariamente la conclusión será que la terminación del contrato de trabajo obedeció a una dejación libre y espontánea.»

Lo anterior es relevante cuando el trabajador alega que la renuncia se debe a la culpa del empleador, pues si el trabajador renuncia libre y espontáneamente no es necesario tal formalismo.

La obligación de probar lo expuesto en la carta de renuncia sólo aplica si el trabajador demanda al empleador por considerar que lo obligó a renunciar, como pasa a explicarse.

Carta de renuncia, renuncia motivada y el despido indirecto.

La carta de renuncia motivada es indispensable para reclamar judicialmente un despido indirecto, pues en ella deben consignarse las causas imputables al empleador por las que el trabajador se ve obligado a renunciar.

Despido indirecto

Si el trabajador renuncia debido a que el empleador ha incumplido con sus obligaciones o inobservados sus prohibiciones, se entiende que la renuncia es por culpa del empleador, es decir, se trata de una renuncia motivada con justa causa lo que deriva en el despido indirecto.

En tal caso, el trabajador puede demandar al empleador para que el juez declare el despido indirecto, que equivale al despido injusto con las mismas consecuencias.

Indemnización por despido sin justa causa

Situación que deja clara a sala laboral de la Corte suprema de justicia en sentencia 44057 del 16 de mayo de 2018 con ponencia del magistrado Jorge Mauricio Burgos:

«Según el artículo 64 del Código Sustantivo del Trabajo, se indemniza de igual manera el despido sin justa causa decidido por el empleador y la terminación del contrato por parte del trabajador por razones atribuibles al empleador.»

En resumen, el trabajador que presenta la carta de renuncia motivada porque cree que el empleador lo ha obligado a ello por la razón que sea, debe consignar en ella de forma clara, concreta y puntual las razones y causas que motivan la renuncia, pues esas serán las que el juez valore en el proceso judicial que siga a la renuncia.

Modelo o formato de la carta de renuncia.

carta-de-renuncia

A continuación de jamos un modelo de carta de renuncia motivada sugerido por el abogado laborista Alonso Riobó Rubio.

Señor
Xxxxx Yyyyyy Zzzzz
(Nombre de la empresa)
Ciudad

Respetado señor:

Por medio de la presente me permito comunicarle que he decidido dar por terminado, a partir de la fecha, el contrato de trabajo suscrito con (nombre de la empresa) el X (día) de (mes) de (año), por justa causa imputable a la empresa.

Se funda esta decisión en lo preceptuado por las causales 6ª y 8ª del literal b) del artículo 7º del Decreto 2351 de 1965, en concordancia con lo establecido en el numeral 4. del artículo 57 del Código Sustantivo del Trabajo.

Las causales en mención se basan en los siguientes hechos:

La empresa ha venido incumpliendo de manera sistemática, y sin razones legalmente válidas, la obligación que le asiste de pagarme el salario y las prestaciones sociales en las condiciones y períodos convenidos. Como evidencia de ello se tiene lo siguiente :

- Durante los 3 meses que llevo laborando con (nombre de la empresa) ésta no ha cumplido la obligación legal que le asiste de cancelarme los recargos a que tengo derecho por trabajar habitualmente los domingos.

- Tampoco se han concedido los descansos compensatorios que me corresponden por el trabajo dominical.

- Y lo propio ha ocurrido con las horas extras y el recargo nocturno a que tengo derecho, pues hasta la fecha de hoy no he recibido el pago de los recargos correspondientes.

- (Nombre de la empresa) ha faltado al compromiso adquirido al momento de mi vinculación, en el sentido de sectorizar las zonas de trabajo con el fin de evitar largos recorridos para la prestación de mis servicios.

- La insuficiencia de personal que acusa la empresa ha venido siendo manejada por ésta imponiéndosenos a los trabajadores el cumplimiento total de la agenda, lo cual desborda nuestra capacidad física y mental y nos produce fatiga y estrés.

- Mi integridad física, al igual que la de mis compañeros, se ve permanentemente amenazada por los altos riesgos que conlleva el tener que desplazarnos por zonas de alta peligrosidad, sin que la empresa haga nada por precaver dichas contingencias.

En los anteriores términos queda debidamente motivada y justificada mi decisión de dar por terminado el contrato de trabajo por hechos imputables a (Nombre de la empresa).

Comedidamente solicito se me entregue la orden para el examen médico de retiro.

Atentamente,

(Nombre del trabajador)
C.C. No. ——————-

Aspectos a considerar en la renuncia del trabajador.

La renuncia del trabajador puede ser pacífica o puede ser el preámbulo de un proceso judicial, razón por la que consideramos oportuno abordar algunas situaciones relacionadas con la decisión del trabajador de presentar su carta de renuncia.

Después de la renuncia sigue la liquidación del contrato de trabajo.

Cuando el trabajador renuncia al trabajo le sigue la liquidación del contrato de trabajo, obligación que el empleador debe cumplir sin que tenga incidencia las causas o razones por las que el trabajador renuncia.

Liquidación del contrato de trabajo

Cuando el trabajador presenta la renuncia se deben liquidar y pagar todos los conceptos adeudados al trabajador, excepto la indemnización por despido injustificado, puesto que el trabajador ha renunciado, y si esa renuncia es motivada como ya se explicó, será el juez quien ordene el pago de la indemnización por despido injusto si encuentra probado el despido indirecto.

Sanción moratoria por el no pago de la liquidación del contrato de trabajo

Ese pago debe hacerse oportunamente, pues en caso de una demanda el empleador puede verse obligado a pagar la indemnización moratoria por no pagar a la fecha de la terminación del contrato todos los valores adeudados al trabajador.

La presentación de la renuncia y la desvinculación del trabajador no requieren ser simultáneas.

Para que la carta de renuncia tenga efecto no es necesario que su presentación sea simultánea con la cesación por parte del trabajador de la prestación de sus servicios a la empresa.

Algunas personas hay llegado a concluir que si el trabajador presenta la carta de renuncia pero sigue trabajando uno, dos o más días después de presentar la carta de renuncia, dicha carta queda sin efectos, lo cual no necesariamente es así.

Al respecto la corte suprema de justicia, sala de casación laboral en sentencia del día 15 de marzo de 2000, radicación 12580 hizo la siguiente aclaración:

«Dicho resultado, sin embargo, no es óbice para señalar, ya sin ninguna incidencia en la decisión,  la equivocación del Tribunal, pues lo que esta Sala ha sostenido en otras ocasiones, al ventilar situaciones similares a la presente,  es que no necesariamente debe haber simultaneidad entre la comunicación de terminación del contrato y el fenecimiento efectivo del vínculo, ya que con frecuencia acontece que entre uno y otro evento pasan varios días, sin que ello signifique por el sólo transcurrir del tiempo la pérdida de eficacia de la primera.»

Es normal que el trabajador trabaje unos días más luego de presentada la carta de renuncia, o luego de finalizada la fecha indicada en la carta de renuncia, para asuntos conocidos como entrega del cargo o para la inducción al empleado que lo reemplaza, etc., situación que no resta eficacia a la decisión comunicada en la carta de renuncia, y para evitar malos entendidos, en caso de ser ese el caso se debería dejar por escrito.

Cuando el empleador solicita la carta de renuncia al trabajador.

Suele ocurrir que el empleador en lugar de despedir al trabajador le solicita o hasta le exige que le presente la carta de renuncia, práctica no recomendable.

Exigirle al trabajador que renuncie tiene mucho parecido a despedirlo, y en algunos casos resulta en un despido indirecto si el trabajador procede de la manera adecuada.

Naturalmente que el trabajador se puede negar a presentar la carta de renuncia, y el empleador en tal situación se ve abocado a tomar una de dos decisiones: despedirlo o no.

Si lo despide será un despido injustificado si no hay una justa causa para el despido.

En algunos casos cuando el trabajador ha incurrido en alguna justa causa y es consciente de ello, si el empleador le exige la renuncia, es viable negociar el retiro que termia siendo un acuerdo de voluntades con lo que se pretende darle un fin amistoso a la relación laboral.

Aquí resulta importante los términos de la carta de renuncia como ya lo vimos.

Se presentan otras situaciones donde el empleador no exige la renuncia, sino que le hace promesas al trabajador, como que le firma un nuevo contrato, o que le cambia el término fijo a indefinido, y no sobra decir que si el trabajador accede a esa propuesta y luego el empleador no cumple, no tiene mucho que hacer por cuanto las promesas del empleador tienen poco valor jurídico, y la solución pasará por probar el engaño el vicio de consentimiento en la voluntad del trabajador, que no es una tarea sencilla.

Nulidad de contrato por vicio de consentimiento

Implicaciones para el empleador de aceptar la carta de renuncia del trabajador.

¿Para el empleador hay alguna implicación o consecuencia si acepta o no la carta de renuncia que presente el trabajador?

Que el empleador acepte o no la renuncia presentada por el empleador no tiene efecto alguno, por cuanto el trabajador simplemente comunica la renuncia y las razones o causas de ella, y no está pidiendo permiso o autorización para la terminación del contrato de trabajo.

Para que se materialice la finalización del vinculo jurídico creado en torno al contrato de trabajo no hace falta que se acepte la renuncia o el despido, pues estos son hechos definitivos que libremente toma cada una de las partes: el trabajador decide renunciar o el empleador decide despedir al trabajador y no requiere que la otra parte consienta en ello.

La ley no contempló como requisito que se deba aceptar la renuncia para que esta tenga validez.

Si en la carta de renuncia el trabajador imputa justas causas al empleador, que este acepe o no la renuncia en nada afecta la carta de renuncia, pues le corresponde al trabajador probar en juicio lo dicho en la carta y es allí donde se traslada la discusión.

Es importante anotar que la aceptación de la renuncia no es un requisito obligatorio, pero de darse reviste de consensualidad la decisión de renunciar del trabajador, es decir, se convierte en un acuerdo de voluntades respecto a la fecha de finalización del contrato, que sí pasa a tener efectos jurídicos como en seguida se plantea.

¿Qué pasa si me despiden antes de la fecha en que quería renunciar?

Un lector nos ha planteado una inquietud muy particular:

«Si realicé una carta de renuncia para una fecha determinada y la empresa me notifica la aceptación de la renuncia para 15 días antes de los establecido previamente y me liquidan, ¿esto debió ser con indemnización?»

En tal situación es evidente que el trabajador quería renunciar y la empresa convino en ello, pero el contrato de trabajo le fue terminado antes de la fecha deseada por el trabajador.

Consideramos que si bien se puede configurar un acuerdo entre las partes para terminar el contrato de trabajo, el acuerdo no fue completo, puesto que la empresa decide terminar el contrato antes de la fecha solicitada o notificada por el trabajador, y ello naturalmente va en contra de la voluntad del trabajador.

Cuando la empresa notifica la aceptación de la renuncia se ha presentado un acuerdo entre las dos partes donde se fija una fecha para la terminación del contrato, pero luego la empresa incumple con ese acuerdo terminando el contrato antes de lo pactado.

Algunas personas opinan que es difícil hablar de un despido injustificado, puesto que el trabajador solicitó la terminación del contrato; pero tampoco se puede hablar de una renuncia voluntaria en todo el sentido de la palabra, puesto que el retiro se dio antes de la fecha que el trabajador lo solicitara y en que la empresa lo aceptara, y cuando eso ocurre estamos ante una terminación unilateral en fecha distinta a lo expresamente acordado.

En nuestro criterio este hecho puede dar lugar a que el trabajador presente una reclamación, ya que es evidente que hubo acuerdo en la terminación del contrato pero no en la fecha, y fue la empresa la que terminó imponiendo una fecha anterior que afectó los intereses del trabajador, y este sin duda puede alegar un despido injustificado, si es que en efecto lo fue, ya que puede existir la posibilidad de que el trabajador presente la carta de renuncia pero a la vez la empresa pueda probar una justa casa para el despido (hay trabajadores que cuando la embarran pasan la carta de renuncia, o la embarran luego de presentar la carta de renuncia).

Conozca sus derechos y obligaciones como trabajador o empleador con nuestra Guía Laboral 2019.

Temas relacionados

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

5 Opiniones
  1. slangel lazaro Dice:

    buenos dias
    para una consulta ..?
    Una trabajadora al cumplirse la licencia de maternidad pasa su carta de renuncia como se hace para la liquidacion si tiene la hora de lacatacia por 6 meses . debe la empresa pagarla en la liquidacion ..?
    gracias

    Responder
  2. Rosaura medina Garzon Dice:

    Si un trabajador pasa su renuncia y expone trabajar hasta el 30 del mismo mes…pero luego el 15 de ese mismo mes pasa otra carta informando retirarse el mismo 15… se puede aceptar esa carta ??

    Responder
  3. ROBERTO O. MARTINEZ G. Dice:

    Si no es necesaria la carta de renuncia, puede entonces el empleador declarar abandono de cargo o puesto ?

    Responder
  4. Miguel Alvarez Dice:

    Hola quisiera hacer una consulta, tengo una amiga que trabaja en un asilo de ancianos, su contrato es de 6 meses, pero se esta viendo afectada de salud, puede ella renunciar, si es asi bajo que circustancia?

    Responder
  5. Luis Orlando Mahecha Lozano Dice:

    Yo como gerente de una sucursal me puedo negar a recibir una comunicación escrita (ej. carta de renuncia). Si me niego que implicaciones hay?

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

¿Preocupado por su pensión?