Diputación de pago

Por norma general, cuando se debe algo el pago debe ser realizado directamente al acreedor, pero es posible que el acreedor designe a una persona para que reciba dicho pago, lo que se conoce como diputación para el pago.

Formalización de la diputación para el pago.

Cuando el acreedor designa a una persona para que reciba el pago, esta diputación se puede o se recomienda hacer por poder, así:

  1. Poder general, cuando se otorga poder para que el acreedor administre todos los negocios del acreedor.
  2. Poder especial, cuando se confiere poder para que el mandatario o apoderado administre el negocio o negocios en los cuales está comprendido el pago.
  3. También se puede realizar la diputaron para el pago por un simple mandato comunicado al deudor, para que efectúe el `pago a la persona que le indique el acreedor.

En conclusión, este tema del poder para recibir el pago es un tema muy importante, por esto cuando se otorga poder especial se debe facultar al apoderado para recibir el pago.

Por ejemplo, el poder conferido a una persona para demandar al deudor no lo faculta para recibir el pago a menos que se haya establecido dicha facultad, lo que debe tener claro tanto el deudor como el acreedor, para evitar hacer un pago a quien no se debe.

Validez del pago efectuado a persona distinta del acreedor.

Lo anterior nos lleva a preguntarnos si es válido el pago hecho a una persona distinta al acreedor, cuando no existe diputación.

El pago efectivo extingue las obligación o deuda, y para que el pago sea válido es necesario que se cumplan los siguientes requisitos:

  1. Que se haga al acreedor.
  2. que se haga a una persona designada por el juez o la ley.
  3. Cuando se paga a una persona designada por el acreedor.

Cuando el pago se realiza a persona distinta a las anteriormente mencionadas no es válido, sin embargo, cuando se haga a persona distinta es válido siempre y cuando el acreedor lo haya aceptado o ratificado.

La ratificación del acreedor respecto al pago hecho a cualquier persona diferente a las mencionadas anteriormente, debe ser tacita o expresa.

Esta excepción se encuentra consagrada en el artículo 1635 del código civil el cual establece lo siguiente:

«El pago hecho a una persona diversa de las expresadas en el artículo precedente, es válido, si el acreedor lo ratifica de un modo expreso o tácito, pudiendo legítimamente hacerlo; o si el que ha recibido el pago sucede en el crédito, como heredero del acreedor, o bajo otro título cualquiera.

Cuando el pago hecho a persona incompetente es ratificado por el acreedor, se mirará como válido desde el principio.»

Por lo anterior se debe tener extrema precaución al pagar una deuda a quien no se le debe, pues si no se hace correctamente ese pago se pierde y quedamos con la deuda.

Es de los más cotidiano dejar la plata con alguien mas de la casa, por ejemplo, si a quien le debemos no se encuentra en ella cuando llegamos a pagarle, y a veces olvidamos las implicaciones que ello puede suponer.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.