Costo de oportunidad

El costo de oportunidad se entiende como aquel costo en que se incurre al tomar una decisión y no otra, o, dicho de otra forma, es el valor o utilidad que se sacrifica por elegir una alternativa A y descartar una alternativa B.

Qué es el costo de oportunidad.

costo-de-oportunidad

Todo camino ofrece una oportunidad, una utilidad o ganancia, y cuando se elige un camino en lugar de otro, se renuncia al beneficio que ofrecía el camino el camino no elegido, y es una situación a la que nos enfrentamos cuando debemos tomar una decisión que ofrece varias alternativas.

El costo de oportunidad es lo que perderá si se descarta una de las opciones disponibles, por lo tanto hay que evaluar qué se pierde con cada elección posible, para decidir por aquella que ofrece un menor costo de oportunidad.

Cada situación siempre se puede abordar de formas distintas, y cada forma ofrece una utilidad mayor o menor que las otras, por consiguiente, siempre que se tome una u otra decisión, se habrá renunciado a las oportunidades y posibilidades que ofrecían las otras, que bien pueden ser mejores o peores, y es de lo que se trata el coste de oportunidad.

El costo de oportunidad no es más que el beneficio a que se renuncia por no aprovechar una oportunidad.

Ejemplos de costo de oportunidad.

Para ilustrar el concepto de costo de oportunidad supongamos que una persona tiene dos ofertas de empleo en con las siguientes condiciones:

  • Oferta A: Salario $1.500.000
  • Oferta B: Salario 1.400.000.

Es evidente que si elijo B estoy renunciando a $100.000, que será el costo de oportunidad de la opción B.

Pero hay casos en que resulta más complejo determinar el costo de oportunidad como por ejemplo:

  • Oferta A: Salario $2.000.000.
  • Oferta B: Salario $1.500.000 + comisiones.

Con la oferta A se garantiza un salario de $2.000.000 mensuales, pero con la oferta A tiene la posibilidad de obtener un salario de $3.000.000 pero puede que en algunos meses sólo devengue el básico o menos de $2.000.000.

¿A qué se renuncia si se elige A y no B o lo contrario? ¿Cuál elegir?

Es como el contribuyente que sopesa pagar impuesto o evadirlo. Si paga no ahorra dinero, pero si no paga ahorra dinero en el presente y se arriesga a terminar pagando más en el futuro.

La vida cotidiana está llena de decisiones en la que se incurre en un costo de oportunidad, sólo que no lo advertimos o no lo consideramos.

Por qué determinar el costo de oportunidad.

Se supone que las decisiones económicas y financieras deben ser racionales, y debemos tomar la decisión que nos represente un mayor beneficio, es decir, la que represente un menor costo de oportunidad.

Debemos descartar la decisión que nos lleve a renunciar a un mayor valor o beneficio, y eso sólo es posible si calculamos matemáticamente el costo de oportunidad, y para ello debemos hacer las proyecciones necesarias para determinar qué opción es más rentable.

No existe una fórmula para determinar el costo de oportunidad, sino que en cada caso particular se deben hacer las evaluaciones y proyecciones necesarias para determinar el valor de las distintas opciones para elegir la que más nos aportes valor y descartar las que nos aporten menos valor, es decir, la de mayor costo de oportunidad.

El costo de oportunidad no siempre es financiero.

El costo de oportunidad generalmente se monetiza, pero no siempre es el caso.

Se supone que debemos elegir la opción que más dinero nos dé, y desechar aquella que nos llevaría a renunciar a un mayor valor o posibilidad, pero hay casos en que se debe valorar el factor emocional.

Por ejemplo, es posible que en el trabajo A ganemos un mejor salario pero en el B estemos más satisfechos personal o profesionalmente.

O es posible que en B se tenga un menor salario, pero nos quede más tiempo libre para dedicar a otro proyecto, o para dedicar a nuestra familia o alguna actividad de nuestro agrado.

En el caso de las empresas sólo importa el coste de oportunidad económico o financiero, pero en el caso de las personas importa también el costo de oportunidad emocional, que no se puede calcular matemáticamente.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter Compártalo en Whatsapp
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y enviaremos a su correo nuestra información mas reciente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.