Empresas de servicios públicos están sometidas a retención en la fuente

Por   27/12/2017

Todas las empresas que presten servicios públicos domiciliaros y demás actividades complementarias a éstos, sin importar si son empresas públicas o privadas, están sometidos a retención en la fuente, la cual se debe practicar mediante el mecanismo de Autorretención.

Así lo dispone el decreto 2885 de 2001, que su artículo primero reza:

«Autorretención en la fuente para servicios públicos. Los pagos o abonos en cuenta por concepto de servicios públicos domiciliarios y las actividades complementarias a que se refiere la Ley 142 de 1994 y demás normas concordantes, prestados a los usuarios de los sectores industrial, comercial y oficial, están sometidos a la tarifa del dos y medio por ciento (2.5%), sobre el valor del respectivo pago o abono en cuenta, la cual deberá ser practicada a través del mecanismo de la autorretención por parte de las empresas prestadoras del servicio, que sean calificadas por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, mediante Resolución de carácter general.

Parágrafo 1. Durante la vigencia de la exención de que trata el artículo 211 del Estatuto Tributario, la base para la autorretención se reducirá en el porcentaje de exención aplicable en cada año gravable, para cada servicio público domiciliario.

Parágrafo 2. Los valores efectivamente recaudados por concepto de servicios públicos, facturados a través y para terceros no estarán sujetos a autorretención.

Parágrafo 3. Sobre los demás conceptos efectivamente recaudados incluidos en la factura de servicios públicos, actuará como agente retenedor la empresa de servicios públicos que emita la factura.»

Esto quiere decir que cualquier empresa que preste servicios públicos, sea una empresa privada o sea una empresa estatal [comercial o industrial del estado], debe autorretenerse sobre los ingresos facturados a los sectores comerciales, industriales y oficiales, excluyéndose de esta obligación los ingresos facturados al sector residencial.

Además, para que exista la obligación de la autorretención para las empresas prestadoras de servicios públicos domiciliarios, éstas deben ser calificadas como autorretenedoras mediante resolución por parte de la Dian, de suerte que si una empresa de este tipo es calificada como autorretenedora por parte de la Dian, debe obligatoriamente cumplir con la obligación de autorretenerse, y de no hacerlo, se expondrá a las sanciones aplicables a los agentes de retención.

 

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.