Retención en la fuente por servicios

Por   11/10/2017

La retención en la fuente por servicios es uno de los conceptos de retención que más se practica, y es un  concepto que puede encerrar cierta dificultad a la hora de identificarlo puesto que en algunos casos se confunde con el concepto de honorarios.

El principal indicador para clasificar el servicio es cuando lo técnico y lo manual prima sobre el intelecto, es decir donde no hace falta una gran destreza mental e intelectual para prestarlo.

Es el caso del servicio de transporte. Para prestarlo no hace falta tener una gran habilidad mental. Basta con la habilidad manual o física para prestarlo.

Lo mismo sucede con el servicio de aseo. Son oficios  donde la destreza física y manual son determinantes, aún cuanto  el prestador del servicio goce de un gran intelecto o formación académica.

O el servicio que se contrata para pintar una edificación, o arreglar una instalación eléctrica.

Supongamos un contador público que es contratado para desempeñar el cargo de jefe de cartera, cuya única actividad es cobrar a los clientes morosos.

Podríamos decir que por tratarse de un contador público titulado, con una especialización en revisoría fiscal y una maestría en finanzas, el concepto de retención sería por honorarios, pero considerando la actividad como tal consistente en sentarse frente a un teléfono durante 10 horas diarias a llamar a los clientes morosos, el concepto de retención indudablemente ha de ser por servicios.

La razón es que para cobrarle al cliente no se requiere el despliegue de una enorme capacidad intelectual, por tanto no es más que un simple servicio.

Distinto es cuando el contador público es contratado para analizar la estructura de costos de la empresa y proyectar estados financieros a 5 años. Para ello se requiere de habilidades especiales, se requiere de ciertos conocimientos que implican un gran despliegue intelectual que permiten clasificar sus servicios como honorarios.

Bien, una vez aclarado el concepto de retención por servicios, vienen dos aspectos adicionales necesarios para aplicar la retención: base  y tarifa.

Base de retención en la fuente por servicios 2017

La retención en la fuente por servicios se aplica a partir de 4 Uvt, que según el valor del Uvt para el 2017, la base mínima sujeta a retención es de $127.000. Es decir que si el valor del servicio antes del impuesto a las ventas es igual o superior a $127.000 se aplica retención por servicios

Tarifas en la retención en la fuente por servicios  2017

En la retención en la fuente por servicios existen dos tarifas, una del 4% y otra del 6%.

  • Declarantes: 4%
  • No declarantes: 6%

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.