Desheredamiento – En qué consiste y cuándo se da

El desheredamiento es una figura jurídica del derecho civil de la cual puede hacer uso el testador al momento de elaborar su testamento, para privar a un legitimario, ya sea de la totalidad o una parte de la herencia a que tiene derecho.

Causales de desheredamiento.

El artículo 1266 del código civil colombiano señala las causales por las cuales el testador puede desheredar un hijo o cualquier otro heredero legítimo de acuerdo a la ley.

En consecuencia, el desheredamiento no se puede hacer por capricho sino únicamente por las siguientes causales:

  1. Por haber cometido injuria grave, ya sea en contra de la persona del testador, de sus bienes, de su cónyuge, de sus hijos o padres. En esta causal se deshereda por haber imputado cosas deshonrosas tanto al testador como a sus descendientes o ascendientes y cónyuge.
  2. Por no haberle socorrido en el estado de demencia o destitución, pudiendo. En este causal se castiga por la omisión de socorrer al testador, teniendo los medios para hacerlo.
  3. Por haberse valido de fuerza o dolo para impedirle testar, en esta causal se le impide a testador que realice su testamento o se le coacciona para que en el testamento se plasmen disposiciones contrarias a su voluntad.
  4. Por haberse casado sin el consentimiento de una ascendiente, estando obligado a obtenerlo, esta causal se da cuando se casan menores de edad sin el consentimiento de sus padres, que no es causal de nulidad del matrimonio, pero si es causal de desheredamiento.

Por las tres primeras causales se puede desheredar a los ascendientes. Para que la causal sea válida se requiere que se haya establecido en el testamento y que se haya probado judicialmente en vida del testador; o la que la hubieren probado las personas interesadas después de la muerte de este.

El desheredamiento se extiende a las legítimas, asignaciones por causa de muerte y a las donaciones que haya hecho el testador al desheredado, salvo que el testador haya limitado los efectos.

Requisitos para que el desheredamiento sea válido.

Para que esta disposición testamentaria valga es necesario que se cumplan los siguientes requisitos:

  1. Debe estar expresado en el testamento el desheredamiento.
  2. Debe ser probada la causal que se le imputa al desheredado en vida del testador.
  3. O en su defecto después de fallecido el testador las personas interesadas en el desheredamiento deben probarlo.

Si el desheredamiento no cumple con los requisitos mencionados carece de validez jurídica y por ende no se puede privar al legitimario de su legítima.

Los requisitos para la validez de esta disposición testamentaria se encuentran plasmados en el artículo 1267 del código civil el cual expresa lo siguiente:

«No valdrá ninguna de las causas de desheredamiento, mencionadas en el artículo anterior, si no se expresa en el testamento específicamente, y si además no se hubiere probado judicialmente en vida del testador; o las personas a quienes interesare el desheredamiento no lo probaren después de su muerte.

Sin embargo, no será necesaria la prueba, cuando el desheredado no reclamare su legítima dentro de los cuatro años subsiguientes a la apertura de la sucesión; o dentro de los cuatro años contados desde el día en que haya cesado su incapacidad de administrar; si al tiempo de abrirse la sucesión era incapaz.»

Por otro lado, respecto a los efectos del desheredamiento estos dependen de la disposición testamentaria del desheredador, es decir, de lo que haya establecido el testador respecto a este.

Si el testador no limita los efectos del desheredamiento solo a la legítima según lo establecido en el código civil, este se extiende a todas las asignaciones que por causa de muerte y a todas las donaciones que se hayan hecho, es decir, si el desheredamiento no es limitado se extiende a todas las cosas que se hayan podido heredar.

¿El desheredamiento puede ser revocado?

tiendo el desheredamiento una disposición testamentaria, es decir, es una manifestación hecha por el testador por medio de la cual se priva a un legitimario de su legítima en todo o en parte, dicha manifestación debe estar contenida en el testamento.

Para que esta disposición testamentaria sea revocada es necesario que se haga una reforma de esta disposición en el testamento.

¿Cómo se revoca una disposición testamentaria de desheredamiento?

Para revocar un desheredamiento es necesario que el testador revoque la disposición testamentaria que lo contiene; dicha revocación puede ser total o parcial, pero debe ser expresa, es decir, que, así como de manera expresa se estableció el desheredamiento en el testamento de la misma manera se debe establecer la revocación de dicho desheredamiento.

Esta regla se encuentra establecida en el artículo 1269 del código civil, el cual expresa lo siguiente:

«El desheredamiento podrá revocarse, como las otras disposiciones testamentarias, y la revocación podrá ser total o parcial; pero no se entenderá revocado tácitamente por haber intervenido reconciliación, ni el desheredado será admitido a probar que hubo intención de revocarlo.»

Un aspecto interesante de este artículo es que, la revocación del testamento no puede ser tácita, es indispensable que se haga de manera expresa, porque de lo contrario no hay revocación, ni tampoco habrá revocación del desheredamiento, cuando el desheredado pruebe que había intención en la revocación, pues de acuerdo con lo establecido en el artículo mencionado no será admitida dicha prueba.

Entonces para que haya revocación de un desheredamiento, es necesario lo siguiente:

  1. Que sea hecha de manera expresa en el testamento.
  2. Se puede hacer de manera parcial o total.
  3. No hay lugar a la revocación tacita.

La revocación del desheredamiento se hace de la misma forma que se pueden revocar otras disposiciones testamentarias, valga decir con la revocación hecha por el testador en su testamento.

¿Cuándo se considera invalido el desheredamiento?

Recordemos que para que el desheredamiento como figura jurídica sea válido, es necesario que reúna los siguientes requisitos:

  • Debe constar en el testamento, es decir, el testador debió expresamente nombrar la causal por la cual desheredaba y la persona desheredada.
  • El testador debió probar judicialmente en vida la causal invocada.
  • Cuando el testador no lo haya probado en vida, a las personas que les interese el desheredamiento deberán probarlo después.

El segundo inciso del artículo 1267 establece una excepción respecto al requisito de probar la causal de desheredamiento, estableciendo un periodo de cuatro años en los cuales si el desheredado no reclama su legítima la pierde; los cuatro años se cuentan a partir de la apertura de la sucesión.

De otra parte, establece otra excepción respecto a él que era incapaz al momento de abrirse la sucesión, al cual también se le da un tiempo perentorio de cuatro años, los cuales se cuentan a partir de que termine su incapacidad de administrar.

En consecuencia, el desheredamiento será inválido si no se cumplen los requisitos que expresamente contempla la ley, y al declararse inválido el heredero debe recibir la parte que legalmente le corresponde aún en detrimento de dispuesto por el testador en favor de otros herederos, a fin de que todos los herederos reciban lo mínimo que fija la ley.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter Compártalo en Whatsapp

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.