Favorabilidad, In dubio pro operario y Condición más beneficiosa – Tres principios del Derecho laboral que con frecuencia algunas personas confunden

No vamos a hablar hoy en esta columna de la importancia y trascendencia de estos tres principios, pues dada la amplitud del tema se necesitaría un espacio superior al que se nos otorga,  pero sí vamos a ocuparnos en poner de presente la diferencia que existe entre ellos.

Principio de la favorabilidad.

Suele suceder en el ámbito judicial que el juez, al momento de resolver un asunto de carácter laboral, se encuentra con que existen dos o más normas laborales vigentes susceptibles de aplicarse al caso, pero le asalta la duda sobre cuál de ellas debe aplicar.

Puesto en esa circunstancia, el juez debe escoger la norma que resulte más favorable al trabajador, la cual deberá aplicar completa.

Entonces, para que opere el principio de favorabilidad deben darse los siguientes requisitos.

-Que existan varias normas de carácter laboral susceptibles de aplicarse al caso concreto, es decir que regulen la misma situación fáctica.

-Que todas esas normas estén vigentes.

-Que el juez tenga duda sobre cuál de ellas debe aplicar

-Que la norma que escoja la aplique en su totalidad, o sea, que no puede aplicar solo una parte de ella, sino que la debe aplicar íntegra y como un cuerpo normativo.

Principio Indubio pro operario

A diferencia de la situación anterior, en este caso el juez no se encuentra ante varias normas del trabajo susceptibles de aplicarse al caso por resolver, sino ante una sola norma que admite varias interpretaciones, y lo acompaña la duda sobre cuál de todas esas interpretaciones debe escoger. O sea, que aquí ya no se trata de pluralidad de normas sino de pluralidad de interpretaciones. En este caso el juez debe escoger la interpretación que sea más favorable al trabajador

Así las cosas, para que pueda aplicarse el principio indubio pro operario se deben dar las siguientes situaciones:

-Que el juez se encuentre con que la norma que regula el caso le sugiere varias interpretaciones, y

-Que el juez tenga duda sobre cuál de esas interpretaciones debe escoger. Esto es así porque si el juez no tiene duda no aplica el principio así la norma admita otras interpretaciones.

Es conveniente anotar que los jueces no están obligados a escoger como correctas las interpretaciones (de las normas) que le propongan las partes del proceso.

Principio de la Condición más beneficiosa.

Este principio presenta las siguientes características:

-Se aplica en presencia de un cambio de legislación.

-El juez se encuentra entre dos normas, una vigente y otra derogada.

-La persona es titular de una situación jurídica concreta configurada al amparo de una norma que fue derogada y reemplazada por otra que le significa  desmejora.

En próximas columnas profundizaremos un poco más sobre cada uno de estos principios, hoy sólo hemos querido presentar una noción sencilla y elemental de ellos en un ejercicio destinado a acercar a los lectores a tan interesante temática.

Adquiera la Guía Laboral 2017 con el 40% de descuento.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.