Ganancia ocasional en la venta de acciones

La venta de acciones que constituyen activo fijo puede generar ganancia ocasional en virtud de lo señalado en el artículo 300 del estatuto tributario.

Ganancia ocasional o renta ordinaria.

La utilidad que se obtiene de la venta de acciones se clasifica como ganancia ocasional o como renta ordinaria dependiendo de si fue poseía por dos años o menos.

ganancia-ocasional-acciones

Recordemos lo que señala el artículo 300 del estatuto tributario:

«Se consideran ganancias ocasionales para los contribuyentes sujetos a este impuesto, las provenientes de la enajenación de bienes de cualquier naturaleza, que hayan hecho parte del activo fijo del contribuyente por un término de dos años o más.»

Si el contribuyente vende una acción que mantuvo en su poder por dos años o más, la utilidad se declara como ganancia ocasional, y su la mantuvo por menos de dos años es un ingreso ordinario.

Cómo determinar la utilidad en la venta de acciones.

La utilidad o ganancia en la venta de acciones se determina por la diferencia entre el precio de venta y el costo fiscal de las acciones.

Es decir que si el costo fiscal de una acción es de $10.000 y la vende en $15.000, la ganancia es de $5.000.

Pero el precio de venta está limitado o reglado fiscalmente en el artículo 90 del estatuto tributario, que señala en su penúltimo inciso:

«Sin perjuicio de lo previsto en este artículo, cuando el activo enajenado sean acciones o cuotas de interés social de sociedades o entidades nacionales que no coticen en la Bolsa de Valores de Colombia o una de reconocida idoneidad internacional según lo determine la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), salvo prueba en contrario, se presume que el precio de enajenación no puede ser inferior al valor intrínseco incrementado en un 30%. Lo anterior sin perjuicio de la facultad fiscalizadora de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), en virtud de la cual podrá acudir a los métodos de valoración técnicamente aceptados, como el de flujos descontados a valor presente o el de múltiplos de EBITDA.»

Es decir que el estado acepta un precio que debe ser mínimo el 130% del valor intrínseco de las acciones, de manera que si el valor intrínseco de una acción es de $1.000, la Dian acepta un precio de venta mínimo de $1.300, y con base ese precio determinar la utilidad en la venta de las acciones.

Esta limitación no aplica en el caso de las acciones inscritas en bolsa, donde se acepta el precio que fije el mercado.

Utilidad en venta de acciones que no constituye renta ni ganancia ocasional.

El inciso segundo del artículo 36-1 del estatuto tributario señala que en el siguiente caso la utilidad en venta de acciones no constituye renta ni ganancia ocasional:

«No constituyen renta ni ganancia ocasional las utilidades provenientes de la enajenación de acciones inscritas en una Bolsa de Valores Colombiana, de las cuales sea titular un mismo beneficiario real, cuando dicha enajenación no supere el diez por ciento (10%) de las acciones en circulación de la respectiva sociedad, durante un mismo año gravable.»

Para ello se deben cumplir dos requisitos:

  1. Las acciones deben estar inscritas en la bolsa de valores de Colombia.
  2. El monto de las acciones enajenadas no debe super el 10% de las acciones en circulación.

En los demás casos la utilidad en la venta de acciones constituirá renta o ganancia ocasional según corresponda.

Ganancia ocasional en la liquidación de sociedades.

Cuando se liquida una sociedad, lo que corresponda a los socios puede constituir ganancia ocasional en los términos del primer inciso del artículo 301 del estatuto tributario:

«Se consideran ganancias ocasionales, para toda clase de contribuyentes, las originadas en la liquidación de una sociedad de cualquier naturaleza por el exceso del capital aportado o invertido cuando la ganancia realizada no corresponda a rentas, reservas o utilidades comerciales repartibles como dividendo o participación, siempre que la sociedad a la fecha de la liquidación haya cumplido dos o más años de existencia. Su cuantía se determina al momento de la liquidación social.»

Lo que constituye ganancia ocasional es el exceso de capital aportado, pues lo que corresponde a capital aportado no es más que un reintegro que no incrementa el patrimonio del contribuyente.

Este tratamiento se da siempre que la duración de la sociedad haya igual o superior a 2 años.

Respecto al exceso de capital aportado que corresponde a reservas o utilidades señala el último inciso del artículo 301 del estatuto tributario:

«Es entendido que las rentas, utilidades comerciales o reservas distribuíbles como dividendo, según lo previsto en el artículo 30 numeral 3o., que se repartan con motivo de la liquidación, configuran dividendo extraordinario para los accionistas, así se trate de sociedades, personas naturales, sucesiones u otros contribuyentes del impuesto sobre la renta.»

Cuando se liquida una sociedad, el dinero que le corresponda a los socios tiene varios componentes, como puede ser el «reintegro de capital», primas y valorizaciones, y utilidades y reservas no distribuidas en su momento, y lo que constituye ganancia ocasional básicamente es lo que se hayan valorizados las acciones o la sociedad.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y enviaremos a su correo nuestra información mas reciente.


Déjenos su opinión

2 Opiniones
  1. Claudia Marcela Gomez M Dice:

    Me encantan sus publicaciones, son muy claras. Quisiera aprovechar para realizar una pregunta sobre la parte que no constituye renta ni ganancia ocasional para una persona natural que ha sido inversionista institucional durante mas de 20 años y ha vendido las acciones que poseia en una sociedad que no cotiza en bolsa. Se encuentra vigente al 31 de diciembre de 2018 el articulo 1.2.3.8 del decreto unico reglamentario 1625 de 2016?
    Agradeciendo su respuesta…

    Responder
  2. Lucho Dice:

    Buenos días, les agradezco por compartir sus excelentes publicaciones. Mi pregunta es: si compré una acción del exterior (por ej Amazon) hace 5 años y una el año anterior (asúmase que el año anterior es el gravable), y el mismo año anterior vendo una de las dos acciones, ¿qué plazo tomo?… porque de ello depende si queda como ganancia ocasional (>=2 años) o renta ordinaria. Entiendo que el COSTO debe ser el ajustado PROMEDIO… pero no creo que deba usarse un “PLAZO promedio”… imagino que se asume que se venden las más antiguas primero (FIFO) -aunque para efectos del costo se promedie-… ¿es así? Veo que la norma no da estos detalles.

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.