La cuenta T

La cuenta T es uno de los conceptos básicos de contabilidad, y quizás el pilar básico para entender la dinámica del método de la partida doble que rige la contabilidad.

Qué es la cuenta T.

la-cuenta-t

Podemos definir la cuenta T como la representación gráfica de la cuenta contable con sus diferentes elementos como son el débito, crédito y saldos.

La cuenta T nos permite hacer registros contables y es la forma más utilizada para registrar los diferentes hechos económicos.

La cuenta T nos permite visualizar perfectamente que cada cuenta tiene un lado débito y un lado crédito, o un debe y un haber, en tanto que cada cuenta tiene la capacidad de dar y recibir, cumpliéndose así el principio de la partida doble, según el cual, en toda contabilización, en todo registro contable, siempre hay como mínimo una cuenta que entrega y una cuenta que recibe y que cada cuenta está en condiciones tanto de recibir como de dar.

Dinámica de la cuenta T.

Toda cuenta contable tiene dos lados, uno débito y otro crédito, que se complementan con la cuenta que le sirve de contrapartida.

Supongamos la cuenta de caja general, que en el PUC colombiano la identificamos con el código 110505.

Supongamos las siguientes operaciones de caja:

Ingreso 1  $200.000.
Ingreso 2  100.000
Ingreso 3  150.000
Total ingresos  450.000.
Salida 1  160.000.
Salida 2  140.000.
Total salidas  300.000.

Si a la caja ingresaron 450.000 y salieron 300.000, significa que debe hacer un saldo de 150.000, lo que se representa gráficamente así con la cuenta T.

cuenta-t

Aquí vemos cada uno de los elementos de la cuenta como son:

  • Concepto o nombre de la cuenta
  • Código de la cuenta.
  • Su lado débito.
  • Su lado crédito.
  • Sus movimientos débitos y crédito.
  • Su saldo.

El saldo de la cuenta es el resultado de restar a los débitos el valor de los créditos. En el caso de la cuenta de ejemplo, que es una cuenta del activo, en la cual su naturaleza es débito, el saldo debe ser débito. Caso contrario sucede en una cuenta de naturaleza crédito como el pasivo o el patrimonio, donde el saldo de la cuenta debe ser también crédito.

En todo caso, el saldo será débito o crédito dependiendo de cuál de los dos lados tiene movimientos mayores.

Ajustes en la cuenta T.

En caso que una cuenta de naturaleza débito arroje un saldo crédito, que es muy posible, esa cuenta se debe reclasificar en una cuenta de naturaleza crédito.

Por ejemplo, si la cuenta bancos que es de naturaleza débito nos arroja un saldo crédito, significa que estamos sobregirados y lo que tenemos es una deuda con el banco, por tanto debemos reclasificar esa cuenta en un pasivo.

Po consiguiente, si bien la cuenta T puede arrojar un saldo negativo, en caso de ocurrir se reclasifica según corresponda.

Tenga presente que la cuenta T no debe arrojar necesariamente saldos iguales, puesto que esta sólo registra los movimientos de entradas y salidas, y estas no siempre son iguales.

Cuenta T en Excel.

El Contador público Juan Manuel Beltrán, ha desarrollado dos aplicaciones en Excel que exponen la cuenta T, su funcionamiento y dinámica de una forma muy didáctica, muy pedagógica, que sin duda logrará que cualquier persona la entienda fácilmente.

Con seguridad se puede decir que quien entiende la cuenta T, habrá aprendido contabilidad, puesto que es la cuenta T el pilar de nuestra contabilidad, base para la ecuación patrimonial y la partida doble, otros elementos importantes en la contabilidad, por lo que esta herramienta resulta fundamental para la formación del estudiante.

Descargar aplicaciones en Excel sobre la cuenta T.

Para que esta herramienta funcione correctamente, es necesario habilitar las macros en Excel.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y enviaremos a su correo nuestra información mas reciente.


Déjenos su opinión

Comentarios cerrados temporalmente.