¿Meseros deben pagar la cuenta de un cliente que se va sin pagar?

Mi sobrina inició un trabajo en uno de los restaurantes de la ciudad, y a los pocos días, se le escapó una pareja con la cuenta, la que tuvo que pagar de inmediato, aún sin tener dinero. Tuvo que conseguir lo que pudo y aunarlo a lo que sus compañeros le donaron, para pagar. No le dieron opción. ¿Si la hora se la pagan a $3.200, que puede quedarle?

Los interrogantes son muchos, las inconsistencias también, pero el asunto primordial: ¿Debe un mesero pagar la cuenta de los comensales que se escapan sin pagar? ¿Hay legislación en Colombia que los proteja? ¿Si la cuenta sin pagar fuese inmensa, con qué recurso entonces la pagaría un estudiante?

El trabajador no debe pagar las pérdidas en que incurra el empleador por ningún motivo porque así lo dispone expresamente el artículo 28 del código sustantivo del trabajo cuando señala que el trabajador nunca debe asumir los riesgos o pérdidas del empleador.

En consecuencia, es ilegal cobrarle al trabajador el costo de cualquier pérdida que sufra el empleador aún en los casos en que sea culpa del trabajador.

En el caso de los meseros, está dentro de lo normal que un cliente no pague la cuenta, por lo que es un riesgo inherente a la actividad que debe asumir solamente el empleador.

¿Qué puede hacer el trabajador cuando le obligan a pagar una pérdida sufrida por el empleador?

Lo que normalmente hacen los trabajadores, es que por la necesidad del empleado aceptan pagar, lo que ya se dijo es ilegal.

El trabajador puede optar por no pagar, caso en la cual el empleador probablemente lo despida, y ese despido será injustificado, por lo tanto el trabajador tiene derecho a la respectiva indemnización.

El trabajador también puede optar pagar o no pagar,  y luego renunciar indicando por qué renuncia en la carta de renuncia, y luego demandar al empleador por haberlo obligado a renunciar, lo que se conoce como despido indirecto.

Lo anterior es posible siempre que el trabajador pueda probar la razón por la que se ve obligado a renunciar, que no es otra que haber sido obligado a realizar un pago ilegal en favor del empleador.

¿Qué puede hacer el empleador con los trabajadores que le causan pérdidas constantes a sus negocios?

Colocándonos en los zapatos del empleador debemos entender que un cliente que se le vaya sin pagar es una pérdida para él, y si ello ocurre con regularidad su negocio puede dejar de ser viable, por lo tanto, es justo considerar que el empleador pueda tomar algún tipo de acciones para evitar que ello suceda.

Si un empleado es negligente y continuamente hace incurrir en pérdidas a su empleador, este si bien no puede cobrarle lo que se haya perdido, si podría despedirlo por justa causa.

El artículo 62 del código sustantivo del trabajo, en su literal a tiene dos numerales que podrían aplicarse a estos casos.

Se trata de los numerales 6 y 13 que señalan lo siguiente:

«6. Cualquier violación grave de las obligaciones o prohibiciones especiales que incumben al trabajador de acuerdo con los artículos 58 y 60 del Código Sustantivo del Trabajo, o cualquier falta grave calificada como tal en pactos o convenciones colectivas, fallos arbitrales, contratos individuales o reglamentos

13. La ineptitud del trabajador para realizar la labor encomendada.»

Si el empleador puede demostrar lo anterior, podrá despedir al trabajador con justa causa, pero la justa causa no se demuestra con que al mesero por una única vez se le escape un cliente sin pagar, sino que debe suceder sistemáticamente, que sea convierta en una práctica regular.

Lo anterior aplica también para los casos en que obligan a un cajero a pagar por los billetes falsos que reciben y en fin, en cualquier evento en por un error del empleado la empresa incurre en una pérdida.

Hay otras medidas que el empleador puede tomar como esforzarse por reclutar personas indicadas para el oficio, formarlos correctamente, introducir algún tipo de control para evitar errores de los trabajadores y abusos de los clientes, e incluso algún llamado de atención par el empleado que no cumpla con sus objetivos.

Envíe su respuesta desde este formulario

Temas relacionados

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

3 Opiniones
  1. Marcial Dice:

    Es claro que el descuento en el primer planteamiento, no es válido, pues la función central del mesero es la buena atención y no la vigilancia.

    Em el segundo caso, me aparto de lo anotado, toda vez que si bien es cierto que el art.28 del CST, así lo establece, el art. 1 del CST, que es un principio y por tanto comporta mayor fuerza normativa, busca la finalidad de esa relación laboral, que es la justicia entre las partes dentro de un espíritu de coordinación económica. Esta coordinación se rompe cuando el cajero se descuadra así sea por una única vez y por tanto el descuento al trabajador debe realizarse.
    Que tal que en un banco con 250 cajeros a nivel Nal. se le descuadren 100 trabajadores un fin de semana, cuyo monto sume 5 o 10 millones por lo menos?

    Más bien, el empleador lo que debe garantizarse es tener personal idóneo para el oficio a desempeñar y eso le dará mayores razones para realizar dicho descuento.

    Responder
    • Ernesto Piedrahita Dice:

      Marcial, comparto su planteamiento en el entendido que la persona que maneja la caja de un establecimiento de comercio, se supone que debe estar capacitada para hacer cuentas, entregar las vueltas de manera correcta y poder detectar billetes falsos entre otras cosas. El problema radica en que muchos empleadores sobre todo de negocios como bares, restaurantes o tiendas por el simple hecho de que el cajero no fue varios días a trabajar o fue despedido, lo que hacen es poner a un mesero o ayudante del negocio para que cubra el puesto. En ese evento será el empleador el que debe asumir la pérdida por no haber capacitado a ese trabajador.

      Responder
  2. Juan Alberto Correa Cardona Dice:

    Un elemento importante que no se está mencionando para el manejo de estas eventualidades es el reglamento interno de trabajo. En él pueden estar graduadas las sanciones para este tipo de pérdidas si son atribuibles al trabajador, pudiendo llegar hasta el despido si el descuido es repetitivo. En ningún caso el descuento del pago es procedente si el trabajador no está de acuerdo. Si la empresa establece algún tipo de bonficación por rendimiento, se puede condicionar a la no ocurrencia de estos eventos o de ella se podría reglamentar el descuento. Ocurre en el manejo de inventarios por parte de vendedores.

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

¿El impuesto de su vehículo está prescrito y se lo están cobrando?

Las entidades territoriales están cobrando impuestos de vehículos ya prescritos; consulte aquí la solución.