¿Cómo reconocer un activo bajo NIIF?

En el contexto de la adopción de las NIIF-IFRS, regidas por la Ley 1314 de 2009 en Colombia, las empresas han iniciado el proceso de adoptar estándares internacionales. Esto se debe a que el Decreto 2649 de 1993, que regía la contabilidad hasta el 1 de enero de 2016, dejó de ser vigente. Con este cambio, se transita de un enfoque legal a un enfoque basado en principios, donde prevalece la esencia del hecho económico sobre su forma legal. Por ejemplo, en las NIIF-IFRS, se otorga importancia al control sobre los activos y a la posibilidad de que estos generen beneficios económicos en el futuro, mientras que el título legal de propiedad pierde relevancia.

La definición de activo desde tres perspectivas.

Según el Marco Técnico Normativo del Decreto 3022 del 27 de diciembre de 2013, que establece las NIIF para PYMES, un activo se define como "un recurso controlado por la entidad como resultado de sucesos pasados, del que la entidad espera obtener, en el futuro, beneficios económicos". Esta definición se desglosa en tres momentos clave: resultado de hechos pasados, recurso controlado y beneficio económico futuro.

Por otro lado, el Decreto 2649/1993 lo define como "la representación financiera de un recurso obtenido por el ente económico como resultado de eventos pasados, de cuya utilización se espera que fluyan a la empresa beneficios económicos futuros". La diferencia crucial radica en la importancia del control que la empresa tenga sobre el recurso.

Desde la perspectiva fiscal, el Estatuto Tributario divide los activos en activos movibles y activos fijos o inmovilizados, dependiendo de si se enajenan dentro del giro ordinario de los negocios del contribuyente o no, respectivamente.

Diferencias clave en la clasificación y medición de activos.

La adopción de las NIIF-IFRS implica cambios significativos en la clasificación y medición de activos en comparación con las normas locales y fiscales. A continuación, se resaltan algunas diferencias clave:

  1. Inventarios: Bajo las NIIF-IFRS, se miden por el valor menor entre el costo y el valor neto realizable, mientras que en el Decreto 2649/1993 se reconocen al costo. Además, se eliminan ciertos métodos de valoración de inventarios.
  2. Propiedad, Planta y Equipo (PPE): En las NIIF-IFRS, la vida útil de los activos se determina según la entidad, teniendo en cuenta diversos factores, mientras que en el Decreto 3019 de 1989 se establecen plazos fijos. También, se adopta el modelo de costo como el método de medición.
  3. Activos Intangibles: Las NIIF-IFRS reconocen activos intangibles de manera más amplia, y su vida útil puede ser definida por la entidad. Además, se permite la amortización en lugar de la regla del 30% del valor de enajenación utilizada en el Estatuto Tributario.
  4. Propiedades de Inversión: Estos activos se reconocen inicialmente por el costo en las NIIF-IFRS, mientras que en el Estatuto Tributario se reconocen como activos fijos.
  5. Activos Biológicos: Bajo las NIIF-IFRS, se reconocen según ciertos criterios de control y valor razonable, mientras que en el ámbito fiscal se clasifican como activos fijos si se utilizan para la producción.
  6. Activos Diferidos: Los gastos anticipados y cargos diferidos se tratan de manera diferente bajo las NIIF-IFRS. Los suministros se reconocen como inventarios, mientras que otros elementos se tratan como gastos.
  7. Deterioro: Las NIIF-IFRS introducen el concepto de deterioro, que no estaba presente en las normas locales. Este se reconoce como un gasto cuando el valor en libros de un activo supera su valor recuperable.

Conclusión.

La transición de las normas locales (PCGA) a las normas internacionales (NIIF-IFRS) implica un proceso en el cual las políticas contables de cada organización son fundamentales para determinar el reconocimiento y la medición de los activos. Mientras tanto, el marco fiscal continúa operando según el Decreto 2548 de 2014, lo que lo convierte en una extensión del Decreto 2549/93, con criterios principalmente fiscales. Esta transición representa un desafío y una oportunidad para las empresas en Colombia, ya que adoptar las NIIF-IFRS permitirá una mejor alineación con los estándares internacionales y una presentación de informes financieros más transparente y global.

Forma de citar este artículo (APA):

Gerencie.com. (2023, septiembre 3). ¿Cómo reconocer un activo bajo NIIF? [Entrada de blog]. Recuperado de https://www.gerencie.com/niif-para-principiantes-como-reconocer-un-activo-bajo-niif-parte-ii.html

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter
Deje su opinión o su pregunta.

Regístrese para informarle cuando se responda su pregunta.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.