Ingresos pasivos

Un ingreso pasivo es el que se obtiene de una inversión y esfuerzo inicial, a partir de la cual no es necesario realizar ninguna acción activa encaminada a generar esos ingresos.

¿Qué es un ingreso pasivo?

Los ingresos pasivos son ganancias que se generan sin la necesidad de un esfuerzo constante o directo por parte del receptor, y se generan a partir de una inversión previa realizada.

En esencia, representan una forma de ingreso que fluye de manera continua con un mínimo o nulo esfuerzo adicional después de la configuración inicial.

La clave de los ingresos pasivos radica en crear sistemas o activos que trabajen por ti, permitiéndote disfrutar de un flujo constante de dinero sin tener que cambiar horas por dólares de manera activa.

Cómo generar ingresos pasivos.

Para generar un ingreso pasivo es necesario invertir un capital y un esfuerzo inicial; es preciso desarrollar un proyecto de inversión con el potencial de generarle ingresos periódicos sin que sea necesario dedicarle esfuerzo y trabajo directo.

No es posible generar ingresos sin una inversión inicial, pero hay inversiones que una vez realizadas no es necesario seguir dedicándoles tiempo, y son esas inversiones las que generan ingresos pasivos.

En consecuencia, para generar ingresos pasivos debe ser capaz de encontrar una idea y desarrollarla de modo que pueda generarle ingresos en modo automático.

Ejemplos de ingresos pasivos.

Un ejemplo clásico de ingreso pasivos son los siguientes:

  1. Ingresos por alquiler de propiedades: Obtener ingresos regulares a través del alquiler de bienes raíces, como apartamentos, casas o locales comerciales.
  2. Dividendos de acciones: Ganancias que provienen de la propiedad de acciones en empresas que distribuyen parte de sus ganancias a los accionistas en forma de dividendos.
  3. Intereses de cuentas de ahorro: Generar ingresos a través de los intereses acumulados en cuentas de ahorro, certificados de depósito (CD) u otras inversiones de bajo riesgo.
  4. Ingresos por regalías: Ganar dinero por la concesión de licencias o la venta de derechos de propiedad intelectual, como música, libros, patentes o diseños.
  5. Inversiones en fondos de inversión inmobiliaria (REITs): Obtener ingresos pasivos al invertir en fondos que poseen y gestionan activos inmobiliarios, como edificios comerciales o propiedades residenciales.
  6. Ingresos por publicidad en línea: Generar dinero a través de anuncios en sitios web, blogs, canales de YouTube u otras plataformas en línea.
  7. Ingresos por afiliación: Obtener comisiones al promocionar productos o servicios de terceros a través de enlaces de afiliados en tu sitio web o plataforma en línea.
  8. Ingresos por franquicia: Ganar dinero como franquiciado al operar una franquicia de una empresa y pagar regalías a cambio de su marca y sistemas comerciales.
  9. Ingresos por participación en empresas: Obtener una parte de las ganancias de una empresa en la que has invertido como socio o accionista pasivo.
  10. Ingresos por ingresos pasivos por publicación de libros electrónicos: Generar ingresos a través de la autopublicación de libros electrónicos en plataformas como Amazon Kindle, donde obtienes regalías por las ventas de tus obras
  11. Ingresos por inversiones en criptomonedas: Se obtiene ganancia de la valorización de las criptomonedas adquiridas, en el sentido que se compran a un precio y luego se venden un valor superior.

En el caso de los arrendamientos se requiere hacer una inversión inicial para comprar o construir el inmueble y dejarlo a punto para arrendar, y de ahí en adelante se empiezan a obtener ingresos periódicos sin mayor esfuerzo.

En el caso de las acciones se hace una inversión inicial para adquirirlas, y es cuestión de tiempo para empezar a recibir los beneficios, siempre que la inversión haya sido exitosa.

Respecto a las inversiones en criptomonedas pueden generar ingresos pasivos, pero es un método de riesgo e incertidumbre.

El negocio consiste en comprar criptomonedas y esperar a que se valoricen si hacer nada para luego venderlas a un precio superior, y esa ganancia es un ingreso 100% pasivo, si es que la inversión tiene éxito y la criptomoneda sube de precio en lugar de disminuir.

Sin embargo, cuando el negocio consiste en hacer trading intradía o a corto plazo, no se puede hablar de ingresos pasivos, ya que para ello el inversor tiene que trabajar largas horas diarias para poder tradear y obtener ganancia, y es un trabajo con una alta carga de estrés.

Ingresos semi pasivos.

Hay ingresos que no son 100% pasivos en razón a que se requiere dedicar cierto tiempo y esfuerzo para garantizar los ingresos periódicos.

Tal es el caso de un sitio web, un producto digital o un canal de YouTube.

Estos proyectos requieren de mantenimiento para garantizar unos ingresos regulares, pero la inversión de tiempo y dinero se hace en menor medida.

Este tipo de proyectos pueden generar dinero sin hacer absolutamente nada, pero si no se les invierte algo de tiempo empezarán a decaer lentamente, y por ello se consideran semi pasivos, debido a la necesidad de dedicarles tiempo y esfuerzo, aunque en menor medida.

Son proyectos que funcionan con la generación de contenido, y generar contenido requiere tiempo y esfuerzo, y eso es trabajo, solo que en menor medida y existe cierta flexibilidad sobre el momento en que se generará ese contenido.

Por ejemplo, nuestro sitio (Gerencie.com), lleva más de 18 años en línea, y si bien puede generar ingresos constantes así no trabajemos durante unos meses, desde sus inicios ha requerido un gran esfuerzo para mantenerlo vigente, y por lo tanto los ingresos generados por nuestro sitio no los consideramos pasivos, y entran en la clasificación de semi pasivos.

El mito de los ingresos pasivos.

En realidad, en la mayoría de los ingresos pasivos no son tal, sino que son semi pasivos, puesto que en la mayoría de las inversiones y proyectos hay que dedicar cierto tiempo y esfuerzo para asegurarnos de que el proyecto marcha como debería, se deben hacer estudios y análisis a partir de los cuales se deben iniciar nuevas acciones, por lo que no se puede hablar de hacer dinero sin hacer nasa. Siempre hay que hacer algo.

Tal es el caso de los ingresos pasivos generados por Amazon, o desde casa, entre otros; siempre hay un trabajo constante que se debe hacer.

¿Se puede vivir de los ingresos pasivos?

Sí se puede vivir de los ingresos pasivos siempre que estos sean suficientes y estables.

Una característica de los ingresos pasivos es que en la mayoría de los casos no son estables al largo plazo, excepto en inversiones muy tradicionales como bienes raíces y acciones en empresas.

Los ingresos pasivos basados en herramientas digitales como canales de YouTube, sitios webs, productos digitales o infoproductos, además de no ser 100% pasivos como ya lo explicamos, son proyectos que tienen a disminuir la rentabilidad con el tiempo a no ser que se le dedique un gran esfuerzo y en ese caso ya no es un ingreso pasivo.

Son muchos los proyectos digitales que no duran más de unos pocos años, por lo que no se puede garantizar que sean ingresos pasivos, y que se pueda vivir de ellos en el largo plazo.

Planificación financiera para ingresos pasivos.

La planificación financiera desempeña un papel crucial en la búsqueda de ingresos pasivos. Para alcanzar la independencia financiera a través de fuentes de ingresos pasivos, es esencial establecer metas claras y un plan estratégico. Esto incluye determinar cuánto necesitas invertir, diversificar tus activos de manera efectiva y gestionar el riesgo.

La gestión de impuestos también es importante, ya que las estrategias fiscales adecuadas pueden maximizar tus ganancias netas.

Un asesor financiero o un planificador financiero certificado pueden ser recursos valiosos para ayudarte a trazar un camino hacia tus objetivos de ingresos pasivos.

Retos y precauciones en la búsqueda de ingresos pasivos.

Aunque los ingresos pasivos pueden proporcionar una fuente estable de ganancias, también conllevan desafíos y riesgos, principalmente porque el inversionista al creer que un ingreso pasivo está garantizado sin ningún esfuerzo de su parte, puede llevar a descuidarlo o a no tomar acciones y decisiones oportunas para corregir su rumbo.

Es importante ser consciente de las posibles dificultades, como la volatilidad del mercado, los cambios en las tasas de interés y las fluctuaciones en los precios de los activos. Además, la gestión y el mantenimiento de las fuentes de ingresos pasivos, como propiedades de alquiler o negocios en línea, requieren tiempo y atención, lo que paradójicamente no es propio del concepto de ingresos pasivos.

La diversificación de las fuentes de ingresos pasivos y la adopción de una mentalidad de largo plazo pueden ayudarte a mitigar estos riesgos.

También es esencial evitar esquemas de enriquecimiento rápido que prometen ingresos pasivos sin esfuerzo, ya que muchas veces son estafas que pretenden aprovecharse de la inexperiencia del inversos y de su ingenuidad respecto a lo que se requiere para obtener un ingreso pasivo.

En última instancia, la educación financiera y la diligencia debida son fundamentales para tener éxito en la búsqueda de ingresos pasivos de manera segura y sostenible.

Forma de citar este artículo (APA):

Gerencie.com. (2023, septiembre 1). Ingresos pasivos [Entrada de blog]. Recuperado de https://www.gerencie.com/ingresos-pasivos.html

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter
Deje su opinión o su pregunta.

Regístrese para informarle cuando se responda su pregunta.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.