¿Que es eso de la contabilidad tributaria?

De conformidad con el informe ROSC[1] en Colombia las normas contables emitidas por las autoridades tributarias influyen en las políticas contables[2], esto ha hecho creer que nuestra contabilidad debe satisfacer los criterios fiscales exigidos por las autoridades tributaria únicamente, ha esto se le ha denominado contabilidad tributaria.

La contabilidad ha significado cosas diferentes dependiendo de la época, de los paradigmas, y del pensamiento del investigador; hemos pasado del paradigma del patrimonialismo de Vicenzo Masi, al paradigma de la utilidad para los usuarios en la toma de decisiones[3].

Sin embargo, si afirmamos que un proceso contable tiene por objetivo reconocer hechos económicos, medirlos, clasificarlos y posteriormente revelar información sobre el hecho económico en cuestión, entonces deberíamos hacer el siguiente análisis en relación con la tributaria:

  • Reconocimiento. El estatuto tributario debe establecer claramente cuando una partida (activos, pasivos, ingresos, costos y deducciones) debe ser declarada en los formatos tributarios establecidos.
  • Medición. El estatuto tributario debe establecer el valor patrimonial de las partidas las cuales deben declararse en el formulario de renta respectivo.
  • Clasificación. El estatuto tributario debe determinar las clases en las cuales se divide la información en las declaraciones tributarias (activos fijos, efectivo y otras inversiones, renta exenta, INCRNGO, etc.).
  • Revelaciones. La información exógena y el formato 1732 podrían ser ejemplos de revelaciones especiales que deben cumplir los declarantes de renta.

En este orden de ideas, y contrario a mi gusto, podríamos llegar a la conclusión que la contabilidad tributaria en Colombia debe seguir existiendo con la llegada de las NIIF, lo cual obliga a que el software financiero se adapte a la visión de los dos libros (ledger[4]) en los cuales pueda reposar la información financiera (libro principal) y la información para realizar declaraciones tributarias (libro secundario).

Debemos recordar que la información financiera es sustancialmente diferente a la información tributaria, no deberían ser iguales, cada una tiene un propósito diferente y como tal no puede una influenciar sobre la otra, en especial los preceptos tributarios no deben primar nunca en la elaboración de información financiera.

Damas y caballeros, la información financiera y la información tributaria no son hermanas, ni primas, ni mucho menos la tributaria es la mamá o el papá de la información financiera; el que hayamos vivido en esa situación durante tanto tiempo obliga que cambiemos el paradigma e ingresemos a uno nuevo: “EL DE LA INDEPENDENCIA ENTRE LA INFORMACIÓN FINANCIERA Y LA TRIBUTARIA”.

De lo anterior podríamos sacar como conclusión que: “es necesario que nuestro software contable pueda manejar ambos tipos de información (financiera y tributaria) de manera independiente, con el objetivo de reconocer, medir, clasificar y revelar información que sea útil a los usuarios de la información financiera con arreglo a las NIIF (libro principal) y que sirva para presentar información tributaria con destino a las autoridades fiscales de acuerdo con el estatuto tributario (libro secundario)”

Próximo tema: Contabilidad para el sector gubernamental (ustedes también pueden sugerir nuevas editoriales)

[1] El informe sobre observancia de códigos y normas (ROSC) forma parte de la iniciativa conjunta entre el Banco mundial y el FMI relacionados con informes sobre el cumplimiento de normas y códigos.

[2] Párrafo 5, informe ROSC

[3] Puede consultar el documento “evolución del concepto de contabilidad a través de sus definiciones” de Jorge Tua Perea.

[4] Los ledgers se conocen en SAP como la representación de un subset de la base de datos en la que se almacenan por ejemplo los datos para realizar la consolidación.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.