Prescripción de los derechos herenciales

La herencia es un derecho real que como todo derecho prescribe si no se ejerce en dentro de los términos que la ley considera.

Casos en que se puede perder un derecho herencial por prescripción.

Cuando fallece una persona, los herederos deben proceder a la partición de la herencia, ya sea mediante un proceso voluntario llevado ante un notario, o con un proceso de judicial de partición de herencia en los casos en que los herederos no se ponen de acuerdo.

Partición de herencia ¿Cómo se hace?.Para la partición de una herencia o liquidación de la sucesión se debe tener en cuenta si existe o no un testamento entro otros aspectos.

Sin embargo, hay personas que nunca se preocupan por liquidar la sucesión, y por el paso del tiempo los herederos pueden perder ese derecho, ya sea en mano de otros herederos, o de un tercero que ocupa sus predios o parte de ellos.

Prescripción del derecho a la herencia en manos de otro heredero.

Cualquier persona que pruebe tener derecho a la herencia puede iniciar la acción de protección de herencia en los términos del artículo 1321 del código civil, que señala:

«El que probare su derecho a una herencia, ocupada por otra persona en calidad de heredero, tendrá acción para que se le adjudique la herencia, y se le restituyan las cosas hereditarias, tanto corporales como incorporales; y aun aquellas de que el difunto era mero tenedor, como depositario, comodatario, prendario, arrendatario, etc., y que no hubieren vuelto legítimamente a sus dueños.»

Pero la ley otorga un tiempo para que el heredero inicie esa acción judicial, pues de lo contrario prescribe en los términos del artículo 1326 del código civil:

«El derecho de petición de herencia expira en diez (10) años. Pero el heredero putativo, en caso del inciso final del artículo 766, podrá oponer a esta acción la prescripción de cinco (5) años, contados como para la adquisición del dominio.»

Si el heredero no ejerce la acción de petición dentro de ese término, tal derecho prescribe.

Prescripción del derecho de herencia en manos de terceros.

Hay casos en que no es un heredero el que ocupa el predio o inmueble en cuestión, sino de un tercero que no es heredero quien lo invade y lo ocupa.

En tal caso, el heredero puede perder su derecho por prescripción adquisitiva en los términos del artículo 2518 del código civil, en razón a la posesión que realiza ese tercer por el tiempo que la ley considera.

Prescripción adquisitiva como modo de adquirir el dominio.La pertenencia o propiedad de un bien se puede adquirir mediante la figura de la prescripción adquisitiva de dominio.

Recordemos que hay prescripción adquisitiva ordinaria y extraordinaria, requiriendo la primera una posesión de 5 años y la segunda de 10 años.

Sucesión no mata posesión.

Se ha llegado a creer que un predio o inmueble que hace parte de una sucesión no puede ser adquirido por prescripción adquisitiva, en razón a que la posesión no mata la sucesión, es decir, que la sucesión siempre estará por encima de la posesión, lo que es incorrecto.

Los derechos herenciales se pueden perder por la usucapión o posesión de un tercero por el tiempo que señala la ley para la prescripción adquisitiva ordinaria o extraordinaria.

Posesión en el derecho civil – Sus clases e importancia.La posesión es una figura jurídica por medio de la cual se puede tener la propiedad de un inmueble o perderla, y de allí la importancia de entenderla.

A continuación, transcribimos apartes de la sentencia de la sala civil de la Corte suprema de justicia, con radicación 7512 del 23 de noviembre de 2004, y ponencia del magistrado César Julio Valencia, que ha sido reiterada continuamente en tiempos recientes.

Empieza señalando la sentencia en la parte que consideramos pertinente:

«De manera que si el de herencia es, a términos del artículo 665 ibídem, un derecho real, por cuanto descansa sobre una universalidad jurídica, constituida por el conjunto patrimonial de que era titular el de cujus, débese sostener, por fuerza de ello, que si él, “de acuerdo con el criterio tradicional de los derechos reales y particularmente el de propiedad, existe y se perpetúa mientras subsista el objeto sobre el cual recae, es decir, que si el derecho de herencia o de dominio existe mientras haya herencia o cosa; resulta lógico también entender que las acciones que protegen tales derechos también existen de manera indefinida y por todo el tiempo en que estos derechos subsistan”(G.J., t. CCXL, pags.784 y 785), a lo que añadió en el mismo sentido: “De allí que, por regla general un heredero puede reclamar un derecho hereditario … cualquiera que sea el tiempo que haya transcurrido, bajo la condición que al instante de su reclamación aún exista y se tenga el correspondiente derecho hereditario.»

Hasta aquí se entiende que la sucesión no prescribe, que se puede reclamar en cualquier tiempo, sin embargo, señala seguidamente la corte:

«Luego, en sí mismo es indiferente el mero tiempo que haya transcurrido, si efectivamente aún se tiene el derecho de herencia”, auncuando tal postulado encuentre como límite, entre otras particulares circunstancias, el evento en que “el derecho hereditario que se tiene se extingue por prescripción (art.2535 C.C.), lo que acontece no por el mero transcurso del tiempo, sino por ´la prescripción adquisitiva del mismo derecho´ (art.2538 C.C.), esto es, aquel derecho se extingue sólo cuando un tercero, siendo poseedor material hereditario lo ha prescrito extraordinaria u ordinariamente (Arts.2533, num.1 C.C. y  1o. Ley 50 de 1936 y arts.766, 2512 y 2529 C.C.), pues en ese momento el derecho hereditario lo adquiere el tercero y simultánea y correlativamente se  extingue para el anterior heredero. Luego, para que el derecho hereditario se extinga por prescripción no basta el mero transcurso del tiempo ni el no ejercicio de la llamada acción de petición de herencia (art.1326 CC.), sino que es necesario que opere la prescripción extintiva, la cual solamente se consuma y perfecciona cuando simultáneamente un tercero adquiere el mismo derecho de herencia por usucapión.»

Es claro que aquí la corte reconoce expresamente que el derecho herencial se pierde por prescripción según el artículo 2535 del código civil.

Señala más adelante la Corte en la misma sentencia:

«De lo anterior se colige que para saber si un derecho de la señalada estirpe se extinguió por el modo dicho, o no, ante todo hay que indagar si un tercero lo adquirió por ese mismo sendero, puesto que sólo de esta manera podría establecerse la secuela, como lo expresó la Corporación en la jurisprudencia atrás referida: “mientras el derecho hereditario en una sucesión determinada no haya sido adquirido por prescripción adquisitiva o usucapión por una persona, no se produce entonces la extinción correlativa de ese derecho hereditario en su titular. Ello acontece con el mero transcurso del tiempo, el cual no es suficiente para estructurar la adquisición y extinción prescriptiva, pues se requieren otros elementos para su perfección. De allí que el mero transcurso del tiempo, por más prolongando que sea, no extinga el derecho hereditario en una sucesión adquirido por la muerte de su causante; y, por tanto, podrá reclamarse su protección mediante la acción de petición de herencia en cualquier tiempo, a menos que, como se dijo y ahora se repite, se haya extinguido por prescripción como consecuencia de que un tercero hubiese adquirido ese mismo derecho hereditario por prescripción adquisitiva o usucapión.»

Además de reiterar que la sucesión se puede perder por prescripción en manos de un tercero que ostente la posesión, señala que la prescripción de la acción de petición de herencia no prescribe sino cuando el derecho ha prescrito en manos de un tercero.

Quiere decir esto, que la acción de petición de herencia que el artículo 1321 otorga al heredero contra otro heredero, a la que nos referimos al inicio de esta nota, sólo prescribe si el derecho se ha perdido por prescripción adquisitiva.

Respecto a la prescripción de la acción de petición de herencia a que tiene el heredero cuando otro heredero ocupa la herencia, le invitamos a consultar la sentencia STC15733-2018, con radicación 11001-02-03-000-2018-03412-00, y ponencia del magistrado Arnoldo Wilson Quiroz Monsalvo.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter

Déjenos su opinión

2 Opiniones
  1. diego rubiano Dice:

    muy buena nota gracias por ilustranos.

    Responder
  2. SERGIO MUÑOZ MARTINEZ Dice:

    EXCELENTE. MATERIAL PARA ESTUDIO Y ANALISIS.

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.