Retención en la fuente en la venta de vehículos

La venta de vehículos está sujeta a retención en la fuente a una tarifa que depende de si el vendedor es una persona natural o es una persona jurídica.

Retención en la venta de vehículos por personas naturales.

Cuando el vendedor del vehículo es una persona natural, se aplica la retención en la fuente señalada en el artículo 398 del estatuto tributario.

Allí se fija una tarifa del 1%, que debe recaudar la oficina de tránsito, quien es la encargada de llevar el registro de los vehículos.

Quien compre un vehículo a una persona natural no debe practicarle ninguna retención, en razón a que la retención la realiza la oficina o secretaría de tránsito.

Retención en la fuente en la venta de vehículos por personas jurídicas.

En el caso que la venta del vehículo lo realice una persona jurídica la tarifa de retención es del 2.5%, ya sea que se aplique como otros ingresos, o simplemente como una compra.

En tal caso la retención debe ser efectuada por el comprador, si es que es agente de retención.

Valga precisar que el parágrafo único del artículo 401 del estatuto tributario aplica únicamente para la compra de bienes inmuebles realizados por personas jurídicas, más por la compra de vehículos.

Base de retención en la venta de vehículos.

La base sobre la cual se aplica la retención en la fuente en la venta de vehículos, es el valor que tiene el vehículo según la tabla que fija el ministerio de transporte.

La retención en la fuente no se aplica sobre el valor de venta del vehículo, sino sobre el avalúo comercial determinado mediante resolución por le ministerio de transporte en aplicación del artículo 143 de la ley 488 de 1998.

Esto es importante porque los vehículos en la práctica siempre se venden por debajo del avalúo comercial.

Retención en la fuente en la venta de vehículos por el régimen SIMPLE.

Los contribuyentes que pertenezcan al régimen simple de tributación, no serán objeto de retención en la fuente por la venta de vehículos que hagan parte de sus activos fijos, y que hayan estado en su patrimonio por menos de dos años.

Así lo señala expresamente el inciso 3 del artículo 1.5.8.3.1 del decreto 1625 de 2016:

«No estarán sometidos a retención en la fuente a título del impuesto sobre la renta los ingresos obtenidos en la enajenación de bienes que hagan parte del activo fijo del contribuyente del SIMPLE y que hubieren sido poseídos por menos de dos (2) años al momento de la enajenación.»

Aunque la norma no se refiere expresamente a vehículos, se refiere a los activos fijos en general, y los vehículos por lo general hacen parte de los activos fijos de un contribuyente.

Si el vehículo ha sido poseído por más de dos años sí se aplica retención en la fuente, ya que en ese caso lo que procede es el impuesto de ganancias ocasionales, que no se incluye en el régimen simple de tributación.

Esto aplica tanto a personas naturales como jurídicas que pertenezcan al régimen simple de tributación.

Régimen simple de tributación – SIMPLE.Régimen simple de tributación: contribuyentes que pueden optarlo, requisitos, obligaciones y tarifas aplicables.

Agentes de retención en la venta de vehículos.

Como ya lo señalamos, en el caso en que la venta del vehículo lo realice una persona natural, el agente de retención es la secretaría de tránsito donde se realice el traspaso del vehículo.

Cuando el vendedor del vehículo sea una persona jurídica, la retención en la fuente la hace el comprador como cualquier otra retención.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.