Revisoría Fiscal

La revisoría fiscal es un órgano de fiscalización de las empresas, que tiene como finalidad verificar el cumplimiento de normas internas y externas, y dictaminar los estados financieros, entre otras responsabilidades.

Qué es la revisoría fiscal.

La revisoría es una figura contemplada por el artículo 203 del código de comercio, la ley 43 de 1990 y otras leyes que de forma particular contienen la obligación de tener una revisoría fiscal.

La revisoría fiscal no es más que un órgano que se encarga de fiscalizar o revisar los procedimientos internos de las empresas, a fin de verificar que estas hayan cumplido normas estatutarias, y leyes que le son aplicables, y que la información contable y los estados financieros, se emitan en cumplimiento de las normas contables aplicables.

Objetivo de la revisoría fiscal.

Las empresas cumplen una función social que puede afectar a terceros, por tanto, se debe garantizar que dichas empresas actúan conforme a ley, y presenten su información contable y financiera de acuerdo a los principios de contabilidad generalmente aceptados.

En consecuencia, la revisoría fiscal es la institución llamada a brindar confianza al público en general, en cuanto a que la empresa hace las cosas como debe ser, con arreglo a la ley y a los estatutos internos, y que la información representada en la contabilidad y los estados financieros, es confiable.

La revisoría fiscal es la figura que imprime esa confianza a los terceros interesados en una empresa, como pueden ser el mismo estado, inversionistas, proveedores, acreedores, etc., puesto que el revisor fiscal está dictaminando que todo está bien en esa empresa.

Obligados a tener revisor fiscal.Empresas y sociedades obligadas a tener revisor fiscal por disposición legal y por tope de activos e ingresos anuales incluido año 2020.

Funciones del revisor fiscal.

Las funciones del revisor fiscal están dadas en el artículo 207 del código de comercio, y son las siguientes:

  1. Cerciorarse de que las operaciones que se celebren o cumplan por cuenta de la sociedad se ajustan a las prescripciones de los estatutos, a las decisiones de la asamblea general y de la junta directiva.
  2. Dar oportuna cuenta, por escrito, a la asamblea o junta de socios, a la junta directiva o al gerente, según los casos, de las irregularidades que ocurran en el funcionamiento de la sociedad y en el desarrollo de sus negocios.
  3. Colaborar con las entidades gubernamentales que ejerzan la inspección y vigilancia de las compañías, y rendirles los informes a que haya lugar o le sean solicitados.
  4. Velar por que se lleven regularmente la contabilidad de la sociedad y las actas de las reuniones de la asamblea, de la junta de socios y de la junta directiva, y porque se conserven debidamente la correspondencia de la sociedad y los comprobantes de las cuentas, impartiendo las instrucciones necesarias para tales fines.
  5. Inspeccionar asiduamente los bienes de la sociedad y procurar que se tomen oportunamente las medidas de conservación o seguridad de los mismos y de los que ella tenga en custodia a cualquier otro título.
  6. Impartir las instrucciones, practicar las inspecciones y solicitar los informes que sean necesarios para establecer un control permanente sobre los valores sociales.
  7. Autorizar con su firma cualquier balance que se haga, con su dictamen o informe correspondiente.
  8. Convocar a la asamblea o a la junta de socios a reuniones extraordinarias cuando lo juzgue necesario.
  9. Cumplir las demás atribuciones que le señalen las leyes o los estatutos y las que, siendo compatibles con las anteriores, le encomiende la asamblea o junta de socios.
  10. Reportar a la Unidad de Información y Análisis Financiero las operaciones catalogadas como sospechosas en los términos del literal d) del numeral 2 del artículo 102 del Decreto-ley 663 de 1993, cuando las adviertan dentro del giro ordinario de sus labores.

Como se puede observar, es revisor fiscal es el encargado de velar por que la empresa cumpla con sus obligaciones legales y estatutarias, y por los derechos de socios y terceros.

Ejercicio de la revisoría fiscal.

La revisoría fiscal sólo puede ser ejercida por quienes tengan la calidad de contador público.

Legalmente no se requiere que el contador publico tenga una especialización en revisoría fiscal, pero dada la trascendencia y responsabilidades del revisor fiscal, lo ideal es que la tenga.

Quién elige al revisor fiscal.

El revisor fiscal debe ser elegido por la asamblea de socios o junta de socios según el tipo de sociedad, de acuerdo al artículo 204 del código de comercio.

La elección requiere de una mayoría absoluta, esto es, el 50% más un voto.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.