Inicio » Derecho comercial. » (19 / 01 / 2010 )

Consideraciones cuando se decide pagar la deuda de un tercero

En nuestra vida, por diferentes circunstancias en ocasiones decidimos pagar la deuda de un tercero, ya sea un amigo, un socio o un familiar, para lo cual es preciso tener en cuenta algunas consideraciones.

El código civil colombiano se ha ocupado de reglamentar esta situación que no pocas veces suele ser motivo de discordia.

Veamos lo que dice el artículo 1630 del código civil:

Puede pagar por el deudor cualquier  persona  a nombre de él, aún sin su conocimiento o contra su voluntad, y aún a pesar del acreedor.

Pero si la obligación es de hacer, y si para la obra de  que se  trata se ha tomado en consideración la aptitud o talento  del deudor,  no podrá ejecutarse la obra por otra persona  contra  la voluntad del acreedor.

De lo anterior se identifican dos situaciones a saber. Una persona puede pagar la deuda de otro, así el deudor y el beneficiario del pago [acreedor] no estén de acuerdo. En principio, ninguno de los dos lo puede rechazar.

Pero si el pago de la deuda consiste en la obligación de hacer algo por parte del deudor, negocio en el que se consideró las aptitudes y competencias del deudor, un tercero podrá pagar sólo si el acreedor así lo consciente. Por ejemplo, si un mecánico experto se comprometió a pagar a al acreedor reparando su vehículo, un tercero podrá reparar ese vehículo sólo si al acreedor lo acepta, y eso sucede por lo general si el acreedor considera que el tercero tienen las mismas aptitudes y capacidades que el mecánico deudor.

Por su parte dice el artículo 1631 del código civil:

El que paga sin el conocimiento del  deudor  no tendrá acción sino para que éste le reembolse lo pagado; y no  se entenderá  subrogado  por  la  ley en el  lugar  y  derechos  del acreedor, ni podrá compeler al acreedor a que le subrogue.

Si bien una persona puede pagar la deuda de otra persona sin que esa persona lo conozca, en caso de hacerlo el único derecho que tendrá es solicitar al deudor a quien le pagó la deuda que le reintegre el valor pagado, y nunca podrá esperar a  subrogar o sustituir al acreedor, es decir, que no podrá exigir que por haber pagado la deuda entre a tener los derechos que el acreedor original tenía frente al deudor. Recordemos que el acreedor además de tener derecho a recibir el pago, eventualmente puede tener otros derechos como posibles indemnizaciones u otro tipo de beneficios, derechos que el tercero no puede alegar por el hecho de haber pagado la deuda sin avisar al deudor.

Ahora dice el artículo 1632 del código civil:

El que paga contra la voluntad del  deudor,  no tiene derecho para que el deudor le reembolse lo pagado; a no ser que el acreedor le ceda voluntariamente su acción.

En este caso, si una persona paga la deuda de otra contra su voluntad, no tiene derecho a exigir que el deudor le reintegre el pago. El reintegro sólo se puede exigir si el acreedor le cede el derecho que originalmente tiene, de suerte que tendrá que acordar esa situación con el acreedor.

Esto significa que si usted va a pagar la deuda de un tercero, asegúrese de tener la autorización para hacerlo, puesto que si paga sin que consentimiento del deudor, es muy posible que pierda ese dinero, ya que la ley no le obligará a que se lo reembolse, y bien sabemos que quienes tienen por profesión endeudarse con la intención de no pagar, conocen muy bien la ley y de allí que no muchos paguen por sus fechorías.

Opinar o comentar (Recuerda que somos de Colombia)

4 Opiniones en “Consideraciones cuando se decide pagar la deuda de un tercero”
  1. manuel buelvas barrios dice:

    pregunto que jurisprudencia existe relacionada cuendo el pago de una obligacion se hacen encontra del deudor .articulo 1632 del c.c

  2. Jairo dice:

    Como seria la contabilización del pago por cuenta de un tercero?

  3. beatriz dice:

    Buenas tardes, tengo un credito con Inversora Pichincha el cual me descuentan la cuota por nomina, pero no llega estracto de movimientos ni nada, y llame a pedir el saldo del credito y tengo que pedirlo por escrito y pagar un valor de cinco mil pesos, para que me lo den.
    Mi pregunta es yo tengo derecho a que me estreguen los movimientos de mi credito, tengo que pagar por esto? que debo hacer?

  4. Arturo Betancourt Hoyos dice:

    Y entonces cómo hacen los agiotistas, que en los pasillos de los Juzgados compran deudas, para subrogarse en todos los derechos del Acreedor y hasta reclaman perjuicios o indemnizaciones o lucro cesante? y con base en qué los jueces siguen este juego perverso?