Compartibilidad pensional

La compartibilidad pensional es una figura bastante antigua creada con el fin de que la pensión que antes pagaba la empresa, fuera asumida por el seguro social y si existiera una diferencia entre el valor pagado por la empresa y el pagado por el seguro, la empresa debía cubrir ese mayor valor.

En el pasado, las empresas solían hacerse cargo de la pensión de sus trabajadores, pensión que podía ser otorgada de acuerdo a la ley o de acuerdo a una convención colectiva o a laudo arbitral. La carga pensional de estas empresas llegaba a ser enorme, pues en el caso de las pensiones convencionales, la pensión se otorgaba con no más de 20 años de trabajo e incluso a los 50 años de edad y sobre una base y porcentaje salarial de hasta el 100%, lo que  hacía que la empresa debiera pagar grandes sumas por concepto de pensión durante muchos años respecto a un solo trabajador. Se requería un músculo financiero impresionante par asumir dicha carga.

Se introdujo entonces la figura de la compartibilidad pensional, de manera tal que la pensión a la que el trabajador tenía derecho, es pagada entre la empresa y el seguro social, es decir, que el pago es compartido.

Para que el seguro pague la parte que le corresponde, la empresa debía afiliar al trabajador y realizar las respectivas cotizaciones y el seguro sólo otorga la pensión cuando el afiliado cumpla con todos los requisitos de ley vigentes como todos los demás trabajadores, y es a partir de la fecha en que el seguro reconoce la pensión cuando opera la compartibilidad.

En reciente sentencia (septiembre 18 de 2012 expediente 32951 ) la sala laboral de la corte suprema de justicia hace un esbozo de esta figura en los siguientes términos:

De otra parte, se ha entendido, desde los  orígenes de la Ley 90 de 1946, que la finalidad de la compartibilidad pensional es la subrogación total o parcial  de una obligación que estaba en cabeza del empleador, pero que al reunirse los requisitos legales pertinentes, va siendo asumida por la entidad de seguridad social a la que se encuentren inscritos los empleadores y afiliados sus trabajadores. La misma ley solo fue reglamentada hasta 1985 por medio del artículo 5° del Acuerdo 029, aprobado por el Decreto 2879 del mismo año, que consagró esa posibilidad para los empleadores inscritos al ISS que a partir de la fecha de publicación del mismo otorgaran pensiones de jubilación reconocidas en convención, pacto, laudo arbitral o voluntariamente siempre que continuaran cotizando para los riesgos de IVM hasta el momento en que los afiliados cumplieran los requisitos exigidos por el Instituto dejando la obligación para esos empleadores de pagar el mayor valor frente a la pensión que venían reconociendo.  Posteriormente, con el acuerdo 049 de 1990, aprobado por el Decreto 758 del mismo año, se hizo una consagración similar, agregándosele en el parágrafo de su artículo 18 que esa compartibilidad pensional no operaría cuando, en la convención, pacto, laudo arbitral o acuerdo entre las partes, se dispusiera expresamente esa no compartibilidad.

En consecuencia, si el trabajador es pensionado por la empresa en vista a que cumplió los requisitos que lo hacían merecedor de la pensión, la empresa paga la totalidad de la pensión hasta que el seguro social reconozca la pensión legal. Ello significa que, de ser el caso,  la empresa debe seguir cotizando al seguro aún después de haber pensionado al trabajador hasta cuando se cumplan los requisitos para que el seguro reconozca la pensión.

Una vez el seguro otorga la pensión, que por lo general es de un monto inferior al otorgado convencionalmente por la empresa, la empresa paga únicamente la diferencia.

Por ejemplo la empresa puede pagar una pensión convencional de $2.000.000 al mes y el seguro otorgar una pensión de $1.200.000. En este caso la empresa paga los $800.000 de diferencia.

Si no hay diferencia debido a que la pensión reconocida por el seguro es de igual valor a la reconocida convencionalmente por la empresa, la empresa no debe pagar nada.

Por último, no sobra recordar que las pensiones administradas por el antiguo seguro social hoy son administradas por Colpensiones.

Adquiera la Guía Laboral 2017 con el 40% de descuento.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. tomas garibello dice:

    Distinguidos Señores:
    Con relación a la Compartibilidad pensional entre ISS y Patronos, debe aclararse que el patrono luego de pensionar a un trabajador, debe seguir cotizando al ISS, hasta cuando el tabajador obtenga este derecho a que se le pensione por esta última entidad.
    Pero que ocurre cuando el patrono no se tomó la molestia de seguir cotizando al ISS y posteriormente pretendió la compartibilidad pensional, desconociendo que el trabajador apoyó su pensión ante el ISS, tomando cotizaciones con patronos diferentes al que reconoció la pensión.
    De ser posible su respuesta les agradezco la efectún a mi correo.
    Atentamente,
    TOMÁS GARIBELLO P.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.