Costo histórico de los activos

El costo histórico de los activos fijos corresponde al valor pagado para su adquisición o construcción, más otras partidas o valores que hayan sido necesarias.

Costo histórico.

El costo histórico hace referencia los costos, erogaciones o desembolsos en que se ha incurrido para construir un producto o activo.

Desde que se inicia la construcción de un activo, o se adquiere, se incurre en ciertos costos que se van incorporando al costo del activo con el trascurso del tiempo.

Es como tener una historial de todas las erogaciones en que se incurriendo para comprar, conservar y mantener un activo a la fecha de corte en el periodo donde se determina su costo histórico.

Costo histórico fiscal de los activos fijos.

Desde el punto de vista fiscal, el costo histórico de un activo surge inicialmente de su valor de compra. A este valor se le adicionan todas las erogaciones que fueron necesarias para colocarlo en condiciones de funcionar o de generar renta.

Entre los valores y conceptos que entran a formar parte del costo histórico de los activos, se tienen los gastos de legalización, los gastos en que se haya incurrido para transportar el activo hasta su lugar definitivo, los impuestos y tasas que se hayan pagado, las adiciones, reparaciones y mejoras que se le hayan realizado, intereses o gastos de financiación, la diferencia en cambio en caso de los activos adquiridos con créditos en moneda extranjera, etc.

El artículo 69-1 del estatuto tributario señala sobre los elementos que integran el costo de los activos fijos no corrientes:

  1. Precio de adquisición.
  2. Costos directos atribuibles en la medición inicial.
  3. Menos cualquier deducción que haya sido realizada para fines del impuesto sobre la renta y complementarios.

El costo histórico es lo que el activo ha venido arrastrando desde su adquisición o construcción, y es diferente al valor comercial o al valúo catastral.

El costo histórico se construye desde el inicio de la vida del activo, que es básicamente el costo de adquisición con las incorporaciones que luego se le hagan.

Desde el punto de vista fiscal el costo de los activos puede ser reajustado con forme al artículo 70 del estatuto tributario.

Costo histórico en contabilidad.

En contabilidad tanto los activos como los pasivos son valorados según su costo histórico, que no se aleja demasiado del concepto fiscal del costo histórico.

El costo histórico en contabilidad es básicamente el valor pagado al momento de adquirir o construir el activo.

La contabilidad registra hechos de forma cronológica, y ello es el fundamento del costo histórico, que inicia con el costo de adquisición del activo o del pasivo, y a partir de allí se valoran estos conceptos.

En costo histórico además refleja otras partidas que se hayan pagado o estén pendientes de pago, que hacen parte de la contraprestación necesaria para la adquisición del activo.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.