Costo histórico en las NIIF

El costo histórico es un principio contable en las NIIF que permite registrar el valor inicial de un activo según el valor real de la inversión en que se incurrió para construir o adquirir el activo.

Medición de los activos y pasivos por el costo histórico según las NIIF.

La medición de los activos y pasivos utilizando el método de costo histórico está regulado por las NIIF en el párrafo 2.34 que en la parte pertinente señala:

«para los activos, el costo histórico es el importe de efectivo o equivalentes al efectivo pagado, o el valor razonable de la contraprestación entregada para adquirir el activo en el momento de su adquisición. Para los pasivos, el costo histórico es el importe de lo recibido en efectivo o equivalentes al efectivo o el valor razonable de los activos no monetarios recibidos a cambio de la obligación en el momento en que se incurre en ella, o en algunas circunstancias (por ejemplo, impuestos a las ganancias), los importes de efectivo o equivalentes al efectivo que se espera pagar para liquidar el pasivo en el curso normal de los negocios»

En otras palabras, bajo el principio de costo histórico, los activos se registran inicialmente a su costo de adquisición, que incluye el precio de compra, los costos directamente atribuibles para poner el activo en condiciones de uso, y cualquier otro costo necesario para llevar el activo a su ubicación y condición operativa de modo que le permita generar los beneficios esperados.

Determinación del costo histórico.

Para determinar el costo histórico de un activo, por ejemplo, se deben considerar los siguientes elementos:

  • Precio de compra: Incluye el valor que se pagó por adquirir el activo.
  • Costos directamente atribuibles: Comprende costos impuestos, licencias entre otros gastos directos relacionados con la adquisición o construcción del activo.
  • Costos adicionales necesarios para poner el activo en condiciones de uso: Si hay costos necesarios para preparar el activo en condiciones de uso, como costos de instalación o pruebas, estos también se incluyen en el costo histórico.

En general, todo pago o desembolso de recursos en que se incurra para que el activo quede operativo y en condiciones de uso, hace parte del costo histórico.

Costo histórico amortizado.

El costo histórico amortizado es aquel que además de reconocer el costo histórico determinado conforme se ha explicado arriba, se tiene en cuenta lo que se haya amortizado del activo.

Dice la norma al respecto:

«El costo histórico amortizado es el costo histórico de un activo o pasivo más o menos la parte de su costo histórico reconocido anteriormente como gasto o ingreso.»

Es implica que el valor histórico se disminuye por la amortización que se realice del activo, en reconocimiento de la pérdida de capacidad del mismo para generar beneficios futuros.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter
Deje su opinión o su pregunta.

Regístrese para informarle cuando se responda su pregunta.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.