Costos fijos

Los costos fijos son aquellos costos que la empresa debe pagar independientemente de su nivel de operación, es decir, produzca o no produzca debe pagar la misma cantidad.

Qué es un costo fijo.

costos-fijos

Un costo fijo es una erogación en que la empresa debe incurrir obligatoriamente, aun cuando la empresa opere a media marcha, o no lo haga, razón por la que son tan importantes en la estructura financiera de cualquier empresa.

Un costo fijo se deber pagar independientemente de los ingresos que tenga la empresa, de manera que son costos que no dependen de los ingresos que genere la empresa y por eso son tan importantes.

Un costo fijo, que ni sube ni baja, puede ser positivo o negativo dependiendo de las circunstancias de cada empresa.

Ejemplo de costos fijos.

Un costo fijo es por ejemplo de arrendamiento, puesto que este, así no se venda nada, hay que pagarlo.

Por ejemplo, si un comerciante paga $2.000.000 de arrendamiento por el local comercial, pagará lo mismo todos los meses así venda mucho o venda poco.

Si vende 10.000 unidades, por ejemplo, pagará igual que si vende 50.000 unidades al mes, de manera que entre más vende menor será el costo fijo por unidad, y caso contrario, entre menos venda, mayor será el costo fijo por unidad.

Otros costos fijos que tenemos son casi todos los pagos laborales, servicios públicos, seguros, etc.

Quizás el principal componente de los costos fijos es la mano de obra, por tanto, no es de extrañarnos que cada día las empresas luchen por una mayor flexibilidad laboral que les permite ir convirtiendo esos costos fijos en variables.

Gestión de los costos fijos.

Los costos fijos representan un verdadero problema para las empresas, principalmente cuando por alguna razón sus ingresos o productividad disminuyen, ya que en cualquier caso tendrán que seguir asumiendo los costos fijos, y a nadie le hace gracia que mientras los ingresos bajen los costos no.

Es por ello que las empresas hacen todo lo posible por disminuir la proporción de costos fijos, puesto que ello le permite adaptarse mejor a los altibajos operativos.

Cuando los costos fijos son elevados, en un periodo poco productivo la empresa puede presentar pérdidas, algo que se puede evitar si los costos fijos se pudieran disminuir en la medida en que la producción disminuye, propiedad que tienen los costos variables.

Lo ideal para una empresa sería que sus costos estuvieran en función de los ingresos producidos, es decir que sólo tuvieran costos variables, algo que es imposible, aunque sí es posible trabajar con un mínimo de costos fijos, y ese debe ser el objetivo de una buena gestión de costos.

Nivel ideal de costos fijos.

Como ya señalamos, los costos fijos no son buenos ni malos por definición, pues depende de muchas circunstancias, y de hecho, el apalancamiento operativo se basa precisamente en transferir costos variables a fijos.

Qué es el apalancamiento operativo

El costo fijo se considera positivo cuando la empresa puede incrementar producción sin incrementar los costos fijos, y es negativo cuando se disminuye producción sin disminuir los costos fijos.

Por supuesto que entre menor sea el costo fijo es más fácil alcanzar el punto de equilibrio, pues se requieren menos ingresos para cubrir esos costos fijos.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y enviaremos a su correo nuestra información mas reciente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.