Diferencia entre gastos y deducciones

A veces nos referimos a gastos y deducciones como si fueran conceptos diferentes, pero que en realidad son la misma cosa, y podríamos decir que la diferencia está en el contexto en el que se utilizan, ya que gasto es un término utilizado en contabilidad y deducción es un término utilizado en impuestos, pero que representan lo mismo.

Definición contable de gastos.

Las NIIF definen los gastos como los decrementos en el beneficio económico producto de la disminución de los activos, o el incremento de los pasivos, que da como resultado final el decremento o disminución del patrimonio.

Quiere decir esto que un gasto es una salida de recursos de la empresa que disminuye el patrimonio, en razón a que no se genera ningún beneficio económico como respuesta o consecuencia del gasto.

El gasto hace que el patrimonio disminuya o desaparezca, lo que lo diferencia del costo, en tanto el costo sí puede contribuir a incrementar el patrimonio mediante el aumento del valor de los activos.

El costo sí tiene la capacidad de generar beneficios económicos a la empresa, en razón a que el costo se incorpora a los activos que luego son enajenados, como es el caso de las existencias o inventarios.

Concepto de deducciones.

El término deducción es utilizado por el estatuto tributario, precisamente para hacer referencia a los gastos, pues las deducciones son entendidas como aquellos gastos necesarios, proporcionales y que tengan relación de causalidad con la actividad generadora de renta.

La legislación tributaria se refiere a dos tipos de erogaciones: costos y deducciones.

Las deducciones, son pues los mismos gastos, que pueden ser deducidos o descontados de la renta del contribuyente.

Una deducción es algo que resta, que se descuenta, en este caso, de los ingresos para determinar la renta gravable.

Un contribuyente, de sus ingresos netos puede descontar o deducir los costos de producción o los costos de venta, según el caso, y las deducciones que en le legislación tributaria como ya se dijo, hace referencia a los gastos, los cuales deben haber contribuido de forma directa o indirecta a generar renta.

Se puede concluir entonces, que no hay diferencia entre gastos y deducción, son la misma cosa, es solo que en impuestos se le llama deducción a lo que contablemente conocemos como gastos.

En los costos si se tiene el mismo concepto tanto contable como fiscalmente. Puesto que cuando hablamos de costos tanto fiscalmente como contablemente, estamos hablando de aquellas erogaciones y cargos asociados clara y directamente con la adquisición o la producción de los bienes o la prestación de los servicios, de los cuales un ente económico obtiene sus ingresos o su renta.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y enviaremos a su correo nuestra información mas reciente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.