Imputación de pagos en deudas comerciales

Cuando se tienen deudas originadas en una operación o negocio comercial, al realizar un pago parcial este se imputará en el orden que dispone el artículo 881 del código de comercio.

Orden en que se deben imputar los pagos en deudas comerciales.

Cuando se tiene más de una deuda y se paga una de ellas o parte de alguna, quien elige a cuál de ellas se debe abonar el pago es generalmente el acreedor y no el deudor.

El artículo 881 del código de comercio señala las siguientes reglas en caso en que las partes no lo hayan definido contractualmente:

  1. Si hay diferentes deudas exigibles, sin garantía, puede el deudor imputar el pago a la que elija; pero si una de las deudas exigibles tuviere garantía real o personal, no podrá el deudor imputar el pago a ésta sin el consentimiento del acreedor.
  2. El acreedor que tenga varios créditos exigibles y garantizados específicamente, podrá imputar el pago al que le ofrezca menos seguridades.

El deudor puede elegir cuál deuda pagar siempre que se trate de deudas sin garantía real o personal.

Si existe al menos una deuda con garantía, el acreedor será el que elija a cuál deuda imputar el pago, que se supone que será aquella que no tiene garantía.

Recordemos que la garantía puede ser real o personal: la garantía real es la prenda o la hipoteca, y la personal puede ser cualquier título valor como letra de cambio, pagaré, factura, etc.

Títulos valores. ¿Que es un titulo valor?

Lo que pretende la ley es que primero se paguen las deudas que ofrecen mayor riesgo de impago para proteger los intereses del comerciante o acreedor.

Imputación de pagos a intereses y capital.

En los casos en que el deudor ha incurrido en mora y adeuda capital e intereses, no hay regulación en el código de comercio respecto a la forma en que se debe imputar el pago, así que debemos recurrir al código civil que señala en el artículo 1653 en su primer inciso:

«Si se deben capital e intereses, el pago se imputará primeramente a los intereses, salvo que el acreedor consienta expresamente que se impute al capital.»

Si se permitiera primero el pago de capital y luego los intereses, el deudor podría pagar el capital y quedar debiendo los intereses por mucho tiempo sin consecuencia, pues cualquiera fuera el tiempo que tomara en pagarlos no tendría que pagar más.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y enviaremos a su correo nuestra información mas reciente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.