Terminación del contrato de arrendamiento

Por 4 abril, 2019

El contrato de arrendamiento puede ser terminado por cualquiera de las partes, unilateralmente o de forma consensuada, y con justa o sin justa causa para su terminación. Naturalmente que si el contrato de arrendamiento se termina sin que exista una causal justa, implica incumplimiento del contrato, y el incumplimiento tiene unas consecuencias.

Además, es importante tener presente que las condiciones pueden ser diferentes si se trata de un arrendamiento de vivienda, de un establecimiento de comercio de otro inmueble diferente a los dos anteriores.

Terminación del contrato de arrendamiento de vivienda.

El contrato de arrendamiento de vivienda está regulado por la ley 820 de 2003, donde encontramos las causales y las consecuencias por terminar el contrato de arrendamiento sin una causa justa.

El contrato de arrendamiento se firma por un tiempo determinado o incluso indefinido, y las partes en común acuerdo pueden terminarlo en cualquier momento según lo dispone el artículo 21 de la ley 820 de 2003.

Al terminarse en común acuerdo no hay consecuencia para ninguna de las partes, pues es su voluntad poner fin al contrato que antes acordaron firmar.

Terminación del contrato de arrendamiento por parte del arrendador.

El arrendador unilateralmente puede terminar el contrato de arrendamiento en las condiciones que señala la ley pagando las indemnizaciones a que haya lugar.

La ley expresamente dispone cuándo y por qué se puede terminar el contrato de arrendamiento por parte del arrendador, y sólo en esos casos se puede terminar el contrato sin que haya lugar al pago de clausula penal o de incumplimiento si las hubiere, pues en esos casos la ley de forma particular dispuso cómo y por qué terminar el contrato, y fijó las penalizaciones a que hay lugar.

Terminación del contrato de arrendamiento por parte del arrendador con justa causa.

El arrendador puede terminar válidamente el contrato de arrendamiento por las siguientes causales que señala el artículo 22 de la ley 820 de 2003:

  • La no cancelación por parte del arrendatario de las rentas y reajustes dentro del término estipulado en el contrato.
  • La no cancelación de los servicios públicos, que cause la desconexión o pérdida del servicio, o el pago de las expensas comunes cuando su pago estuviere a cargo del arrendatario.
  • El subarriendo total o parcial del inmueble, la cesión del contrato o del goce del inmueble o el cambio de destinación del mismo por parte del arrendatario, sin expresa autorización del arrendador.
  • La incursión reiterada del arrendatario en procederes que afecten la tranquilidad ciudadana de los vecinos, o la destinación del inmueble para actos delictivos o que impliquen contravención, debidamente comprobados ante la autoridad policiva.
  • La realización de mejoras, cambios o ampliaciones del inmueble, sin expresa autorización del arrendador o la destrucción total o parcial del inmueble o área arrendada por parte del arrendatario.
  • La violación por el arrendatario a las normas del respectivo reglamento de propiedad horizontal cuando se trate de viviendas sometidas a ese régimen.

En estos casos el arrendador no debe indemnizar al arrendatario pues la culpa de la terminación es del arrendatario debido a sus incumplimientos.

Terminación del contrato de arrendamiento por parte del arrendador sin justa causa.

Si no existe una de las justas causas señaladas anteriormente, el arrendador podrá terminar el contrato de arrendamiento unilateralmente en los siguientes casos:

  • El arrendador podrá dar por terminado unilateralmente el contrato de arrendamiento durante las prórrogas, previo aviso escrito dirigido al arrendatario a través del servicio postal autorizado, con una antelación no menor de tres (3) meses y el pago de una indemnización equivalente al precio de tres (3) meses de arrendamiento.
  • El arrendador podrá dar por terminado unilateralmente el contrato de arrendamiento a la fecha de vencimiento del término inicial o de sus prórrogas invocando cualquiera de las siguientes causales especiales de restitución, previo aviso escrito al arrendatario a través del servicio postal autorizado con una antelación no menor a tres (3) meses a la referida fecha de vencimiento:
    • Cuando el propietario o poseedor del inmueble necesitare ocuparlo para su propia habitación, por un término no menor de un (1) año;
    • Cuando el inmueble haya de demolerse para efectuar una nueva construcción, o cuando se requiere desocuparlo con el fin de ejecutar obras independientes para su reparación;
    • Cuando haya de entregarse en cumplimiento de las obligaciones originadas en un contrato de compraventa;
    • La plena voluntad de dar por terminado el contrato, siempre y cuando, el contrato de arrendamiento cumpliere como mínimo cuatro (4) años de ejecución. El arrendador deberá indemnizar al arrendatario con una suma equivalente al precio de uno punto cinco (1.5) meses de arrendamiento.

Naturalmente que es necesario indemnizar al arrendatario por cuanto se trata de una terminación en la que él no ha tenido culpa, sino que se debe a circunstancias consideradas por la ley en favor del arrendador.

Contrato de arrendamiento

Indemnización que debe pagar el arrendador al arrendatario por la terminación del contrato de arrendamiento.

En los siguientes casos el arrendador que termine el contrato de arrendamiento sin la existencia de una causal legal o válida debe indemnizar al arrendatario:

  • En el caso de terminar el contrato de arrendamiento durante las prórrogas: 3 meses de arrendamiento.
  • Cuando el contrato lleve más 4 o más años de vigencia: 1.5 meses de arrendamiento.

Por las siguientes causales no se debe pagar ninguna indemnización pero se debe constituir una garantía para el cumplimiento de las causales alegadas:

  1. Cuando el propietario o poseedor del inmueble necesitare ocuparlo para su propia habitación, por un término no menor de un (1) año;
  2. Cuando el inmueble haya de demolerse para efectuar una nueva construcción, o cuando se requiere desocuparlo con el fin de ejecutar obras independientes para su reparación;
  3. Cuando haya de entregarse en cumplimiento de las obligaciones originadas en un contrato de compraventa;

En estos casos como la terminación del contrato de arrendamiento se debe a una causa legal, no se paga indemnización pero se debe constituir una garantía en los términos del artículo 22 de la ley 820 de 2003:

«Cuando se trate de las causales previstas en los literales a), b) y c), el arrendador acompañará al aviso escrito la constancia de haber constituido una caución en dinero, bancaria u otorgada por compañía de seguros legalmente reconocida, constituida a favor del arrendatario por un valor equivalente a seis (6) meses del precio del arrendamiento vigente, para garantizar el cumplimiento de la causal invocada dentro de los seis (6) meses siguientes a la fecha de la restitución.»

No es una indemnización que se paga al arrendatario sino una caución para garantizar que las causales alegadas por el arrendador se cumplan, y si no se cumplen, entonces el arrendatario puede exigir el cumplimiento de esa garantía a su favor.

Por ejemplo, si el arrendador argumenta que necesita el inmueble para vivir en él y luego no vive allí, entonces el arrendatario puede exigir el pago de la garantía constituida, que es de 6 meses de arriendo.

El plazo para que se cumpla la causal alegada por el arrendador para terminar el contrato es de 6 meses.

No hay que olvidar que debe mediar preaviso no inferior a 3 meses, pues de lo contrario el contrato se entiende renovado por un tiempo igual al anterior.

Forma de pagar las indemnizaciones al arrendatario.

Cuando haya lugar a que el arrendador pague una indemnización al arrendatario por la terminación del contrato de arrendamiento, esa indemnización no se paga al arrendador directamente, sino que se constituye una garantía.

Dice el literal b del artículo 23 de la ley 820 del 2003:

«Consignar a favor del arrendatario y a órdenes de la autoridad competente, la indemnización de que trata el artículo anterior de la presente ley, dentro de los tres (3) meses anteriores a la fecha señalada para la terminación unilateral del contrato. La consignación se efectuará en las entidades autorizadas por el Gobierno Nacional para tal efecto y la autoridad competente allegará copia del título respectivo al arrendatario o le enviará comunicación en que se haga constar tal circunstancia, inmediatamente tenga conocimiento de la misma.»

Esa indemnización se pagará cuando el arrendatario restituya el inmueble.

Si el arrendatario no restituye el inmueble dentro del término legal, el arrendador tiene derecho a que se le reintegre la garantía constituida, es decir, el arrendatario pierde el derecho a recibir la indemnización y el arrendador podrá iniciar el proceso de restitución de inmueble.

Demanda o proceso de restitución de inmueble arrendado

Terminación del contrato de arrendamiento por parte del arrendatario.

El arrendatario (quien toma en arriendo), también puede terminar el contrato de arrendamiento unilateralmente, ya sea por una justa causa o porque es su voluntad.

Terminación el contrato de arrendamiento por el arrendatario con justa causa.

El artículo 24 de la ley 820 de 2003 contempla que el arrendatario puede terminar el contrato de arrendamiento con justa causa en los siguientes casos:

  • La suspensión de la prestación de los servicios públicos al inmueble, por acción premeditada del arrendador o porque incurra en mora en pagos que estuvieren a su cargo. En estos casos el arrendatario podrá optar por asumir el costo del restablecimiento del servicio y descontarlo de los pagos que le corresponda hacer como arrendatario.
  • La incursión reiterada del arrendador en procederes que afecten gravemente el disfrute cabal por el arrendatario del inmueble arrendado, debidamente comprobada ante la autoridad policiva.
  • El desconocimiento por parte del arrendador de derechos reconocidos al arrendatario por la Ley o contractualmente.

En estos casos naturalmente no hay que pagar ninguna indemnización pues ha sido culpa del arrendador.

Terminación del contrato de arrendamiento por parte del arrendatario sin justa causa.

Si no existe una justa causa para terminar el contrato de arrendamiento, igual el arrendatario puede terminarlo si esa es su voluntad.

El artículo 24 de la ley 820 considera las siguientes situaciones:

Antes de finalizar el contrato, es decir, durante su ejecución.

«El arrendatario podrá dar por terminado unilateralmente el contrato de arrendamiento dentro del término inicial o durante sus prórrogas, previo aviso escrito dirigido al arrendador a través del servicio postal autorizado, con una antelación no menor de tres (3) meses y el pago de una indemnización equivalente al precio de tres (3) meses de arrendamiento.»

Si el contrato de arrendamiento es de un año, por ejemplo, si a los 6 meses el arrendatario no quiere vivir más en esa casa, notifica al arrendador de su decisión de terminar el contrato y le indemniza con tres meses de arrendamiento.

Al finalizar el contrato.

«El arrendatario podrá dar por terminado unilateralmente el contrato de arrendamiento a la fecha de vencimiento del término inicial o de sus prórrogas, siempre y cuando dé previo aviso escrito al arrendador a través del servicio postal autorizado, con una antelación no menor de tres (3) meses a la referida fecha de vencimiento. En este caso el arrendatario no estará obligado a invocar causal alguna diferente a la de su plena voluntad, ni deberá indemnizar al arrendador.»

Si se termina el contrato de arrendamiento y el arrendatario no quiere renovarlo o prorrogarlo no está obligado a hacerlo, pero debe notificar esa decisión al arrendador con tres meses de anticipación y no requiere pagar ninguna indemnización.

Si la notificación no se hace dentro de los tres meses que señala la norma, el contrato se entiende renovado automáticamente, y su terminación implicará pagar la indemnización de 3 meses antes señalada, por cuanto el contrato ya se renovó por ministerio de la ley.

Indemnizaciones que debe pagar el arrendatario por terminar el contrato de arrendamiento.

El arrendatario debe indemnizar al arrendador únicamente cuando se dan los siguientes supuestos:

  1. Termina el contrato de arrendamiento sin una justa causa, y
  2. Lo termina antes de que finalice el contrato.

La indemnización será igual a tres meses de arrendamiento.

Pago de la indemnización a favor del arrendador.

Igual que con la indemnización que debe pagar el arrendador en favor del arrendatario, esta no es pagada directamente al arrendador, sino que se constituye una garantía en su favor.

Dice el literal b del artículo 25 de la ley 820 de 2003:

«Consignar a favor del arrendador y a órdenes de la autoridad competente, la indemnización de que trata el artículo anterior de la presente ley, dentro de los tres (3) meses anteriores a la fecha señalada para la terminación unilateral del contrato. La consignación se efectuará en las entidades autorizadas por el Gobierno Nacional para tal efecto y la autoridad competente allegará copia del título respectivo al arrendador o le enviará comunicación en que se haga constar tal circunstancia, inmediatamente tenga conocimiento de la misma.»

La indemnización se paga cuando el arrendador reciba el inmueble, y sino lo recibe, pierde la indemnización y el arrendatario podrá hacer entrega al inmueble a la autoridad competente del municipio respectivo.

Plazo para la restitución del inmueble o vivienda.

Una vez terminado el contrato de arrendamiento se debe restituir el inmueble, pues la ley no consideró plazo alguno.

De hecho, el artículo 2005 del código civil señala que «El arrendatario es obligado a restituir la cosa al fin del arrendamiento», sin otorgar plazo alguno para la restitución.

Lo que sucede es que, como vimos, en algunos casos la ley exige un preaviso de tres meses, y de allí se ha entendido que el inquilino tiene tres meses para entregar el inmueble, pero técnicamente el inmueble se ha de entregar cuando termina el contrato de arredramiento, sea por justa causa o no, con preaviso o no.

Ahora, si la terminación del contrato de arrendamiento está sujeta al preaviso y este no se notifica en el término legal, el contrato continúa vigente y no hay obligación de restitución.

La ley en ninguna parte ha fijado el plazo que el arrendatario tiene para restituir el inmueble una vez finaliza el contrato.

Por último, las partes libremente pueden acordar una fecha para la entrega del inmueble, pero si no hay acuerdo, es necesario iniciar el proceso de restitución y será el juez quien indique la fecha de lanzamiento o desahucio.

¿No debo pagar arriendo por los tres meses que tengo para desocupar la casa?

Formas de notificación de la terminación del contrato de arrendamiento.

Dependiendo de la razón o causa de la terminación del contrato de arrendamiento así es la forma de notificación.

En los casos en que se debe preavisar a la contraparte por disposición legal, la notificación se debe hacer por correo certificado.

Cuando la terminación se da por incumplimiento, la notificación puede hacer directamente entregando la carta de terminación al interesado con su respectivo recibido.

En cualquiera de los dos casos se trata de poder probar la notificación de terminación del contrato, sólo que en le primer caso la ley exige una formalidad especial que es el correo certificado.

Terminación del contrato de arrendamiento de establecimiento de comercio.

El arrendamiento de los establecimientos de comercio está regulado por el código de comercio.

La terminación del contrato de arrendamiento de un local comercial es un asunto más complejo en vista a que la ley no lo regula de forma detallada como en el caso de la vivienda urbana.

Básicamente un contrato de arrendamiento se termina por cuatro razones:

  • Expiración del plazo pactado.
  • Incumplimiento del contrato.
  • Mutuo acuerdo entre las partes.
  • Por cumplimiento de una orden de autoridad competente.

Terminación del contrato de arrendamiento por finalización del contrato.

El contrato de arrendamiento de un local comercial se termina cuando finaliza el plazo pactado en él, pero hay asunto que se debe observar y que está contemplado en el artículo 518 del código de comercio:

«DERECHO DE RENOVACIÓN DEL CONTRATO DE ARRENDAMIENTO. El empresario que a título de arrendamiento haya ocupado no menos de dos años consecutivos un inmueble con un mismo establecimiento de comercio, tendrá derecho a la renovación del contrato al vencimiento del mismo, salvo en los siguientes casos:

1) Cuando el arrendatario haya incumplido el contrato;

2) Cuando el propietario necesite los inmuebles para su propia habitación o para un establecimiento suyo destinado a una empresa sustancialmente distinta de la que tuviere el arrendatario, y

3) Cuando el inmueble deba ser reconstruido, o reparado con obras necesarias que no puedan ejecutarse sin la entrega o desocupación, o demolido por su estado de ruina o para la construcción de una obra nueva.»

¿Qué significa esto?

Una vez el arrendatario lleve 2 o más años en un local, el contrato de arrendamiento no se le puede terminar ya que el arrendador está obligado a renovárselo, y llegado a ese punto la terminación del contrato es posible en las siguientes situaciones:

  • Cuando el arrendatario incumple con el contrato.
  • Cuando el propietario necesite habitar en él.
  • Cuando el propietario necesite el local para montar un negocio diferente al que tenía el arrendatario.
  • Cuando el inmueble necesite ser ocupado o demolido por autoridad competente.
  • Cuando el inmueble requiera ser remodelado, reconstruido o demolido.
  • Cuando las partes acuerden terminarlo o no renovarlo.

La norma dispone que en el caso de los numerales de las causales 2 y 3 del artículo 518 del código de comercio, hay que notificar al arrendatario con 6 meses de anticipación a la fecha de vencimiento del contrato, y en caso de no hacerse, el contrato se entiende renovado.

Si el arrendatario lleva menos de dos años, el arrendador no está obligado a renovar el contrato de arrendamiento.

Terminación del contrato de arrendamiento de local comercial por incumplimiento.

Si hay incumplimiento, naturalmente que el contrato de arrendamiento se puede terminar en cualquier tiempo.

En ese caso, si el arrendatario no desocupa el local comercial es preciso demandarlo para que el juez declare el incumplimiento del contrato, se fijen las indemnizaciones a que haya lugar y se ordene el desalojo o lanzamiento.

Indemnizaciones en la terminación del contrato de arrendamiento de local comercial.

El código de comercio no contempla ninguna indemnización por la terminación del contrato de arrendamiento de un local sin causal legal; la única consecuencia es la renovación automática del contrato en ausencia de la notificación del preaviso cuando hay lugar a él.

En consecuencia, cualquier indemnización debe ser contractual o decretada judicialmente.

Es por ello que en los contratos de arredramiento se estipulan cláusulas penales o de incumplimiento, precisamente para cubrir los riesgos de una terminación intempestiva y sin justa causa del contrato.

En este caso se debe recurrir a las normas civiles sobre incumplimiento y reparación de daños y perjuicios, y si en el contrato nada se pactó de indemnizaciones, se deben alegar y probar en el proceso judicial que se inicie, y será el juez que las decrete según lo que resulte probado en el proceso.

Cobro de las indemnizaciones por la terminación del contrato de arrendamiento de local comercial.

Decíamos que el código de comercio no contempla una indemnización por la terminación sin justa causa del contrato de arrendamiento, y que esta procede si se pactó en el contrato o si se decreta judicialmente.

Para que un juez ordene el pago de una indemnización, se debe probar y cuantificar el daño que se exige reparar, y eso es una tarea incierta.

En consecuencia, para evitarnos la incertidumbre de una probable condena económica a favor, es mejor incluir la indemnización en el contrato de arrendamiento mediante una cláusula penal o de incumplimiento que incluya una tasación previa de los perjuicios de un eventual incumplimiento.

Así, el demandante no debe probar en juicio que el perjuicio se materializó, ni debe cuantificar el monto de la indemnización; lo único que debe probar es el incumplimiento, y probado este se debe asumir la consecuencia previamente pactada entre las partes: el pago de la indemnización.

Restitución del local comercial.

La restitución del local comercial se debe hacer luego de finalizado el contrato de arrendamiento por la razón que sea.

La ley no fija un plazo para su entrega, pero se entiende que expirado el contrato le asiste obligación al arrendatario de restituir el local a su propietario.

No obstante, las partes por en común acuerdo o mediante conciliación fijan la fecha de entrega del local, y si no es posible una entrega pacífica, será el juez que ordene la restitución mediante providencia judicial.

Es importante precisar que el arrendatario no tiene obligación de restituir el local si no hay causa legal o contractual para ello.

Así, cuando un propietario quiere terminar con el contrato de arrendamiento pero no existe una justa causa, no puede hacer que el arrendatario desocupe, ni siquiera mediante un proceso judicial, pues un juez ordenará la restitución sólo si encuentra una causa legal para la terminación del contrato, pero si no la hay, no hay forma de sacar al inquilino de allí, excepto si las partes llegan a un acuerdo, es decir que la única salida es el diálogo, la conciliación.

El dueño de un local no puede levantarse un día de mal genio y decirle al inquilino que le desocupe el local en una semana, y en tal situación, el inquilino puede ignorar las exigencias de su arrendador por cuanto este carece de cualquier sustento legal para expulsarlo.

Debido a que es imposible desalojar a un arrendatario del local por la mera voluntad del propietario, es que estos recurren a otro tipo de prácticas para «convencer» al arrendatario de que se vaya por su propia voluntad, y para ello recurren a prácticas como subir el canon de arrendamiento a un nivel exagerado (en los casos en que no se pactó en el contrato), no hacerle arreglos al local, obstaculizar el disfrute del local, en fin, se ponen en el papel de hacerle la vida imposible al inquilino para que se vaya.

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

10 Opiniones
  1. Brisbane School of Barbering Dice:

    You searched for – Brisbane School of Hairdressing

    Responder
  2. armando de echeona Dice:

    quiero hacer la siguente consulta el arrendatario avisa en el termino estipulado la terminacion del contrado, el arrendatario le contesta pero no va a recibirlo y el arrendador se queda un año mas y no paga los arriendos.
    Existe contrato
    son los codeudores responsables en una demanda habiendose dado por terminado el contrato pero haberse quedado el arrendador un año mas sin pagar

    Responder
  3. nelcar Dice:

    Que puedo hace si tenia un apartamento en arriendo y no pase la carta de terminación de contrato, pero no quiero seguir ahí en ese inmueble, la oficina de arrendamiento me dice que se renovó el contrato, no tengo para pagar indemnizaciones , pero necesito entregar por causales que son graves el inmueble ante quien puedo acudir para que la oficna me reciba el inmueble llevo 4 dias despues de terminado el contrato

    Responder
  4. Fernando Dice:

    Buen día

    Agradezco me puedan informar si la perturbación por ruido es una causal para terminar el contrato de arrendamiento por parte del arrendatario.

    Gracias

    Responder
    • FREDY Dice:

      Por supuesto que si existe una conducta reiterada por parte del arrendatario que perturbe la tranquilidad de los vecinos, (música alto volumen que altere el sueño etc), según el articulo 22 numeral 4 de la Ley 820 de 2003 es una justa causa para que el Arrendador exija al arrendatario la restitución y/o entrega del inmueble y por consiguiente la terminación del contrato de arrendamiento.

      Responder
  5. Diana Dice:

    Buen dia, al igual que fernando, me gustaria saber si hay ruido que no permite descansar, en nuestro caso por un sitio cercano que esta abierto hasta las 3 de la mañana, tres dias a la semana. Puede terminarse el contrato, más cuando el arrendador sabia y no fue directo en explicar el ruido que tendriamos que asumir.

    Gracias

    Responder
  6. yolima Dice:

    cordial saludo

    Cual sería el valor a pagar por indemnización o multa al arrendatario cuando es el propietario del inmueble que le termina antes de la fecha de vencimiento el contrato de arrendamiento destinado a comercio????
    el arrendatario lleva 3 años en el predio y no se pactó esta clausula en un caso así.
    gracias por su ayuda

    Responder
  7. JavierM Dice:

    Cordial saludo,
    Me queda la siguiente inquietud acerca de la Indemnización que debe pagar el arrendador al arrendatario por la terminación del contrato de arrendamiento: Se estipula indemnización de 1,5 veces el canon vigente cuando el contrato lleve más 4 o más años de vigencia, sin embargo, si esta terminación ocurriere por liberalidad del arrendador, dentro de la vigencia del contrato o sus prorrogas, igual pagará las 3 veces el canon vigente, sin importar la antiguedad del contrato?
    La indemnización de 1,5 no debe cumplir con las dos premisas: a) mas de 4 años y b) Notificar antes de 3 meses de finalizacion de las prorrogas?

    Responder
  8. Oswaldo R Dice:

    Hola Buenos Días. Quisiera Saber si el robo es causal de terminación del contrato de arrendamiento. Vivo en un apartamento ubicado en la ciudad de Cali, el edificio es de tres pisos, dos apartamentos por piso. Me cometieron un robo, y el o los ladrones tenían llaves de la puerta de la entrada al edificio y de la puerta del apartamento, el edificio no tiene vigilancia, no tiene administración y la inmobiliaria no responde. Ademas, me informaron que si quiero terminar el contrato debo cancelar los arriendos hasta que se venza el contrato, este se vence el 31 Octubre de 2019.

    Responder
  9. Gloria Dice:

    Soy la propietaria de una bodega y al recibirla se hizo una cesión de contrato de arrendamiento con una persona natural que tiene funcionando allí una Iglesia cristiana.
    El contrato se hizo en Noviembre de 2014 pero el inquilino esta desde el 2010.
    1. Por estar allí hace tanto tiempo el canon de arrendamiento esta muy bajo con respecto al bien a pesar de los incrementos hechos por ley (ipc).
    2. Las reparaciones que he hecho como propietaria son las urgentes por daños.
    3. El inquilino esta aduciendo que me entrega en 15 dias sin previo aviso y sin pago de indemnización porque hay deterioro en el inmueble y segun el le queda dificil pagar el arriendo.
    4. El inquilino dice pero no ha presentado pruebas de daños a equipos por goteras.

    Que debo hacer en este caso?

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

¿Preocupado por su pensión?