Inicio y terminación de los plazos en los contratos

Los contratos tienen una duración de terminada, desde la fecha en que se firma o inicia, hasta la fecha en que finaliza o vence el plazo para cumplirlo, fecha que es importante para determinar el incumplimiento y las consecuencias de este.

Vencimiento de contrato.

Un contrato vence cuando expira el término o plazo que se había fijado, o cuando se cumple fecha estipulada en él.

La duración del contrato se determina a partir de la fecha en que inicia hasta la fecha en que termina, y aquí es relevante conocer cada una de esas fechas.

La duración de los contratos se puede dar por días, meses o años, y

Reglas sobre la iniciación y terminación de los contratos.

Existen unas reglas que hacen claridad sobre cuando inician y cuando terminas los plazos pactados en los convenios o contratos.

En los negocios mercantiles los plazos se pueden pactar en horas, días, meses o años, etc., y ello no siempre resulta sencillo porque no todos los meses tienen la misma cantidad de días, y además hay festivos o puentes, donde no queda claro cuando expira el contrato.

Al respecto el código de comercio en su artículo 829 es quien establece estas reglas:

  • En los plazos de horas, días, meses y años, se seguirán las reglas que a continuación se expresan:
    • Cuando el plazo sea de horas, comenzará a contarse a partir del primer segundo de la hora siguiente, y se extenderá hasta el último segundo de la última hora inclusive;
    • Cuando el plazo sea de días, se excluirá el día en que el negocio jurídico se haya celebrado, salvo que de la intención expresa de las partes se desprenda otra cosa, y
    • Cuando el plazo sea de meses o de años, su vencimiento tendrá lugar el mismo día del correspondiente mes o año; si éste no tiene tal fecha, expirará en el último día del respectivo mes o año. El plazo que venza en día feriado se prorrogará hasta el día siguiente. El día de vencimiento será hábil hasta las seis de la tarde.
  • Los plazos de días señalados en la ley se entenderán hábiles; los convencionales, comunes.
  • Los plazos de gracia concedidos mediante acuerdo de las partes, con anterioridad al vencimiento del término, se entenderán como prórroga del mismo.

Cómo se cuentan los días en los contratos.

Es importante resaltar por ejemplo el caso en que los pactos se pactan por días, el día en que se pactó el plazo no se cuenta, de suerte que, si por ejemplo el día 8 de octubre de 2020 se pactó un plazo de quince días para una obligación X, el día 8 no se cuenta, sino que los 15 días se cuentan desde el día 9 de octubre.

El código hace claridad en que los plazos en días pactados entre particulares, los días que se tienen en cuenta son los días calendario, y en el caso de los plazos en días fijados por la ley, se tendrán en cuenta sólo días hábiles.

Hace claridad la norma que en aquellos casos en los que el día de vencimiento del plazo caiga en un día festivo o no hábil, el plazo se prorrogará hasta el siguiente día hábil.

Respecto de este último punto se pueden presentar dos situaciones:

  1. Que la fecha de pagar una obligación venza un día festivo. En este caso, la obligación de pagarla se hace efectiva en el día hábil siguiente, y por tanto cualquier interés de mora se contará a partir del día hábil siguiente, no desde la fecha de vencimiento que fue un día no hábil.
  2. Que la fecha de pagar una obligación venza un el último día hábil, es decir, que el día siguiente sea inhábil. En este caso, los intereses de mora empiezan a contarse a partir del día siguiente al vencimiento, puesto que la prórroga opera solamente cuando se vence en un día feriado, y en cambio la ley establece que los intereses moratorios se pagan a partir del día siguiente de haberse vencido el plazo para pagar la obligación.

En los contratos por regla general los días se cuentan de corrido, es decir, son días calendarios, de modo que no se descuentan los días inhábiles, esto es, domingos y festivos.

¿Qué pasa si el contrato no tiene fecha de vencimiento?

Si un contrato no tiene fecha de vencimiento nunca se entenderá incumplido, pues solo cuando se cumpla la fecha estipulada se puede determinar si hubo incumplimiento o no.

Pero dependiendo del tipo de contrato, o de lo que se haya pactado, no siempre es necesario que existe una fecha de vencimiento, o esta se puede determinar incluso si no existe.

Por ejemplo, es el caso del contrato de obra o labor, donde la finalización del contrato no lo determina una fecha, sino una realidad material, la terminación de la obra.

Fecha de suscripción y fecha de inicio del contrato.

La fecha de suscripción de un contrato, es la fecha en que las partes firman el contrato, y la fecha de inicio del contrato es la fecha en la que se inicia la ejecución del contrato, que si bien pueden coincidir no es así necesariamente.

Por lo general, y dependiendo del contrato, este inicia su ejecución en una fecha posterior a la fecha en que se suscribe o firma, y el plazo se inicia a contar desde la fecha en que se debe iniciar.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter

Déjenos su opinión

2 Opiniones
  1. Arroyo O Dice:

    ¿Unicamente es para contratos comerciales o para laborales tambien?

    Responder
  2. Martina Dice:

    Mi inquilina incio un contrato de arrendamiento local comercial para restaurante el 02 de mayo y decidió entregar con dos meses de contrato, le comunico que ella puede laborar hasta el 01 de julio y puede desocupar el 02 de julio, ella dice que su contrato es hasta el 02 y yo le digo que es hasta el 01 de cada mes osea que inicia el 02 y termina el 01. Quien tiene la razon?

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.