Las cotizaciones a pensión no prescriben

Por

La acción de cobro no prescribe respecto a las cotizaciones a pensión que no se realizaron existiendo la obligación de haberlas hecho.

Cuando un empleador no afilia a sus trabajadores al sistema de pensiones, este puede reclamar judicialmente el pago extemporáneo de dichos aportes para que el sistema le reconozca las semanas cotizadas según el tiempo que haya laborado.

Esto suele suceder cuando el empleador utiliza figuras contractuales diferentes al contrato de trabajo, o aun cuando bajo la figura del contrato de trabajo omite afiliar al trabajador.

Esa ausencia de afiliación perjudica gravemente al trabajador pues se aleja de la posibilidad de un día alcanzar la pensión de vejez o de invalidez si fuera el caso.

Respecto a la prescripción de las cotizaciones a pensión adeudadas la superintendencia financiera tiene dicho desde antaño que no prescriben, como por ejemplo en el concepto 2006056487 del 29 de diciembre de 2006:

«Lo anterior implica que todos los aportes, los cuales vimos que no pueden ser sustituidos y que además garantizan la viabilidad financiera del Sistema General de Pensiones, tampoco pueden ser objeto de prescripción ni mucho menos de suspensión de la acción de cobro, pues con tal proceder se haría nugatorio un derecho que es imprescriptible, criterio que en nuestro sentir resulta aplicable a las acciones de cobro de los aportes en mora en el Sistema General de Riesgos Profesionales.»

La sala laboral de la corte suprema de justicia tampoco ha reconocido la prescripción de los aportes a pensión, y es así como en la sentencia 47044 del 15 de febrero de 2017 con ponencia del magistrado Gerardo Botero ordenó el pago de las cotizaciones de más de 11 años atrás:

«Lo anteriormente analizado, lleva a condenar a la empresa demandada a realizar el pago de la reserva actuarial que determine la Administradora de Fondos de Pensiones (AFP) a la que encuentre afiliado el demandante, o se afiliare si no lo está, de acuerdo con el salario que devengaba el actor en el periodo comprendido entre el 27 de noviembre de 1991 y el día 22 de junio del año 2003, durante el cual laboró para la demandada TRASAN S.A., y a falta de prueba sobre su monto con el salario mínimo legal, cálculo actuarial correspondiente a los once años, seis meses y veintiséis días laborados y no cotizados por dicha empresa»

En consecuencia, la prescripción de los tres años que la ley laboral considera, no aplica para el caso de los aportes a pensión, y de manera que toca pagar tantos años como se prueban en el proceso, y esto deben hacerse con pago de intereses o con el llamado cálculo actuarial, lo que implica un enorme costo financiero, lo que debería ser lo suficientemente disuasivo para aquellos empleadores que no suelen a cumplir con la norma.

Conozca nuestra Guía Laboral 2018

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.