Prescripción extintiva en materia civil

La prescripción es una figura jurídica a través de la cual transcurrido el tiempo se pueden adquirir el dominio de las cosas, aquí estamos frente a la prescripción adquisitiva, pero también puede ser extintiva de derechos y acciones que podemos ejercer; hablamos de prescripción extintiva cuando ha transcurrido el tiempo establecido en la ley para ejercer ciertas acciones con las cuales podemos hacer valer nuestro derechos y no se ejercieron.

Por ejemplo: la acción posesoria que tiene por objeto conservar la posesión, prescribe en un año contado a partir del acto de molestia, entonces si el poseedor no ejerce esta acción dentro del años que establece el artículo 976 del código civil, prescribió la acción posesoria, ya no puede ejercerla y hacer valer su derecho de  poseedor.

La Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Civil y Agraria, en su sentencia de mayo 3 de 2002, expediente 6153, se refirió a la prescripción extintiva de la siguiente manera:

“prescripción extintiva. Su finalidad no es otra que la de consolidar situaciones jurídicas concretas, en consideración al transcurso del tiempo. En relación con la prescripción extintiva o liberatoria, la regla general es que el plazo fijado en la ley debe computarse a partir de cuando podía ejercitarse la acción o el derecho. Sin embargo, antes de completarse el termino legal de la prescripción puede verse afectada por los fenómenos jurídicos de interrupción natural o civil, y de la suspensión.”

Por otro lado según lo establecido en el artículo 8 de la ley 791 de 2002 la acción ejecutiva prescribe en cinco años y la ordinaria en diez, esta es la regla general, pero hay acciones que tienen tiempos diferentes establecidos para la prescripción; si la prescripción se interrumpe o se renuncia, el termino comenzara a contarse nuevamente según lo establecido en este mismo artículo. Pero, ¿Cuándo se interrumpe la prescripción?

La prescripción se interrumpe en los siguientes casos, teniendo en cuenta lo establecido por el código civil y la Corte Suprema de Justicia en la sentencia mencionada:

  • Naturalmente, es decir, por el hecho de reconocer el deudor la obligación, ya sea de manera tacita o expresamente.
  • De manera civil, por interponer demanda.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. Guillermo Zuluaga dice:

    Creo que escogió el peor ejemplo para explicar el fenómeno prescriptivo, pues el término indicado en el artículo 976 del C. Civil es de caducidad, no de prescripción, a pesar de lo expresado en dicha norma. Sucede que para la época del Código Civil no se habían deslindado los conceptos de caducidad y prescripción. Es claro, de acuerdo con dicha norma, pasado el año no pueden demandarse ninguno de los amparos posesorios a que alude la norma, de suerte que si se instaura demanda con dicho propósito, el juez puede rechazarla de plano, si de la demanda y sus anexos surge claro que se ha superado el expresado plazo legal; pero si no se advierte al inicio del proceso, el juez deberá inhibirse para fallar de fondo, si la encuentra acreditada al momento de dictar sentencia.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.