Valor probatorio de los extractos y certificaciones bancarias

Por

A la hora de elaborar las declaraciones tributarias de las personas naturales, surge la inquietud sobre la forma de soportar pasivos adquiridos con los bancos.

Los bancos como no están obligados a facturar según lo expone el artículo 616-2 del estatuto tributario, lo único que expiden a un contribuyente es un extracto o un certificado.

Para quien lleva contabilidad en debida forma, los extractos bancarios son soportes contables válidos según lo ha conceptuado el Consejo técnico de la contaduría en concepto 037 de 2002, luego, serán suficientes para soportar los pasivos e intereses, toda vez que la contabilidad llevada en debida forma es prueba válida a la luz del artículo 772 del estatuto tributario.

El problema surge para quienes no están obligados a llevar contabilidad como los asalariados, puesto que según el artículo 770 del estatuto tributario, quien no esté obligado a llevar contabilidad tendrá que soportar los pasivos mediante documentos de fecha cierta, característica que parece no tener los extractos bancarios, toda vez que en su elaboración no interviene notarios ni otra autoridad administrativa, por tanto no dejan de ser documentos privados sin fecha cierta.

No obstante, si bien los extractos bancarios  y demás certificaciones expedidas por las entidades financieras son un documento privado, por expresa disposición legal se consideran auténticos, y en ese sentido tiene pleno valor probatorio.

En efecto, el artículo 244 del código general del proceso:

«Documento auténtico. Es auténtico un documento cuando existe certeza sobre la persona que lo ha elaborado, manuscrito, firmado, o cuando exista certeza respecto de la persona a quien se atribuya el documento.

Los documentos públicos y los privados emanados de las partes o de terceros, en original o en copia, elaborados, firmados o manuscritos, y los que contengan la reproducción de la voz o de la imagen, se presumen auténticos, mientras no hayan sido tachados de falso o desconocidos, según el caso.

También se presumirán auténticos los memoriales presentados para que formen parte del expediente, incluidas las demandas, sus contestaciones, los que impliquen disposición del derecho en litigio y los poderes en caso de sustitución.

Así mismo se presumen auténticos todos los documentos que reúnan los requisitos para ser título ejecutivo.

La parte que aporte al proceso un documento, en original o en copia, reconoce con ello su autenticidad y no podrá impugnarlo, excepto cuando al presentarlo alegue su falsedad. Los documentos en forma de mensaje de datos se presumen auténticos.

Lo dispuesto en este artículo se aplica en todos los procesos y en todas las jurisdicciones.»

La ley le ha dado valor probatorio a los extractos y certificaciones bancarias, así que para efectos tributarios serán suficientes para probar los pasivos y los intereses pagados.

Se debe tener claro, eso sí, que la entidad que expida los extractos o certificados, debe ser una entidad debidamente autorizada por la superintendencia financiera.

Respecto a los intereses, es importante tener en cuenta lo que contempla el artículo 117 del estatuto tributario que reglamente su deducción.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.