Administración de los bienes de la sucesión o herencia

Cuando fallece una persona surge la duda respecto a quién le corresponde la administración de los bienes de la herencia o sucesión.

Administración de los bienes antes de la apertura del proceso de sucesión.

Una vez fallece la persona y antes de que se de apertura al proceso de sucesión, la administración de los bienes corresponde por regla general a todos los herederos conjuntamente, aunque estos pueden nombrar un administrador.

Lo normal es que la sucesión sea administrada por el albacea designado por la persona fallecida, designación que se debe hacer en el testamento.

Si no existe el albacea la administración corresponde a todos los herederos incluyendo al cónyuge.

Si no existe albacea, y los herederos no aceptan la herencia, entonces el juez podrá declara la herencia yacente con arreglo al artículo 1297 del código civil.

Recordemos que la herencia yacente hace referencia a la herencia que no ha sido aceptada ni repudiada por los herederos, y tampoco existe una albacea que la administre, por lo que esta queda en el limbo, por decirlo de alguna manera.

La herencia yacente debe ser administrada por el curador designado por el juez al declarar la herencia yacente.

Administración de los bienes de la herencia una vez se da apertura al proceso de sucesión.

La administración de los bienes hereditarios una vez se da apertura al proceso de sucesión se encuentra regulado por el artículo 496 del código general del proceso, y en principio se encuentra en cabeza del albacea con tenencia de bienes cuando el testador lo haya designado.

Las reglas a seguir son las siguientes:

  1. La tendrá el albacea con tenencia de bienes y a falta de este los herederos que hayan aceptado la herencia, con arreglo a lo prescrito por el artículo 1297 del Código Civil. Los bienes de la sociedad conyugal o patrimonial serán administrados conjuntamente por el cónyuge sobreviviente, compañero permanente y el albacea, o por aquel y los mencionados herederos, según el caso.
  2. En caso de desacuerdo entre los herederos, o entre estos y el cónyuge o compañero permanente sobrevivientes, o entre cualquiera de los anteriores y el albacea, en torno a la administración que adelanten, el juez a solicitud de cualquiera de ellos decretará el secuestro de los bienes, sin perjuicio del albaceazgo.
  3. Las diferencias que ocurran entre el cónyuge o compañero permanente o los herederos y el albacea serán resueltas por el juez, de plano si no hubiere hechos que probar, o mediante incidente en caso contrario. El auto que resuelva estas peticiones solo admite recurso de reposición.

Para que los bienes sean entregados al albacea es necesario que este manifieste la aceptación del cargo, y cuando el albacea no comparezca a aceptar el cargo, por petición del cualquiera de los herederos podrá ser requerido a manifestar si acepta o no, de conformidad con lo establecido en el artículo 1333 del código civil el cual señala lo siguiente:

«El juez, a instancia de cualquiera de los interesados en la sucesión, señalará un plazo razonable, dentro del cual comparezca el albacea a ejercer su cargo, o a excusarse de servirlo, y podrá el juez, en caso necesario, ampliar por una sola vez el plazo.

Si el albacea estuviere en mora de comparecer, caducará su nombramiento.»

Cuando el albacea con tenencia de bienes acepta el cargo se le entregaran los bienes a que se refiera su gestión, para lo cual se celebrara una diligencia a la que deberá comparecer, ya que de lo contrario caducara su nombramiento.

Cuando no se designó albacea o este no acepta el cargo, le corresponde a los herederos que hayan aceptado la herencia la administración de los bienes; en cuanto a los bienes de la sociedad conyugal o patrimonial según el caso, la administración le corresponde al cónyuge o compañero permanente y al albacea si este fue designado y acepto el cargo, a falta de este, por el cónyuge o compañero permanente y los herederos que hayan aceptado la herencia.

Por último, hay que recordar que dado el caso que no se haya designado albacea y no comparezca ninguno de los herederos al proceso una vez abierto este y transcurrido quince días desde su apertura el juez de oficio o a petición del parte declarara yacente la herencia y designara un administrador.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y enviaremos a su correo nuestra información mas reciente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.