¿Cuándo una compra es costo, gasto o propiedad, planta y equipo?

Cuando se realiza una compra, quien tiene a cargo la contabilización tiene qué decidir cómo tratará esa compra entre las tres posibilidades que existen: costo, gasto o propiedad planta y quipo. Veamos entonces algunas referencias para tomar la decisión adecuada.

¿Cuando la compra es un costo?

El Decreto reglamentario 2649 de 1993 define costo en su artículo 39

“Los costos representan erogaciones y cargos asociados clara y directamente con la adquisición o la producción de los bienes o la prestación de los servicios, de los cuales un ente económico obtuvo sus ingresos”.

Cuando lo que  un ente económico adquiere representa bienes corporales  para formar parte de su inventario, es decir para vender, procesar, o producir otro producto y luego venderlo en el curso normal de sus negocios  se trata de un costo,  por lo que este costo de la compra es recuperable cuando el producto sea vendido.

¿Cuando la compra es un gasto?

El Decreto reglamentario 2649 de 1993 define costo en su artículo 40

“Los gastos representan flujos de salida de recursos, en forma de disminuciones del activo o incrementos del pasivo o una combinación de ambos, que generan disminuciones del patrimonio, incurridos en las actividades de administración, comercialización, investigación y financiación, realizadas durante un período, que no provienen de los retiros de capital o de utilidades o excedentes”.

Por lo tanto el gasto es cuando lo que el ente económico compra va a ser destinado o está destinado para ser utilizado en el desarrollo del proceso de generar ingresos en el desarrollo de la actividad  económica y no es utilizado para venderlo, en este caso se contabilizará como un gasto.

¿Cuando una compra es Propiedad, planta y equipo?

Para que se pueda contabilizar como propiedad, planta y equipo debe cumplir las siguientes condiciones que se encuentran en el art. 64 del Decreto 2649 de 1993.

  1. Que se compre para la producción, construcción, con la intención de emplearlos en forma permanente para la producción o suministro de bienes y servicios o para usarlos en la administración del ente económico, que no están.
  2. Que no estén destinados para la venta
  3. Que tenga una duración y la vida útil exceda de un año

De acuerdo a lo anterior se puede deducir que las diferencias entre las tres compras son muy específicas,  por lo tanto es fácil clasificarlas en el momento de su contabilización ya que de la correcta clasificación depende la buena en la presentación de los estados financieros.
Adicionalmente  hay que tener en cuenta  la influencia que tiene el Iva en la clasificación de estas compras, puesto que no es lo mismo la contabilización del Iva en la compra de propiedad, planta y equipo,  a la contabilización del Iva de un gasto o  costo.  Ver Tratamiento del Iva en la compra de activos fijos.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.