Cuentas bancaria de nómina

Por

Se denomina cuenta de nómina a la cuenta bancaria que abre un empleado para que la empresa le consigne su salario.

Este tipo de cuenta bancaria, tiene la particularidad de que no se puede abrir con cualquier banco, sino con el banco que la empresa tenga convenio, de modo que el trabajador no escoge libremente el banco donde quiere que le paguen su sueldo, práctica que es cuestionable.

Sobre lo que es una cuenta de nómina, la superintendencia financiera, mediante concepto 2008036463-001 del 26 de junio de 2008, expuso lo siguiente:

(…)

Las usualmente denominadas cuentas de nómina “(...) son el resultado de un convenio celebrado entre una institución financiera y cualquier entidad pública o privada interesada en efectuar el pago de su nómina a través de la consignación que realiza periódicamente en las cuentas que para el efecto abra cada uno de sus empleados en el banco o corporación respectivo, dando lugar a que se presenten dos clases de relaciones adicionales a la existente entre trabajador y empresa, que en torno al tema debe hallarse regulada en el contrato de trabajo y las normas laborales.

“Un primer vínculo que se crea entre la institución financiera y la empresa, el cual se encuentra enteramente regido por los términos del convenio realizado al no existir en nuestra legislación norma expresa sobre el particular. Un segundo vínculo, regentado por lo estipulado en el contrato y en forma supletiva por las disposiciones civiles y comerciales que tratan sobre cuentas corrientes o de ahorro, del que hacen parte únicamente el trabajador y la entidad financiera (…)”1.

Como se observa, las cuentas de nómina implican la celebración de contratos de cuentas de ahorro o corrientes bancarias entre los trabajadores de una empresa y un establecimiento de crédito, previo convenio con el empleador, a quien le corresponde, en principio, la consignación de los salarios de los empleados para que estos dispongan de los saldos en ellas depositados no sólo mediante la utilización de la libreta sino mediante la tarjeta débito que puede ser utilizada en cajeros automáticos y puntos de pago.

Conforme a lo anterior, podemos señalar que en los contratos denominados “cuentas de nómina” los vínculos que se establecen entre el empleador y la entidad financiera regulan, en términos generales, las condiciones en que habrá de desarrollarse el servicio bancario de disposición de dineros para los trabajadores, quienes a su vez y de manera individual, mediante la apertura de cada cuenta de depósito (ahorros y/o corriente bancaria), declaran aceptar y conocer las condiciones y términos contenidas en el reglamento de la cuenta respectiva, el cual regirá las obligaciones de la institución financiera y el cliente empleado de la suscriptora del convenio general, en su condición de cuenta ahorrista y/o cuenta correntista.

En todo caso, es importante señalar que en torno al tema de las cuentas de nómina precisó la Corte Constitucional en Sentencia C-041 de 2000 lo siguiente: “(…) Igualmente, en lo relativo a pagos que tengan origen en vínculos laborales, no puede el patrono obligar a los trabajadores a abrir cuentas para recibir su salario o las prestaciones que le corresponden, y mucho menos indicarle el nombre de la institución financiera en que lo haga, pues en tales eventos lesiona sus derechos y condiciona ilegítimamente el ejercicio de su libertad”. (Negrillas ajenas al texto original).

(…)

Es claro entonces el concepto de cuenta de nómina y la ilegal práctica de las empresas de obligar a los trabajadores a tener una cuenta en x o y bancos.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

2 Opiniones
  1. Catalina Dice:

    Hola! Me parece que es irrespetuoso que el BBVA abra cuenta a pensionados del fomag, fiduprevisora, sin dar la información precisa de costos de sus servicios: (12.000 pesos por retiro en oficina), 1.450, por retiro en cajero automático, después del tercer retiro en un mes, 11.100, por mantenimiento de la tarjeta.) Fui víctima de este abuso, y cuando reclamé, se sorprendieron, oficina de Unicentro Medellin: Sí señora, los retiros en oficina cuestan 12.000 pesos. Pregunto: por qué no me informaron de ello cuando abrí la cuenta? No hay respuesta. Cada retiro realizado en cajero, costo 1.450, sin importar si era el primero, el segundo, el tercero u otro. Respuestas definitivas, una solicitud escrita para que me devuelvan los dineros retenidos sin previo aviso. Algo aún peor: en la página de dicho banco, hablan de exoneración de costos de tal cuenta. Estoy paranoica? O ese manejo es malintencionado? Y para rematar, me dirijo al cajero y me dice que la cuenta está bloqueada, por introducir clave errada. Sistema caído, reclamo nuevamente, desbloquean la cuenta, pero no puedo cambiar de clave, entonces tengo que solicitar nueva tarjeta. Me da miedo solicitar retiro en la oficina, cuesta 12.000 pesos!!! Conclusión, estoy esperando respuesta a solicitud de reintegro de dineros retenidos arbitrariamente. Y mi pensión está aún en su poder, porque el sistema se les cayó, y sus cajeros no funcionan. Estoy paranoica!!!

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

¿Preocupado por su pensión? Manténgase Informado.