Disolución de sociedades por pérdidas que disminuyan su patrimonio

Una sociedad comercial o empresa incurre en causal de disolución cuando tiene pérdidas que lleven a disminuir su patrimonio a menos del 50% del capital.

Causal de disolución por pérdidas.

Las perdidas o acumulación de pérdidas esa una causal de disolución cuando implican una disminución de su patrimonio líquido por debajo del 50% del capital suscrito en el caso de las sociedades anónimas.

Así lo señala expresamente el artículo 457 del código de comercio en su numeral segundo.

Igual causal contempla el artículo 370 del código de comercio respecto a las sociedades limitadas:

«… la sociedad de responsabilidad limitada se disolverá cuando ocurran pérdidas que reduzcan el capital por debajo del cincuenta por ciento…»

Es claro que cualquier pérdida que la sociedad presente y que disminuya el patrimonio neto de la empresa por debajo del 50% del capital, hará que la sociedad entre en causal de disolución inmediatamente.

El valor que en primer lugar se toma como referencia para determinar si se presenta la causal de disolución por disminución del patrimonio, es el patrimonio líquido o neto, no el patrimonio bruto. Esto quiere decir que al patrimonio bruto [total de activos], se restan todos los pasivos de la sociedad, y el valor resultante será el que se compara con el capital de la sociedad.

Si el patrimonio líquido representa menos del 50% del capital suscrito de la sociedad, se incurre en causal de disolución.

Capital autorizado, suscrito y pagado

Recordemos que el capital se divide en capital autorizado, capital suscrito y en capital pagado; en este caso se toma como referencia el capital suscrito sin importar si aún no se ha pagado.

Ejemplo de la causal de disolución por pérdidas y disminución del patrimonio.

Supongamos una sociedad anónima con la siguiente información:

Concepto. Valor.
Patrimonio bruto  $25.000.000
Pasivos  $17.000.000
Patrimonio neto  $8.000.000
Capital autorizado  $30.000.000.
Capital suscrito  $20.000.000.
Capital pagado  $15.000.000.
Capital suscrito por cobrar  $5.000.000.

Para determinar si esta sociedad está en causal de disolución tomamos el patrimonio líquido y el capital suscrito.

Luego:

  • Patrimonio líquido: 8.000.000.
  • Capital suscrito: 20.000.000.

Vemos que el patrimonio líquido equivale al 40% del capital suscrito, de suerte que, si esa disminución del patrimonio obedeció a una pérdida, indudablemente la sociedad está en causal de disolución, puesto que está por debajo del 50% contemplado por el código de comercio.

Pasivos elevados no implican causal de disolución.

Que la empresa tenga pasivos elevados no implica que entre en casual de disolución, ya que lo que genera la causal es la existencia de pérdida que lleven a esa disminución.

Por ejemplo, una empresa puede tener la siguiente estructura:

Activos  1.000.
Pasivos  900.
Capital.  100.

La empresa tiene un pasivo exceso en relación con el capital, pero no por ello se configura una causal de disolución.

Si la empresa en un año genera una pérdida superior a 50, sí entra en causal de disolución ya que el capital quedaría reducido en más de un 50%.

Se observa que entre más elevado sea el pasivo, mejor margen se tiene para absorber pérdida sin entrar en causal de disolución.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y enviaremos a su correo nuestra información mas reciente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.