Contrato de comisión – En qué consiste

En el contrato de comisión es un tipo de mandato comercial en el intervienen dos partes, el comisionista y el comitente, donde el primer ejecuta un negocio por cuenta del segundo.

Definición de comisión.

contrato-comision

Se suele denominar comisión al pago que se le hace a un tercero por hacer algo por nosotros, pero la definición de contrato de comisión es distinta.

Señala el artículo 1287 del código de comercio:

«La comisión es una especie de mandato por el cual se encomienda a una persona que se dedica profesionalmente a ello, la ejecución de uno o varios negocios, en nombre propio, pero por cuenta ajena.»

El contrato de comisión consiste en comisionar a alguien para que haga un negocio por nosotros, a cambio de una remuneración que se suele llamar precisamente comisión.

Se denomina comisionista a la persona encargada de realizar uno o varios negocios, en nombre propio, pero por cuenta ajena, y se llama comitente quien encomienda al comisionista.

Contrato de mandato comercial

Forma del contrato de comisión.

El código de comercio no impone ninguna formalidad en el contrato de comisión así que este puede ser verbal o escrito.

Como siempre, lo ideal es siempre sea por escrito donde se pacte el negocio, la condiciones de este, los plazos y la remuneración, que suele ser un porcentaje del valor del negocio o un valor fijo.

Responsabilidades del comisionista.

El comisionista, que es el encargado de ejecutar los negocios encargados, tiene las siguientes responsabilidades u obligaciones:

  • Será responsable por la pérdida de las cosas que este en poder de él como consecuencia de la comisión.
  • Responderá por los bienes que reciba, de conformidad con los datos establecidos en el documento de remesa.
  • Debe hacer constar ante la autoridad policiva de la ocurrencia del caso fortuito y el lugar donde ocurrió.
  • Debe dar aviso del deterioro o pérdida de las cosas o su comitente de forma inmediata.
  • Asegurar las mercancías que envía por cuenta ajena.
  • En caso de no poder realizar el seguro por el precio y condiciones que le haya designado el comitente, debe dar aviso a este, de la situación.
  • También será responsable por los perjuicios que cause, por no cobrar oportunamente los créditos o usar los medios legales para conseguir el pago.

Así mismo como el comisionista tiene las responsabilidades mencionadas anteriormente, también existen situaciones por medio de las cuales puede eximirse de dicha responsabilidad. Por ejemplo, en caso de pérdida de las cosas, si el comisionista para devolver dichas cosas hace uso de las instrucciones dadas por el comitente, según lo establecido en el artículo 1292 del código de comercio asume la perdida el comitente.

Lo anterior debido a que consideró el legislador que, si bien el comisionista solo se limitaba a hacer lo estipulado en las instrucciones dadas por el comitente, era injusto que si las cosas se perdían haciendo al pie de la letra lo dicho por el comitente soportara la responsabilidad el comisionista.

Respecto a los bienes que recibe de acuerdo con el documento de remesa, no responderá cuando haga constar las diferencias, según lo establecido en el artículo 1293, que dice lo siguiente:

«El comisionista responderá de los bienes que reciba, de acuerdo con los datos contenidos en el documento de remesa, a no ser que al recibirlos haga constar las diferencias por la certificación de un contador público o, en su defecto, de dos comerciantes.»

Por otro lado, tampoco será responsable de la pérdida o deterioro de la cosa, cuando esta sea consecuencia de caso fortuito o por vicios inherentes a ellas.

Terminación del contrato de comisión.

El contrato de comisión termina por ejecución del negocio encargado, y por muerte o inhabilitación del comisionista según el artículo 1303 del código de comercio.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y enviaremos a su correo nuestra información mas reciente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.