La forma correcta de donar sus propiedades

Por

La donación de bienes y propiedades es un procedimiento normal que realizan las personas, en especial entre familias, pero en la mayoría de los casos se hace incorrectamente.

La donación es la figura mediante la cual una persona transfiere a otra el dominio de una propiedad de forma gratuita, lo que por supuesto es legal pero tiene sus límites.

Para que la donación sea válida y se considere como tal, debe hacerse conforme lo contempla la norma, en especial con los bienes inmuebles que es quizás lo de más cuidado.

Regalarle un televisor o un reloj a un familiar o amigo no requiere de formalidad alguna, pero si lo que se regala es un apartamento el asunto cambia.

Sucede que cuando un padre, por ejemplo, quiere dejarle a uno de sus hijos alguna propiedad, van a la notaría y hacen una escritura de compraventa donde se fija un precio en realidad nunca se hace efectivo, y eso, señores, es simulación, de manera que cualquier persona que tenga interés jurídico en ese negocio, puede interponer la acción de simulación para conseguir que un juez declare la nulidad de esa escritura y el inmueble regrese la patrimonio del vendedor ficticio.

Por ejemplo, es común que un padre o una madre quieran beneficiar a su hijo preferido y en vida la transfiere la propiedad de un apartamento, de manera que luego de morir, ese apartamento no entra entre los bienes que se deben repartir entre los herederos, lo que sin duda afecta el interés de los otros herederos.

Igual maniobra hace el marido para dejar a su esposa sin propiedades: transfiere la propiedad de sus bienes a familiares para desaparecer su patrimonio y dejar a su cónyuge sin nada.

Simular una compraventa para afectar intereses de terceros es la forma más común para defraudar acreedores  (bancos, Dian, prestamistas, etc.); es la manida manera de insolventarse, así que esa no es la forma correcta de regalar las propiedades.

Contrato de donación.

Si usted, de buena fe quiere regalarle sus propiedades a otra persona, debe hacerlo mediante el contrato de donación, que debe constar mediante escritura pública, y en algunos casos debe contar con la autorización del notario.

Eso es así para evitar la defraudación a terceros.

Consulte: Características y requisitos del contrato de donación.

Recordemos que la donación implica que el patrimonio del donante se disminuya en la misma cantidad que se incrementa el patrimonio del donatario, lo que no sucede en la simulación del contrato de compraventa, pues el vendedor que posa de donador, transfiere el dominio al supuesto comprador pactando una contraprestación (precio) que nunca se paga, por lo que sigue existiendo una cuenta por pagar y por cobrar que impide que los patrimonios de uno y otro se afecten como debe suceder en una donación.

En consecuencia, nada de regalar las propiedades utilizando una figura diferente al contrato de donación, pues de otra forma será una simulación y el negocio jurídico queda expuesto a una futura acción judicial en procura de su anulación.

Tenga en cuenta que una donación tiene efectos fiscales, y  a la Dian no se opone que usted regale lo suyo siempre que le paguen los impuestos que correspondan.

El tema de las donaciones es amplio y complejo, por lo que le invitamos a consultar los artículos de la sección de donaciones.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.