La propiedad horizontal no puede prohibir, restringir ni sancionar la tenencia de mascotas

Con marcado asombro he venido recibiendo en la consulta profesional diferentes requerimientos en cuanto la legalidad de las prohibiciones, absurdas restricciones y hasta sanciones que están imponiendo algunas Copropiedades respecto a la tenencia de mascotas [animales domésticos], en especial al mejor amigo del hombre, por lo que he considerado, guardando la debida reserva profesional, hacer público el tema por la trascendencia social que conlleva.

Sin ir más lejos, tomando como referencia inmediata el Régimen Legal de la Propiedad Horizontal contenido en la Ley 675 de 2001, encontramos que el Parágrafo del Artículo 74, dispone:

“…Parágrafo. Los reglamentos de las Unidades Inmobiliarias Cerradas establecerán los requisitos para la permanencia de mascotas (animales domésticos)….”

Esto es, con absoluta claridad legal, tenemos que las Copropiedades no están facultadas  sino únicamente para establecer “…requisitos para la permanencia de mascotas…”, pero en momento alguno podrán imponer restricciones que amenacen la libre tenencia de estas, ni mucho menos prohibiciones y consecuencialmente tampoco podrán imponer sanciones de  naturaleza alguna por la inobservancia de unas u otras, de tal manera que las Copropiedades que las adopten, por más mayoría absoluta que concurran en la decisiones, y se consagren de la manera que se consagren en los Manuales de Convivencia, están asumiendo facultades que no les ha sido deferidas por la ley, y por consiguiente conviven en la mezquindad de la ilegalidad absoluta, siendo tales restricciones, prohibiciones y sanciones inoponibles, inaplicables e inexigibles de pleno derecho.

La Corte Constitucional, vía Acción de Tutela ha tenido que intervenir en múltiples ocasiones ante los desvaríos de algunas Administraciones al respecto, y es así como en histórico célebre pronunciamiento contenido en la Sentencia T-035 de 1997 , sentó:

“…Para la Sala no hay duda sobre el estrecho vínculo que presenta la tenencia de un animal doméstico con el ejercicio de derechos por parte de su propietario o tenedor, los cuales deben ser objeto de protección y garantía jurídica. Frente a esta situación, los derechos fundamentales que en forma diáfana se relacionan son los relativos al libre desarrollo de la personalidad y a la intimidad personal y familiar.

La tenencia de animales domésticos constituye un ejercicio de los derechos fundamentales al libre desarrollo de la personalidad y a la intimidad, con las limitaciones que imponen los derechos de los demás.

Dentro del régimen de propiedad horizontal el mantenimiento de animales en el lugar de habitación se sujeta a condiciones mínimas de convivencia señaladas en el reglamento de copropiedad o por la asamblea de propietarios.

Los conflictos que se originen con ocasión de la tenencia de animales, y que den lugar a perturbaciones, se resolverán por las autoridades de policía, y a través de la tutela cuando las decisiones de aquellas constituyan vías de hecho o se demuestre la existencia de un agravio constitucional irreparable, así como ante la vulneración o amenaza de un derecho fundamental…”

Pronunciamiento  ampliado en la Sentencia T-119 de 1998 , al recalcar que es imposible y absurdo pretender que los animales se abstengan de ladrar o generar algún tipo de sonido, como quiera que es de su propia naturaleza y que ello hace parte de los sonidos que normalmente se derivan de la vida en común y que son propios de la ciudad o los campos, como los producidos por los vehículos, los equipos de TV o radio y los mismos seres humanos:

«Carece de soporte la pretensión de prescindir de los animales para eliminar de tajo cualquier percepción de sus ladridos, pues esa solicitud responde a una concepción tan radical del derecho a la intimidad que comporta necesariamente el sacrificio total del derecho. No se trata de impedir que cualquier emanación de sonidos llegue al oído de quien no quiere percibirla en lo más mínimo, sino de la interdicción de emanaciones sonoras que al traspasar ciertos límites se convierten en ruidos insoportables. Propio de la naturaleza de los perros es ladrar y no es razonable exigirle a sus dueños que lo impidan, que estén pendientes del momento en que lo hacen o de regular la intensidad de los ladridos (...)».

Así las cosas, la Administración de la Copropiedad puede SOLAMENTE REGULAR pero NO RESTRINGIR NI SANCIONAR la permanencia de mascotas, partiendo del marco de la Ley 84 de 1989 Estatuto de Protección Animal, incorporando UNICAMENTE las medidas preventivas correspondientes del Código Nacional de Policía, los Códigos Municipales de Policía, la Ley 746 de 2002, y la Resolución 240 de 2014 [que derogó la Resolución 1095 de 1999]
expedida por la Alcaldía Mayor, para Bogotá, pero no podrá imponer prohibiciones, condiciones de movilidad, transporte, insonoridad, o cualesquier otra diferente a las establecidas en las leyes y reglamentos de policía, e insistiendo en que por ningún motivo podrá sancionar económicamente ni de ninguna otra forma a los Copropietarios/Arrendatarios que de una u otra forma llegaren a infringir tales regulaciones.

Lo paradójico es que estas situaciones de acoso, se continúan presentando recurrentemente en exclusivas copropiedades urbanas y recreativas donde residen, de aquellos fulanos que disfrutan con el sufrimiento del toro y que ahora elevan la apuesta al disfrute con el dolor de un niño que no puede tener su perro… algo, quizá mucho, de psicópatas tienen estos chinescos personajes de manzanilla y olé…

Lo invitamos tanto, a ejercer sus derechos y los de sus mascotas, a través de la Acción de Tutela, como a rescatar un amigo

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

131 Opiniones
  1. YOLIMA dice:

    Buenas tardes vivo en un conjunto residencial en el piso 3 el problemas esta desde que me pase, en el segundo piso vive una señora con su hijo y un perro Schnauzer, la señora se va desde las 5 am y el hijo a las 5:30 a estudiar,y dejan solo al perro y empieza desde esa hora a ladrar a veces dura hasta una hora ladrando, aullando etc se calla y vuelve a los mismo con cualquier ruido o ladrido de otros perros, en 2 oportunidades e puesto la queja a la administradora y le hace llamados de atención y la señora dice que si que ella le va a colocar bozal para que no ladre, y sigue por lo mismo que debo hacer la rabia y la frustración me tienen en un estado de sensibilidad que peleo con todo el mundo y mi vida esta hecha cuadritos,acaso no tiene uno derecho de estar tranquilo?

    • Tolerancia dice:

      Señora, sin irrespetar es necesario que usted salga a caminar, se dedique a hacer algo por la sociedad, encerrándose todo el día en un apartamento puede resultarle desesperante hasta el sonido del tic tac de un reloj, Por otra parte considero que la solución es que el perrito asista también a una guardería, o que alguien lo cuide todo el día, podría ser usted y así podría ganarse un dinero extra. Con todo cariño.
      Tolerancia.

  2. Vilma dice:

    Buenos días, vivo en Chia en un conjunto de casas y esporadicamente mis perros ladran o aullan al escuchar ruidos como ambulancias o el ladrido insistente de otros perros. La Administración me ha entregado una multa indicando que debo pagar por que en el manual de convivencia se indica que incumplimos con “Artículo 42. Las actividades que causen ruidos molestos y perturben la tranquilidad de la Copropiedad.” y adicionalmente dicen: “ARTÍCULO 59.- No podrán permanecer en ningún caso en el Conjunto, animales agresivos o de naturaleza peligrosa o PERTURBADORA QUE GENEREN RUIDO PERMANENTE QUE ALTERE LA TRANQUILIDAD Y CONVIVENCIA EN EL CONDOMINIO.
    ARTICULO63.- Todas las mascotas deberán transitar dentro de los predios del Conjunto con TRAILLA PUESTA y en compañía de su tenedor. Las mascotas que requieran d bozal deben hacer uso del mismo. EL PROPIETARIO DEBERA VELAR PORQUE LAS MASCOTAS NO PRODUZCAN RUIDO QUE MOLESTE A LOS VECINOS.”

    Yo he leído sus artículos al respecto y entiendo que no es legal legal es que me envíen multa y me digan que se incrementan cada vez que esto ocurra y que adicionalmente mis mascotas no podrán permanecer en el conjunto. pero todo lo amparan en el lay 675 de 2001 .

    Que puedo hacer? como puede ejercer una tutela ? Estoy obligada a pagar la multa?

  3. John Mario Ordoñez G dice:

    Esto es lo que llamo “saber utilizar el derecho” en pro de muchos. Quiero darte las gracias por el apunte ya que en las propiedades horizontales abusan y atropellan estos derechos.

  4. Tania Cortes Calvo dice:

    Es permitido que él conjunto donde vivo, prohiba que mi perro haga sus necesidades dentro del conjunto teniendo en cuenta que siempre sé le recogen. O solo es permitido que sancionen en caso de que no se les recoja. Muchas gracias. Sería gran ayuda si me pudieran colaborar.

  5. julia lopez dice:

    reitero la pregunta de Tania Cortes: Es permitido que la administración por un solo vecino de 20 que ejerce funciones en el consejo, presione a la administración y mediante el manual de convivencia que sabemos nadie lee, prohiba que un perro (pequeño además) haga sus necesidades dentro del conjunto teniendo en cuenta que siempre se recogen aduciendo que transmiten enfermedades por orina y heces cuando son zonas verdes y con tanta lluvia en Bogota y la buena tenencia del canino (vacunas, veterinario) esto no es posible y sino nadie podria caminar por Bogotá con tanto popo de caninos con dueños irresponsables.

  6. Lupita dice:

    Buenas tardes, en el edificio do de vivo me prohiben tener a mis dos perras, porque segun el manual de convivencia solo se permite 1 perro por apartamento, el resto de animales si puedes haber los que quieran (gatos, pajaros, etc.) Primero que todo pienso que uno tiene los animales quiera y pueda mantener, segundo creo que es discriminacion hacia los perros. Tercero no soy la unica qie tiene dos perros, hay apartamentos con 3 y otros con cualquier cantidad de gatos. Dicen que es por salud, poro sinceramente creo que es porque a la president de condominio y administradora no le gustan los perros. Quisiera saber si me pueden prohibir tener a mis dos perras que ademas tienen 8 y 9 años conmigo respectivamente y jamas se han separado ni de mi ni ellas dos. Gracias!

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.